‘Soy PAS, persona altamente sensible’

“No estoy enferma, soy una persona altamente sensible, PAS” – Por María Jesús Valiente (Pseudónimo) – Testimonio jupsin.com

  • No se trata de una enfermedad o de un síndrome. Es un rasgo de la personalidad, un atributo genético que hace que uno sienta, perciba y se emocione mucho más que otras personas.
  • Me realizaron diversas pruebas diagnósticas para concluir que era una persona altamente sensible, aunque lo más correcto y preciso sería hablar de persona altamente sensitiva o de sensibilidad de procesamiento sensorial.
  • Mi amigo Benjamín nos trae el testimonio de María Jesús, una persona diferente en la intensidad con la que siente y percibe los estímulos de todo tipo que recibe del exterior, un persona ‘altamente sensible’.
  • ¿Por qué debes saber si eres PAS, Personas Altamente Sensible? 


Siempre había experimentado una excesiva sensibilidad. Desde muy pequeña cuanto me pasaba y vivía lo sentía, sufría o apreciaba muy intensamente. El dolor ajeno me parecía propio, tanto el físico como el emocional; las ilusiones y alegrías que otras personas me transmitían las vivía con igual intensidad que ellos…

Desde muy pequeña cuanto me pasaba y vivía lo sentía, sufría o apreciaba muy intensamente

Incluso, simplemente observando y analizando conversaciones, gestos, tonos de voz, matices, entonaciones, me advertían y revelaban datos, detalles, información sobre estado de ánimo, personalidad y demás de las personas con las que trataba (y trato). En ocasiones sentía (y siento) mucha comprensión y empatía; a veces, rechazo, miedo o terror desmedido…

Me altero y me molesta o lo disfruto y me deleito de cuanto me rodea, mientras a otras personas esto parece pasarles completamente desapercibido.

Sonidos que estremecen y tejidos que evocan lugares

Tendía (y tiendo) a sobresaltarme con ruidos, estruendos, música muy alta, que, en ocasiones, me abrumaban en exceso. También me altero, me emociono, me estremezco o me agito con algunos sonidos, tipos de música, canciones

También me altero, me emociono, me estremezco o me agito con algunos sonidos, tipos de música, canciones…

Ciertos tejidos me resultaban (y me resultan) hasta repulsivos… Aquellos que me resultan agradables al tacto, despiertan en mí otros sentidos y me evocan lugares, momentos, personas, recuerdos

Y me ocurre lo mismo con algunos tonos de luz, intensidad, etc. Me altero y me molesta o lo disfruto y me deleito de cuanto me rodea. Mientras que a otras personas esto parece pasarles completamente desapercibido.

El final de los días era y es agotador desde un punto de vista físico y mental. Era muy angustioso. El cansancio incluso no me permitía relajar la mente y el cuerpo, no podía desconectar y deshacerme de toda la carga que había acumulado a lo largo del día.



Perfeccionista y meticulosa

Por otro lado, siempre he sido muy perfeccionista y meticulosa tanto en mi vida personal como en mi carrera profesional. A la gente que quiero, lo hago sin medida, con todo el alma. Soy detallista, constantemente, lo cual para algunas personas puede resultar un poco incómodo o desmedido.

Yo lo veo de la siguiente forma: quiero, admiro y lo expreso, y eso me hace feliz, me llena. Me gusta agradar y causar buena impresión (¿a quién no?), de ahí mi excesivo perfeccionismo, que me llevaba, en algunas ocasiones, a menospreciarme o desalentarme si las cosas no salían como yo entendía que era lo “inmejorable o insuperable”.

Soy detallista, constantemente, lo cual para algunas personas puede resultar un poco incómodo o desmedido

Un error, como comprendí después, porque todo es mejorable y superable, de ahí la riqueza de las cosas; y si no se llega o no se puede hacer perfecto, el esfuerzo, el empeño y la voluntad también es importante destacarlo y valorarlo. Cuando uno quiere crecer o seguir creciendo, esto último que señalo, es la esencia.

A finales del año pasado, después de haber atravesado por una etapa complicada y de haber tenido un episodio que hizo que saltaran en mí todas las alarmas al sentir que era completamente incapaz de manejar una situación concreta, me bloqueé y me decidí a pedir ayuda.

Se reciben estímulos, información de otras personas o del entorno, registrándolo todo, interiorizando y percibiéndolo sin filtro, en tromba, que se cuelan en nosotros sin que podamos hace nada, aunque no nos pertenezca.

Personsa Altamente Sensible (PAS)

Me realizaron diversas pruebas diagnósticas desde un punto de vista psicológico y neurológico durante varios meses, para concluir finalmente con el resultado de todo ello: era una persona altamente sensible, aunque lo más correcto y preciso sería hablar de persona altamente sensitiva o de sensibilidad de procesamiento sensorial.

Es un rasgo de la personalidad, un atributo genético que hace que uno sienta, perciba y se emocione mucho más que otras personas

No se trata de una enfermedad o de un síndrome. Es un rasgo de la personalidad, un atributo genético que hace que uno sienta, perciba y se emocione mucho más que otras personas.

Se reciben constantemente estímulos, información de otras personas o del entorno en el que estemos, registrándolo todo de manera completa, interiorizando y percibiéndolo todo sin filtro, en tromba, colándose en nosotros sin que podamos hacer nada, aunque no nos pertenezca.

De ahí la gran trascendencia e importancia de saber lo que nos pasa, por qué nos ocurre para poder canalizar y gestionar todo ese torrente de información, sensaciones y emociones.

Fue un alivio ponerle nombre, por fin, a lo que me había pasado siempre y me desconcertaba tanto porque no lo entendía y me desbordaba, me saturaba y me bloqueaba. Aunque, he de reconocer que al principio me resultó abrumador, hasta que comprendí todos los procesos.

Una vez te informan bien sobre cómo funciona tu cerebro y cómo reacciona, te orientan y te marcan las pautas para poder gestionar y encauzar la información y las sensaciones que se reciben, se ve todo y se afronta con una perspectiva y un punto de vista muy enriquecedor.

Es como si tuvieras una base de datos infinita de recursos y de soluciones para casi todo. Sin embargo, se puede caer en situaciones muy delicadas que pueden derivar en estrés, ansiedad o depresión.


Toda esa empatía, intuición, la capacidad de interpretar el lenguaje o comunicación no verbal, la manera de observar, advertir tan completa y analítica, es una rica y valiosa fuente de información

Rica y valiosa fuente de información

Toda esa empatía, intuición, la capacidad de interpretar el lenguaje o comunicación no verbal, la manera de observar, advertir tan completa y analítica, es una rica y valiosa fuente de información que, como decía, bien gestionada, aprovechas mejor los estímulos que obtienes.

Es como si tuvieras una base de datos infinita de recursos y de soluciones para casi todo. Lo cual, es magnífico. Sin embargo, se puede caer fácilmente en situaciones muy delicadas que pueden derivar en problemas importantes de estrés, ansiedad o, incluso, depresión.

Por todo ello es importantísimo tener marcada una rutina, adquirir hábitos saludables como la meditación y el ejercicio físico que ayudan a liberarnos y cargarnos de energía nueva para continuar de manera estable. La alimentación sana y variada, los horarios para las comidas, el descanso, la desconexión de nuestro trabajo, obligaciones o aquellos momentos o situaciones que nos desestabilizan, es esencial para poder contar con un equilibrio y tranquilidad en el día a día.



PERFIL DEL AUTOR

Testimonio jupsin

jupsin.com es la suma de justicia, psicología e información frente el grave problema del acoso (laboral, escolar, sexual). jupsin.com es un espacio digital único que suma y potencia el talento de profesionales de diversos sectores de actividad contra el acoso. jupsin.com es una apuesta rotunda por la prevención en colaboración con empresas y centros escolares, instituciones y administraciones públicas. jupsin.com es el #movimiento digital de la #gentejupsin; gente que afronta las dificultades con una filosofía Happy Life.


Un comentario en “‘Soy PAS, persona altamente sensible’”

  • Nuria Martinez 3 julio, 2019 10:58

    Ojalá hubiera más PAS en este mundo cada vez más vacío de sentimientos y de egoísmo.
    Enhorabuena María Jesús, tus amigos deben sentirse muy orgullosos de tenerte en sus vidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos