El acoso ‘mata’

“A ver si nos enteramos de una vez –explica Mi amigo Benjamín– que las personas que sufren acoso no son culpables de nada, que los únicos culpables son los acosadores y acosadoras que campan a sus anchas en las empresas, en los colegios, en las instituciones, en la Administración, en las calles.

“A ver si nos enteramos de una vez –explica Mi amigo Benjamín– que el daño que reciben las víctimas de acoso afecta gravemente a su vida y a su salud. Sí, Sociedad, sí… gravemente a su vida y a su salud.”

“A ver si nos enteramos de una vez –explica Mi amigo Benjamín– que el acoso ‘mata’. Sí, el acoso quita vidas, mata. El acoso laboral produce la muerte moral del trabajador. El acoso escolar provoca el suicidio de niños y niñas. El acoso sexual no para de matar.”

El acoso es una actuación tan perversa, que no sólo hay que pensar en el caso extremo de la muerte física, sino que siempre provoca otro tipo de muerte, una muerte en vida

“A ver si nos enteramos de una vez –explica Mi amigo Benjamín– que el acoso produce un daño moral, y que ese daño moral hay que repararlo, como hay que reparar el daño físico o psíquico derivado del hostigamiento y la violencia.

“A ver si nos enteramos de una vez –explica Mi amigo Benjamín– que para acabar con el acoso necesitamos apostar por la prevención, por la reparación del daño causado a la víctima y por el castigo a los acosadores o acosadoras.”

Estoy completamente de acuerdo con Mi amigo Benjamín. El acoso es una actuación tan perversa, que no sólo hay que pensar en el caso extremo de la muerte física, sino que siempre provoca otro tipo de muerte, una muerte en vida. El acoso laboral mata la creatividad, el esfuerzo, los sueños y las relaciones profesionales de las víctimas. El acoso escolar sumerge a niños y niñas en un mundo oscuro que mata su alegría, su inocencia, su formación. El acoso sexual mata con crueldad, pisotea la dignidad de la persona y a la persona como ser humano.


Carta de una víctima a su agresor /Paula Buedo Torrejón / 1º Bachillerato CCSS, Colegio Castilla

maltratador Querido maltratador:

Digo querido, porque en antaño te quise. Nunca más.

Te quise porque me dijeron que tus celos te volvían loco por amor, pero tus golpes no decían los mismo. Querías hacerme tuya, solo tuya, porque me querías tanto que te negabas a compartirme, como quien se niega a compartir un coche, su vaso, su propiedad. Y es que yo ya no era una persona, era un objeto. Era tu objeto.

Pero esto no me lo dijo nadie. Desde pequeña me dijeron un “quien se pelea, se desea” que se convirtió en “lo hace por amor” cuando me empecé a dar cuenta de que eras una piedra atada a mis piernas, una piedra que me hundía, que me ahogaba. Pero maquillabas esto con un perdón y nunca me dijeron que debía rechazar tus disculpas.

No, me dijeron que me querías, que te diese otra oportunidad, que tú no eras “así”, que tú no eras un monstruo.

(Paula Buedo Torrejón – Ganadora del  Concurso  contra la violencia de género convocado por el Ayuntamiento de Torrejón de la Calzada (2016) con “Carta de una víctima a su agresor”.)


Publicidad - Jupsin (pequeño)

Entrevista/Marcelino García, secretario estatal de Riesgos Laborales de La UniónGC

“La Administración reconoce 52 suicidios desde 2012 hasta finales de 2016. En los dos primeros meses de 2017, se han suicidado 5 guardias civiles“. Estas son las terribles cifras que ofrece a jupsin.com, en esta extensa y dura entrevistaMarcelino García, secretario estatal de Riesgos Laborales de la Unión de Guardias Civiles (UniónGC). Para este guardia civil, destinado en Burgos, “nuestro cuerpo no está sensibilizado con la Prevención de Riesgos Laborales, es algo a lo que no se le da importancia y que está en un segundo plano”.

Marcelino García reconoce que en la Guardia Civil se producen situaciones de acoso, de forma principal de los mandos a los subordinados, en la vertiente laboral y sexual, y afirma: “las asociaciones profesionales como la UniónGC no vamos a ser cómplices con nuestro silencio”.

Al preguntarle sobre qué es ser Guardia Civil hoy, la respuesta de Marcelino García refleja una realidad que no por sorprendente es menos real, “Hoy ser Guardia Civil significa ser el agente peor pagado, el agente con menos derechos adquiridos y más deberes.” 

Sin embargo, tenemos que destacar, y así lo hace Marcelino García en la entrevista concedida a jupsin.com, que la Guardia Civil es un cuerpo policial altamente ‘profesionalizado’ y ‘cualificado’, y el más valorado, “pero que requiere una reestructuración de sus unidades acorde al siglo XXI”.

Marcelino García, secretario estatal de Riesgos Laborales – UniónGC

The final countdown / Hilda I. Arbonés

Existen varias fórmulas para poner fin al acoso laboral que sufres día a día en tu centro de trabajo, ninguna fácil. Esas fórmulas van desde el abandono voluntario del trabajo, a la interposición de la correspondiente demanda judicial.

Verás, la primera opción –abandono voluntario del trabajo- no la contemplamos en jupsin.com, así que voy a darte con este post unas orientaciones para preparar tu cruzada judicial contra el acoso laboral:

1.- Como decía acertadamente León Tolstoy: “los dos guerreros más importantes son la paciencia y el tiempo”. Ten presente que la batalla judicial contra el acoso va a ser larga y ardua, por lo que necesitas estar en plenas facultades. Por ello, mi primera recomendación es que no sólo estés perfectamente asesorado jurídicamente, sino que también estés preparado psicológicamente.

2.- Analiza detalladamente en qué situación te encuentras. No va a ser lo mismo que plantees un contencioso si estás en situación de incapacidad temporal que si estás trabajando con normalidad. Mi opinión de cara a una mejor defensa judicial, es que intentes aguantar de alta médica, aunque reconozco que es tremendamente duro y difícil. De esa forma, tienes unas mejores probabilidades de recabar información y pruebas para tu futura defensa.


BanerProducciones Mala Mala


Entrevista/Dr. Juan Seguí, Jefe de Psiquiatría Hospital Universitario Sagrat Cor Quirónsalud

El 69% de los alumnos españoles de 15 años se siente mal si no se conecta a internet, según un reciente informe de la OCDE. Y siete de cada diez adolescentes de esa edad admiten que no pueden vivir sin estar conectados. Son datos preocupantes y que según el Dr. Juan Seguí Montesinos “nos llevarán a crear una Unidad específica para el tratamiento de la adicción al móvil, una realidad existente, en crecimiento y preocupante”.

jupsin.com entrevista a este veterano psiquiatra, doctor en medicina y Jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Sagrat Cor Quirónsalud de Barcelona: “La primera dificultad para el tratamiento de esta adicción al móvil es que los pacientes no la reconocen, no son conscientes del problema ni de los daños que les puede ocasionar”.

“La adicción al móvil es una realidad existente, en crecimiento y preocupante”

Banner-Seminario-1852x352-FJD


Preparación psicológica ante la demanda y el proceso judicial / Psicología Velázquez

Los procesos judiciales acarrean, a todas las personas inmersas en ellos, una serie de emociones negativas vinculadas al desconocimiento del propio procedimiento, generan una incertidumbre constante y como consecuencia, sintomatología de ansiedad.

Por este motivo, es completamente necesario informar a la persona de los pasos a seguir, pues tan solo con aportar información relativa a su caso, la ansiedad mencionada disminuirá considerablemente.

Si un caso de divorcio contencioso, es decir, un divorcio donde las partes no llegan a un acuerdo, genera una serie de síntomas fisiológicos incómodos, en un caso de acoso laboral  se propicia un malestar aún más intenso, pues no es sólo el procedimiento en sí, sino por ejemplo, el ver a la persona o personas que han ejercido el hostigamiento.


¿Qué debo hacer si mi hijo sufre acoso escolar? / Elena Rubio, ‘la psicóloga en tus zapatos’

La confirmación de que tu hijo sufre acoso escolar es como una jarra de agua helada por todo el cuerpo. Que no te paralice y no te haga entrar en pánico. Tu hijo te necesita en tus plenas facultades, bastante mal lo está pasando él ya como para tener a su lado a su principal cuidador y figura de referencia desbordado y fuera de sí.

Piensa que con frecuencia los hijos no quieren contar el bullying que están sufriendo por miedo a las reacciones desproporcionadas de los padres.  No le des motivos para esto. ¿Cómo debes actuar ante esta situación?

enea_banner_grande (sin marco)


7 de cada 10 niños sufren bullying en México / Linnette Avendaño, desde México

Es una realidad la normalidad en la que convivimos con la violencia, y las diferencias de violencia y agresión. Tanto si estás familiarizado con el tema como si no, me gustaría que tuvieras la oportunidad de distinguir un tipo de violencia que se desarrolla en el entorno escolar y que cada vez tiene más presencia en las redes sociales: el bullying.

El bullying, también conocido como acoso escolar, puede afectar psicológica y físicamente a una persona.

En 2017, México ocupa el lugar número 12 entre los países de la OCDE por casos de bullying. Tan solo tres años antes, en 2014, ocupaba, tristemente, la primera posición (datos ofrecidos por Gabriela Ramos, Jefa de Gabinete y Portavoz ante el G20 del organismo)

Linnette Avendaño, Licenciada en Psicología – Desde México para jupsin.com


Padres, familia y acoso escolar / Alberto Barranco, nuestro ‘hermano mayor’

Estamos en un país donde se nos da demasiado bien juzgar (generalmente basado todo en nuestro propio criterio y sin pruebas) a otras personas por las razones que sean. Nos creemos en la verdad absoluta de cuanto sabemos o creemos saber.

Así ocurre también en los casos de acoso escolar, casi siempre el señalado es el adolescente acosador y al que sacan de su centro educativo es al adolescente acosado. Y ya está, problema resuelto, así es como solemos hacer las cosas. Una vez más estamos equivocados, para poder conciliar una solución debemos ser conscientes de donde viene la raíz del problema y hacia donde trascienden las ramificaciones del mismo.


¿Cuándo es delito el acoso escolar? / Sara García, Legálitas

La lucha contra el acoso escolar es tarea de toda la Sociedad, fundamentalmente mediante la prevención.

Además de las distintas campañas de sensibilización que desde las entidades públicas y privadas se están realizando, el centro escolar y los padres serán claves para lograr el rechazo por parte de los niños a estas situaciones y su empatía con las víctimas 

No obstante, en ocasiones los tribunales de justicia se ven en la necesidad de actuar, ya que el acoso escolar puede ser delito. Incluso puede ser constitutivo de varios delitos.

Aunque nuestro Código Penal no recoge expresamente un tipo penal llamado ‘acoso escolar’, sí prevé una serie de delitos en los que puede encajarse la conducta o conductas.

APP Legálitas contra el acoso escolar


Troles: los Pot, Pat, Poopey y Holley 2.0 / Cristina Monge

Recuerdo cuando era joven que mi madre nos decía siempre eso de: Tened cuidado con los acosadores’. Por entonces esos acosadores los ‘pintábamos’ desnudos y sólo con una gabardina, que abrían a su paso por al lado de jovencitas que comían pipas en un banco. Los tiempos han cambiado, y a los acosadores de gabardina ahora se les llama troles.

Si yo oigo la palabra troll, inevitablemente pienso en David el Gnomo (serie que nos marcó a los niños de mi generación). Pot, Pat y Poopey, además de Holley que era el único capaz de pensar, eran los malos de la serie, y constantemente estaban tratando de molestar a los gnomos, buscando la atención y la venganza. Pues válgame el ejemplo de mi infancia, para extrapolar esta figura del troll al bosque 2.0 de hoy en día.

Nos pasamos horas interactuando en las redes sociales. Como los gnomos paseando por el bosque. A veces no somos más que meros espectadores de vidas ajenas, de personas de nuestro entorno, de amigos, de famosos o de completos desconocidos. Y al tiempo que observamos, que a nadie se le olvide, también somos observados.

display-m3e-jupsin


Mi reconstrucción personal (2) / Laura Quiun

 El título de estos artículos va más allá de poner en primera persona una experiencia que afecta a muchas personas. La intención del mismo es la de reflexionar sobre la importancia que tiene tras la experiencia el poder situar como primer objetivo la recuperación personal.

Como indique antes esta experiencia mina, no se trata de la mayor o menor fortaleza con la que se cuenta, se trata de algo más fuerte que hace trastabillar incluso más a quienes cuentan con un fuerte sentido de coherencia interna.

Ante todo esto contar con un apoyo social adecuado resulta vital. Es algo deseable por los beneficios que aporta. La forma como el impacto de los acontecimiento decrece gracias a él es importante y está ampliamente contemplado en diversos estudios científicos. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando carecemos de él?


El amor es vida, es amistad, es risa / Mercè Roura

 El amor no es dependencia… El amor es libertad.

poder escoger estar con alguien porque nos gusta su compañía, porque queremos compartir con esa persona lo que nos hace vibrar y deseamos aportar cosas hermosas a su vida.

El amor no duele. No suplica. No esclaviza. No te encierra en una jaula ni se ata a nada ni a nadie. Es algo grande que consigue que te sientas grande y te ayuda a fabricarte unas alas enormes porque recibes y das.

El amor reconforta. Te hace reír, te ayuda a crecer y te hace soñar. Quién de verdad te ama celebra tus éxitos y espera que brilles, que llegues a tu meta y si te apetece desees compartirla.


Nanoentrevista/ Gloria Campelo: “Como empieces el día es como vives la vida”

Cuando das un buenos días, es como decir a las personas sal y lucha, porque tu eres importante. Da lo mismo en que situación estés, tu puedes convertir el día en una gran aventura buscando ese para qué. Ahora mismo te he contestado el significado que tiene mis buenos días, ya ves, yo al revés.

Mi buenos días es como decir a mis amigos tuiteros que ante su vida y sus trabajos, y sobre todo estos últimos, no están solos, pueden llegar a más de lo que creen, aplicando el efecto Pigmalion o profecía autocumplida. Si bien una inmensa mayoría son profesionales en la rama de la Justicia, ante todo son personas como tú o cómo yo, en un ámbito tan poco valorado e incluso denostado, donde están siendo maltratado por los organismos gubernamentales.


Acoso laboral, ‘Ángeles y Demonios’ / Idígoras y Pachi

“¿Serán imaginaciones mías? ¿No es posible que esto me suceda a mí? ¿No creo que los compañeros de oficina me hagan la puñeta a propósito?
Cuando sufres acoso laboral estás preguntas rondan en tu cabeza hasta que tomas conciencia del grave problema”, comenta muy serio Pachi Idígoras.
 “Si, además, cuando lo cuentas en el entorno familiar o a los amigos, te enfrentas a otra prueba, ya que muchas veces no te creen y te dicen que son imaginaciones tuyas o que estás exagerando”, añade al argumento Ángel Idígoras.
“Esa lucha interna de la víctima de acoso laboral es la que hemos querido plasmar en la viñeta concienciación de este mes…”, explica Pachi.
Y concluye Ángel, “como todos sabéis, todos llevamos en nuestros hombros a un angelito y a un demonio, que tiran de nosotros…”
acoso laboral, Idígoras y Pachi

PERFIL DEL AUTOR

Jesús Larena

Licenciado en Ciencias de la Información, Periodismo y Diplomado en Relaciones Públicas y Publicidad. 25 años de experiencia profesional. Prensa, radio, televisión, contenido digital y redes sociales. Comunicación integral: corporativa, financiera, digital, crisis. Mi centro operativo se llama larenaylarena.com. Creador e impulsor de jupsin.com y conRderuido.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe todas las novedades de jupsin' suscribiéndote a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades de jupsin' suscribiéndote a nuestro newsletter