7 de cada 10 niños sufren bullying en México

Es una realidad la normalidad en la que convivimos con la violencia, y las diferencias de violencia y agresión. Tanto si estás familiarizado con el tema como si no, me gustaría que tuvieras la oportunidad de distinguir un tipo de violencia que se desarrolla en el entorno escolar y que cada vez tiene más presencia en las redes sociales: el bullying.

En México, siete de cada diez niños y jóvenes han experimentado acoso por parte de sus compañeros 

El bullying, también conocido como acoso escolar, puede afectar psicológica y físicamente a una persona.

En 2017, México ocupa el lugar número 12 entre los países de la OCDE por casos de bullying. Tan solo tres años antes, en 2014, ocupaba, tristemente, la primera posición (datos ofrecidos por Gabriela Ramos, Jefa de Gabinete y Portavoz ante el G20 del organismo)

En la actualidad, podemos ofrecer el dato de que siete de cada diez niños y jóvenes han experimentado de forma insistente acoso por parte de sus compañeros de clase, desde sobrenombres, insultos, humillaciones, amenazas, hasta llegar a los golpes durante los periodos escolares.

Las consecuencias en las víctimas son aterradoras: baja autoestima, deserción escolar, trastornos alimenticios, ansiedad, depresión; y en los casos más extremos, la víctima incluso puede llegar al suicidio.
cx

¿Qué provoca el acoso escolar?

Voy a pedirte que conectes con tu pasado y recuerdes tu etapa en la primaria o secundaria. Seguramente, habrás observado que en tu salón de clases había toda tipo de comportamientos, por dar un ejemplo: aquellos compañeros que entregaban tareas a tiempo, los que no, quizá los que nunca estaban quietos, los aislados y por qué no, los que molestaban a otros niños.

La realidad es que existe toda clase de comportamientos en los niños que son aprendidos. Pero ¿por qué algunos niños tienen conductas negativas hacia otros niños?

Lamentablemente, existen niños que no tienen la oportunidad de crecer en un entorno con amor, reglas, educación.  Debido a la carencia de herramientas para adaptarse al medio social se ajustan a una realidad retorcida que para ellos es natural. Y ven el mundo de la misma forma, en el cual, y con sus creencias, someten a otros niños a una realidad que no están habituados.

Si bien existe una justificación (entorno de desarrollo), el bullying es ahora un problema social con consecuencias severas y pese al impacto que genera aún no se ha encontrado la manera de reducir el daño, sino todo lo contrario pues va en aumento.

De la calle a las redes sociales

Los tiempos han cambiado, antes alguien era acosado en la escuela, en las calles, de camino a su casa. Hoy en día, con el fácil acceso a las redes sociales como Facebook, YouTube, y Twitter entre las más populares, el bullying ha ganado terreno.

Las humillaciones evolucionaron al término ahora denominado ciberbullying o ciberacoso donde se presumen los acosos interpretados como ‘logros’ a través de videos y fotografías, donde cualquier persona tiene fácil acceso a estas. Burlas, peleas, degradaciones con un solo ‘click’, con el permiso de opinar y compartir el denigrante contenido, convirtiéndolos también en participantes.

Ahora todo mundo puede ser testigo del peor momento de tu vida, colgado en la red, con miles de ‘likes’ y otros miles compartidos, sin exagerar, dándole la vuelta al mundo.

Redes Sociales

¿Te familiarizas con el tema?

Puede que no te haya tocado vivir el ciberacoso en tu época, pero quizá has visto algo parecido en tu red social (cualquiera que tengas) en la actualidad, o tal vez hayas tenido algún tipo de relación con el tema. Lo cierto es que todos los días algún niño o niña está siendo sometido a este tipo de hostigamiento.

Ahora que tienes una idea general sobre el acoso escolar, cómo surge y sus consecuencias, tienes el control para iniciarlo o detenerlo

¿Cómo contribuyo en contra del bullying?

Ahora que tienes una idea general de lo que es el problema del acoso escolar, cómo surge y sus consecuencias, eres consciente de que tienes el control para iniciarlo o detenerlo.

Quizá no estés involucrado directamente, pero es probable que en tus redes sociales hayas visto algo parecido y tu labor para no difundirlo a partir de hoy es sumamente valiosa.

¿Conoces a alguien que es, sea o haya sido víctima del bullying? Si no eres espectador, puedes motivar a personas que sí lo son para que denuncien situaciones, estas situaciones de acoso, con la misma determinación que si presencian una pelea callejera.

Recuerda que el bullying es un delito y necesita ser intervenido por profesionales. Precisamente porque el miedo no te permite manifestarte como víctima, no dudes en hacerlo si lo ves en otro.

“Ya sea que podamos lograr la armonía mundial o no, no tenemos mejor alternativa que trabajar hacia esa meta” (Dalai Lama)


PERFIL DEL AUTOR

Linnette Avendaño

Mexicana. Licenciada en Psicología con Máster en Ciencias de la Educación y 9 años de experiencia profesional. Desarrolla con intensidad una importante labor docente, imparte conferencias y escribe columnas de opinión sobre su especialidad. Lo suyo es también la terapia racional emotiva-conductual, la psicopedagogía y la orientación vocacional. “La psicología es parte de todos y necesita compartirse, porque ofrece oportunidad de crecer psicológica, emocional, sociológica y espiritualmente. La seguridad, el optimismo y la confianza son mi guía. Me gusta caminar entre la gente, acercarme, que se sienta conmigo y yo con ella, bajar del escenario”. Vivió en Málaga y formó parte de la AECC y Los Ángeles Malagueños de la Noche.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos