Conecta con nosotros

Jupsin

Las cifras ‘sangrantes’ de la violencia machista en España (3): pareja o expareja

2.905.489 mujeres han sufrido violencia física y/o sexual de alguna pareja, actual o pasada, en algún momento de su vida

Las cifras ‘sangrantes’ de la violencia machista en España (3): pareja o expareja. Te ofrecemos todos los datos en jupsin.com, información para decidir frente al acoso y la discriminación.

Las cifras ‘sangrantes’ de la violencia machista en España (3): pareja o expareja

374.175 mujeres han sufrido violencia física y/o sexual de alguna pareja, actual o pasada, en los últimos 12 meses

Del total de mujeres de 16 o más años residentes en España, el 14,2% (2.905.489 mujeres) ha sufrido violencia física y/o sexual de alguna pareja, actual o pasada, en algún momento de su vida.

El 1,8% (374.175 mujeres) ha sufrido violencia física y/o sexual de alguna pareja, actual o pasada, en los últimos 12 meses.


Principales prevalencias de violencia en la pareja a lo largo de la vida y en los últimos 12 meses.

El 96,9% de las mujeres que han sufrido violencia física y/o violencia sexual de alguna pareja, actual o pasada, manifiestan haber sufrido también algún tipo de violencia psicológica (emocional, control, económica o miedo).

Frecuencia de la violencia

El 25% de las mujeres que han sufrido violencia física de su pareja actual afirman que esta violencia ha tenido lugar solo una vez frente al 75% que dicen que ha sucedido en más de una ocasión.

En el caso de las mujeres que han sufrido violencia de parejas pasadas, el 17,3% afirman que sólo sucedió en una ocasión mientras que el 82,5% afirman que ocurrió más de una vez.

En el caso de las mujeres que han sufrido violencia de parejas pasadas, el 8,2% afirman que solo sucedió en una ocasión mientras que el 91,3% dicen que ocurrió más de una vez

El 10,0% de las mujeres que han sufrido violencia sexual por parte de su pareja actual afirman que esta violencia ha tenido lugar solo una vez, frente al 86,2% que dicen que ha sucedido en más de una ocasión.

En el caso de las mujeres que han sufrido violencia sexual de parejas pasadas, el 11,1% afirman que solo sucedió en una ocasión mientras que el 88,8% afirman que ocurrió más de una vez.

El 14,9% de las mujeres que han sufrido violencia psicológica emocional de su pareja actual afirman que esta violencia ha tenido lugar solo una vez frente al 84,3% que manifiestan que ha sucedido en más de una ocasión.

En el caso de las mujeres que han sufrido violencia de parejas pasadas, el 8,2% afirman que solo sucedió en una ocasión mientras que el 91,3% dicen que ocurrió más de una vez.

Denuncia

El 21,7% de las mujeres que han sufrido violencia física, sexual, emocional o que han sentido miedo (VFSEM) de alguna pareja, actual o pasada, ha denunciado4 (la propia mujer u otra persona o institución) alguna de estas agresiones en la policía o en el juzgado.

Extrapolando el porcentaje a la población, se obtiene que 1.109.509 mujeres de 16 o más años han denunciado la violencia de la pareja.

Si se tiene en cuenta exclusivamente a las que han sufrido violencia física y/o violencia sexual, el porcentaje de denuncia es algo mayor alcanzando el 32,1%.

Los porcentajes difieren mucho si se diferencia entre la denuncia de la violencia en la pareja actual y en parejas pasadas: el 5,4% de las mujeres que han sufrido VFSEM de la pareja actual y el 25,0% de las mujeres que han sufrido VFSEM de alguna pareja pasada ha denunciado (12,5% y 34,3% respectivamente para las que han sufrido violencia física o sexual).

En el caso de las mujeres que han sufrido violencia de parejas pasadas, el motivo más citado para no denunciar es haberlo resuelto sola (53,4%) y haber terminado la relación (31,8%)

A las mujeres que no han denunciado ellas mismas, ni en la Policía ni en la Guardia Civil ni en el Juzgado la VFSEM sufrida de sus parejas o exparejas, se les pregunta los motivos para no denunciar.

En el caso de las mujeres que han sufrido violencia de la pareja actual, el motivo más citado para no denunciar es haberlo resuelto sola (49,1%) o no dar importancia a la violencia sufrida (46,4%).

En el caso de las mujeres que han sufrido violencia de parejas pasadas, el motivo más citado para no denunciar es haberlo resuelto sola (53,4%) y haber terminado la relación (31,8%).

Recursos económicos

El carecer de recursos económicos propios es citado por el 2,6% de las mujeres en el caso de la violencia de la pareja actual y por el 3,1% en el de parejas pasadas.

Si se analiza la respuesta a esta pregunta de las mujeres que han sufrido violencia física o sexual de sus parejas y que no han denunciado, ellas mismas, ni en la Policía o Guardia Civil ni el Juzgado, los motivos esgrimidos para no denunciar no varían mucho con respecto a los citados por quienes han sufrido VFSEM.

Carecer de recursos económicos propios es citado por el 2,6% de las mujeres en el caso de la violencia de la pareja actual y por el 3,1% en el de parejas pasadas

Para el caso de violencia en la pareja actual el 47,2% mencionan haberlo resuelto ellas solas, y el 37,3% considera que lo sucedido tuvo muy poca importancia. Los porcentajes de quienes no han denunciado por miedo al agresor (10,6%) o por vergüenza (11,4%) son algo más elevados.

El 5,4% no denunciaron por carecer de recursos económicos. En el caso de las mujeres que han sufrido violencia física o sexual de parejas pasadas el motivo más citado para no denunciar es el haberlo resuelto sola (48,5%) y el haber terminado la relación (32,1%).

Son algo mayores que en el caso de las que han sufrido VFSEM de parejas pasadas los porcentajes de quienes dicen no haber denunciado por miedo al agresor (15,6%) o por vergüenza (16,6%). El 4,2% no denunció por carecer de recursos económicos.

A las mujeres con denuncia (interpuesta por ellas mismas o por otra persona o institución), se les pregunta por la reacción de la pareja ante la denuncia.

El 21,3% de las mujeres que denunciaron la violencia de parejas pasadas la retiraron

En el caso de las mujeres que denunciaron la violencia de parejas pasadas, el 27,3% dicen que como consecuencia de la denuncia terminó la relación, el 21,9% mencionan que la pareja continuó comportándose de la misma manera, y el 20,6% que su comportamiento empeoró.

A las mujeres que han denunciado la violencia (ellas mismas u otra persona o institución), se les pregunta si retiraron5 la denuncia.

El 21,3% de las mujeres que denunciaron la violencia de parejas pasadas la retiraron.

Entre estas mujeres, el motivo más citado para retirar la denuncia es el miedo (24,7%) seguido de “es/era el padre de mis hijos/as” (21,9%), “le prometió que no iba a suceder más” (19,0%), “sentía pena de su pareja” (19,0%) y “se separaron” (18,1%).

Búsqueda de ayuda formal

El 66,9%6 de las mujeres que han sufrido VFSEM de alguna pareja no han buscado ayuda formal tras lo sucedido.

El 27,0%7 de las mujeres que han sufrido VFSEM de alguna pareja, actual o pasada, se han puesto en contacto con algún servicio sanitario (médico/a, centro de salud, psicológico/psiquiatría, farmacia) debido a la VFSEM que han sufrido de alguna pareja, actual o pasada, en algún momento de sus vidas. Suponen 1.380.606 mujeres.

El 66,9%6 de las mujeres que han sufrido VFSEM de alguna pareja no han buscado ayuda formal tras lo sucedido

El 7,2% (367.779) han acudido a los servicios sociales.

El 28,9% (1.477.723 mujeres) han buscado ayuda en servicios sanitarios o sociales debido a la VFSEM que han sufrido de alguna pareja, actual o pasada, en algún momento de sus vidas.

El 38,9% (1.989.731 mujeres) han denunciado o buscado ayuda formal (servicios socio-sanitarios, servicios legales, ONGs/asociaciones de mujeres, casa de acogida, Iglesia/organización religiosa, teléfono 016) debido a la VFSEM que han sufrido de alguna pareja.

Teniendo en cuenta que se ha estimado que 5.108.454 mujeres de 16 o más años han sufrido VFSEM de alguna pareja, habría 3.118.723 mujeres que no han denunciado ni acudido a servicios de ayuda formal.

Búsqueda de ayuda informal

El 50,7% de las mujeres que han sufrido VFSEM de alguna pareja contaron lo sucedido a una amiga, el 36,2% a su madre, y el 25,4% a su hermana. El 22,1% no ha contado lo sucedido a ninguna persona de su entorno.

A las mujeres que, habiendo sufrido VFSEM de alguna pareja, han contado lo sucedido a alguna persona de su entorno se les preguntaba por la reacción de esta persona.

De forma general la reacción más habitual es la de aconsejar dejar la relación, aunque las diferencias entre las que han sufrido violencia de la pareja actual y de parejas pasadas son muy importantes.

El 50,7% de las mujeres que han sufrido VFSEM de alguna pareja contaron lo sucedido a una amiga, el 36,2% a su madre, y el 25,4% a su hermana

Mientras que entre las que han sufrido violencia de la pareja actual los porcentajes de familiares que aconsejan dejar la relación oscilan entre el 24,4% (otro miembro masculino de la pareja) y el 57,1% (padre), en el caso de quienes han sufrido la violencia de parejas pasadas los porcentajes de apoyo familiar oscilan entre el 75,3% (madre) y el 87,5% (otro miembro masculino de la pareja).

En el caso de la violencia ejercida por la pareja actual es relativamente frecuente que a la mujer la hayan aconsejado dar otra oportunidad a la pareja con porcentajes que oscilan entre el 20% y el 30%.

Sin embargo, las mujeres que han sufrido violencia de parejas pasadas han escuchado el consejo relativo a dar otra oportunidad a la pareja en porcentajes muy inferiores (8,4% como máximo, en el caso de las madres).

Por otra parte, es casi inexistente el porcentaje de mujeres que fueron recriminadas por su actitud.

Los porcentajes de mujeres que refieren que la persona del entorno reaccionó con indiferencia son algo mayores, aunque siguen siendo reducidos, sobre todo en el caso de la violencia ejercida por parejas pasadas.

Si se analiza lo que sucede para las mujeres que han sufrido violencia física o sexual y que contaron a alguien del entorno lo sucedido, en el caso de la pareja actual aumenta de forma considerable el porcentaje de quienes aconsejan dejar la relación y disminuye el de quienes aconsejan dar otra oportunidad.

En el caso de las mujeres que han sufrido VFSEM de parejas pasadas, el porcentaje de quienes habiendo aconsejado dejar la relación ofrecieron apoyo emocional o material es muy elevado, 94%

En el caso de las mujeres que han sufrido VFSEM de la pareja actual el porcentaje de quienes, habiendo aconsejado dejar la relación, ofrecieron apoyo emocional o material es muy elevado, superior al 90% en todos los casos.

Sin embargo, el porcentaje de quienes aconsejan denunciar es bastante inferior (26,3% de las madres, 35,7% de las hermanas, 27,9% de las amigas).

En el caso de las mujeres que han sufrido VFSEM de parejas pasadas, el porcentaje de quienes habiendo aconsejado dejar la relación ofrecieron apoyo emocional o material es muy elevado, superior al 94% en todos los casos.

Sin embargo, el porcentaje de quienes aconsejan denunciar es inferior (con porcentajes que oscilan entre 38,7% en el caso de las madres y el 68,8% de las vecinas o compañeras de trabajo).

El 46,6% de las mujeres que han sufrido violencia física y/o violencia sexual de alguna pareja, actual o pasada, en algún momento de su vida (1.353.938 mujeres), han sufrido lesiones.

Salida de la violencia

A las mujeres que han sufrido VFSEM de alguna pareja pasada se les preguntaba si terminaron la relación como consecuencia de los episodios de violencia.

Denunciar la violencia, buscar ayuda en algún servicio formal o hablar de lo sucedido con alguien del entorno incrementan las posibilidades de acabar con la relación violenta

El 77,4% responden de forma afirmativa. Entre las mujeres que han sufrido violencia física y/o sexual el porcentaje es ligeramente mayor (82,8%).

Denunciar la violencia, buscar ayuda en algún servicio formal (médico, abogado, servicios sociales, etc.) o hablar de lo sucedido con alguien del entorno (madre, amiga, padre, etc.), incrementan en todos los casos las posibilidades de acabar con la relación violenta.

Si se mira de forma global a las mujeres que han buscado ayuda con al menos una de las tres opciones y se compara con las que no lo han hecho, se observa que mientras que el 81,9% de las mujeres que han denunciado o buscado ayuda formal o informal debido a la violencia de parejas pasadas, rompieron la relación debido a la violencia, el porcentaje desciende hasta el 49,6% entre las que ni denunciaron ni buscaron ayuda formal o informal.

Aunque en términos estrictos no puede hablarse de relación de causalidad9 sí que parece que cualquier tipo de actuación en el sentido de compartir lo sucedido repercute positivamente en la salida de la violencia. De ahí la importancia de difundir información sobre recursos disponibles y de hacer buenas campañas de sensibilización.

La violencia de género tiene consecuencias en la salud de las mujeres afectadas que perduran en el tiempo y hace que asistan con mayor frecuencia a diversos servicios de atención sanitaria.

Consecuencias de la violencia en la pareja

El 46,6% de las mujeres que han sufrido violencia física y/o violencia sexual de alguna pareja, actual o pasada, en algún momento de su vida (1.353.938 mujeres), han sufrido lesiones como consecuencia de esta violencia, y el 3,8% (109.841 mujeres) en los últimos 12 meses.

El 70,0% de las mujeres que han sufrido VFSEM de alguna pareja afirman que los episodios de violencia les han producido alguna consecuencia psicológica.

El 46,6% de las mujeres que han sufrido violencia física y/o violencia sexual de alguna pareja, actual o pasada, en algún momento de su vida (1.353.938 mujeres), han sufrido lesiones como consecuencia de esta violencia

El 37,5% mencionan haber sufrido ansiedad y el 33,9% depresión. Entre las que han sufrido violencia física o sexual, el 47,3% han sufrido ansiedad y el 45,4% depresión.

Una de cada cuatro (24,4%) mujeres que han sufrido VFSEM de una pareja o expareja y una de cada tres (33,0%) mujeres que han sufrido violencia física o sexual de alguna pareja o expareja, han consumido alguna sustancia (medicamentos, alcohol o drogas) para afrontar lo sucedido.

El 17,5% de las mujeres con discapacidad que han sufrido VFSEM de alguna pareja o expareja dicen que su discapacidad es consecuencia de la violencia de sus parejas.

Este porcentaje asciende al 23,4% en el caso de las mujeres con discapacidad que han sufrido violencia física o sexual.

La violencia de género tiene consecuencias en la salud de las mujeres afectadas que perduran en el tiempo y esto hace que asistan con mayor frecuencia a diversos servicios de atención sanitaria, aunque los episodios de violencia en la pareja hayan sucedido en el pasado.

Así, por ejemplo, el 41,9% de las mujeres que han sufrido violencia física o sexual a lo largo de la vida de alguna pareja y el 36,6% de las que han sufrido cualquier tipo de violencia en la pareja a lo largo de la vida afirman haber utilizado algún servicio de urgencias por algún problema o enfermedad suyo en los 12 meses previos a las entrevistas, frente al 25,8% de las que nunca han sufrido violencia en la pareja.

La violencia de género tiene consecuencias en la salud de las mujeres afectadas que perduran en el tiempo y esto hace que asistan con mayor frecuencia a diversos servicios de atención sanitaria

De la misma manera, el 20,9% de las mujeres que han sufrido violencia física o sexual a lo largo de la vida de alguna pareja y el 17,5% de las que han sufrido cualquier tipo de violencia en la pareja a lo largo de la vida han visitado para ellas mismas a un/a psicólogo/a, psicoterapeuta o psiquiatra en los 12 meses previos a las entrevistas, frente al 7,1% de las que nunca han sufrido violencia en la pareja.

El 37,6% de las mujeres que han sufrido violencia física o sexual a lo largo de la vida de alguna pareja y el 36,0% de las que han sufrido cualquier tipo de violencia en la pareja a lo largo de la vida dicen haberse visto obligadas, en los 12 meses previos a las entrevistas, a quedarse algún día en la cama por motivos de salud frente al 23,8% de las que nunca han sufrido violencia en la pareja.

Mientras que el 4,7%10 de las mujeres de 16 o más años que nunca han sufrido violencia en la pareja han tenido pensamientos de suicidio alguna vez en su vida, el porcentaje asciende al 18,5% entre las mujeres que han sufrido algún tipo de violencia de la pareja a lo largo de sus vidas.

Y alcanza al 25,5% de las mujeres que han sufrido violencia física o sexual de alguna pareja a lo largo de sus vidas (es decir, tienen 5 veces más riesgo de tener pensamientos de suicidio que las mujeres que nunca han sufrido violencia de la pareja).

1.678.959 menores viven en hogares en los que la mujer está sufriendo en la actualidad algún tipo de violencia (física, sexual, control, emocional, económica o miedo) en la pareja.

Menores afectados por la violencia en la pareja

La violencia de género no afecta únicamente a la mujer, sino que también tiene repercusiones importantes sobre sus hijos e hijas, o sobre otros menores que vivan en el hogar.

El 89,6% de las mujeres que han sufrido VFSEM de alguna pareja, que tenían hijos en el momento en el que se produjeron los episodios de violencia y que responden que sus hijos presenciaron o escucharon la violencia contra la madre, dice que los hijos eran menores de edad cuando sucedieron los episodios de violencia.

1.678.959 menores viven en hogares en los que la mujer está sufriendo en la actualidad algún tipo de violencia en la pareja

El 51,7% de las mujeres que han sufrido VFSEM de alguna pareja, que tenían hijos en el momento en el que se produjeron los episodios de violencia, que responden que sus hijos presenciaron o escucharon la violencia contra la madre, y que dicen que los hijos eran menores de edad cuando sucedieron los episodios de violencia, afirma que los hijos e hijas sufrieron ellos mismos violencia a manos de la pareja violenta.

1.678.959 menores viven en hogares en los que la mujer está sufriendo en la actualidad algún tipo de violencia (física, sexual, control, emocional, económica o miedo) en la pareja.

265.860 menores viven en hogares en los que la mujer entrevistada está sufriendo en la actualidad violencia física o sexual en la pareja.

Más información en Gobierno de España – Ministerio de Igualdad – Violencia de Género.

Las cifras ‘sangrantes’ de la violencia machista en España (1)

Las cifras ‘sangrantes’ de la violencia machista en España (2): acoso sexual

Las cifras ‘sangrantes’ de la violencia machista en España (4): vulnerabilidad

Jesús Larena

Licenciado en Ciencias de la Información, Periodismo y Diplomado en Relaciones Públicas y Publicidad. 30 años de experiencia profesional. Prensa, radio, televisión, contenido digital y redes sociales. Comunicación integral: corporativa, financiera, digital, crisis. Mi centro operativo es ‘IPDGrupo’. Creador e impulsor de jupsin.com, conRderuido.com, conideintelligente.com y pereznoesraton.com, los cuatro pilares del proyecto digital para España y Latinoamérica sobre diversos aspectos de la salud y el bienestar. Información para decidir.

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad

Vuelta al cole del donut a la mascarilla y el gel

Idígoras y Pachi

Las secuelas psicológicas del maltrato, ‘cicatrices’ en la mente

En sus Manos

Tu ‘Kriptonita’ eres tú

Gente Jupsin

Acosador y acosado ¿sentimientos y emociones encontrados?

Jupsin

Connect
Newsletter Signup

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos