Obesidad infantil, escucha a la nutricionista (2)

El sobrepeso u obesidad en los niños y niñas, escucha a la especialista – Marta Barrena Campos – Nutricionista en Centro Médico Quirónsalud Tres Cantos – jupsin.com

  • Actualmente, en España, el 10% de los niños en edad escolar presentan sobrepeso u obesidad. Esta situación se produce a partir de los 5 años y hasta la adolescencia.

  • Una alimentación correcta es fundamental para conseguir una salud óptima, un crecimiento y un rendimiento adecuado, un mayor bienestar y calidad de vida.



“El 10% de los niños y niñas en edad escolar presenta sobrepeso u obesidad”

Actualmente, en España, el 10% de los niños en edad escolar presentan sobrepeso u obesidad. Esta situación se produce a partir de los 5 años y hasta la adolescencia.

Desde el punto de vista nutricional, la infancia es una etapa vulnerable en la que las necesidades nutricionales son elevadas y existe, también, riesgo de deficiencias.

Una alimentación correcta es fundamental para una salud óptima, un crecimiento y rendimiento adecuado, un mayor bienestar y calidad de vida

Además, en la infancia se van adquiriendo los hábitos alimentarios, por lo que es muy importante que las pautas de alimentación que se instauren sean saludables, ya que de lo contrario serán muy difíciles de cambiar posteriormente.

Una alimentación correcta es fundamental para conseguir una salud óptima, un crecimiento y un rendimiento adecuado, un mayor bienestar y calidad de vida.

Durante la infancia, los malos hábitos pueden llevar al niño a sufrir sobrepeso u obesidad con consecuencias preocupantes en la edad adulta. Estas consecuencias están relacionadas con el riesgo de desarrollar Diabetes Mellitus tipo II, problemas cardiovasculares, colesterol…

Los cambios alimenticios y nuevas formas de vida sedentaria (dedicar más tiempo a jugar con consolas, videojuegos, móviles…) son los principales desencadenantes en el aumento del sobrepeso y la obesidad infantil.

Una dieta correcta te hará más fuerte, sano y eficiente

Los niños suelen imitar las costumbres del entorno. Es frecuente que tengan preferencias y rechazos por algunos alimentos concretos, por lo que la clave es hacer que el niño disfrute comiendo y hacerle entender que tener una dieta correcta le hará más fuerte, más sano y eficiente.

La clave es hacer que el niño disfrute comiendo y hacerle entender que tener una dieta correcta le hará más fuerte, más sano y eficiente

Además, hay estudios que demuestran que en familias en las que los padres y las madres son obesos, la probabilidad de que los hijos lo sean aumenta.

Por ello, es importante no sólo inculcar unos buenos hábitos a los niños sino también educar a la población adulta.

Existen diversos factores en el día a día que pueden favorecer la probabilidad de padecer sobrepeso en los niños: comer viendo la televisión, no desayunar o tomar desayunos insuficientes, dormir poco, abusar de: snacks, comida rápida o golosinas y, disfrutar de un ocio sedentario.

Los cambios alimenticios y nuevas formas de vida sedentaria (dedicar más tiempo a jugar con consolas, videojuegos, móviles…) son los principales desencadenantes en el aumento del sobrepeso y la obesidad infantil.

Por lo tanto, la elección de los alimentos por parte de los padres para confeccionar una dieta equilibrada para toda la familia y la realización de actividad física a diario son los factores que más pueden contribuir a que los niños no presenten sobrepeso.

El sobrepeso se puede prevenir con hábitos saludables que se transmiten con la educación desde la infancia

Desde el punto de vista nutricional, el niño que realiza más actividad física puede tomar más alimentos sin experimentar incrementos de peso, siendo su aporte de vitaminas y minerales mayor.

El sobrepeso se puede prevenir principalmente con unos hábitos saludables que se transmiten a lo largo de la educación desde la infancia.

Si establecemos unas conductas sanas desde que son niños, es probable que en la edad adulta las mantengan y no padezcan obesidad, sobrepeso u otras enfermedades o trastornos de la alimentación.

Marta Barrena Campos, nutricionista en el Centro Médico Quirónsalud Tres Cantos

Hábitos saludables, si hay o no sobrepeso

Desde el punto de vista nutricional, ¿qué podemos hacer? Debemos de fomentar unas pautas de hábitos saludables tanto si tienen sobrepeso o no:

  • Es importante asegurar diariamente un buen desayuno, porque es la primera comida que recibe el niño después de varias horas de ayuno y le permite iniciar la jornada de estudio y de actividad.

  • No desayunar favorece el picoteo de alimentos con alto contenido en grasas y calorías que favorecen el aumento de peso.

  • Evitar los bollos, chucherías ya que están compuestos de azúcar, grasas saturadas…

  • Evitar las comidas precocinadas o comidas rápidas.


  • Se debe fomentar la práctica regular de deporte. Los niños con mayor actividad física tienen menos probabilidad de incrementar su peso.

Es importante que el niño descanse unos minutos antes de sentarse en la mesa y comer despacio, masticando bien los alimentos. La sensación de saciedad tarda un rato en llegar del estómago al cerebro


  • Los menús deben planificarse con tiempo para no caer en el consumo de alimentos procesados o comida rápida.

  • Se debe evitar la monotonía de las comidas. Cuanto más variados y más colores tengan nuestros platos, más nutrientes nos aportarán.

  • Es importante que el niño descanse unos minutos antes de sentarse en la mesa y comer despacio, masticando bien los alimentos. La sensación de saciedad tarda un rato en llegar del estómago al cerebro.

  • Los alimentos no se deben ofrecer como recompensa o castigo.

  • Se ha de evitar comer viendo la TV y dedicar ese tiempo a comer en familia.

  • El aporte de alimentos se debe distribuir en 4 ó 5 comidas al día, evitando las ingestas entre horas.

  • Se debe asegurar diariamente el aporte de fibra a través de la dieta, junto con un consumo adecuado de líquidos, fundamentalmente agua.

  • Si un niño toma los mismos alimentos que los adultos conseguirá un exceso calórico, lo que le puede llevar a engordar e iniciar un proceso de obesidad.

Para finalizar, es preferible prevenir que dejar que el niño aumente excesivamente de peso para tomar medidas después.



PERFIL DEL AUTOR

Marta Barrena

Nutricionista en el Centro Médico Quirónsalud Tres Cantos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos