Danzaterapia, tratamiento del acoso sexual infantil (3)

Danzaterapia, tratamiento innovador del acoso sexual infantil – Por María Torres, con Nuria Shang

  • La danzaterapia se utiliza como método de intervención en diversos campos de la psicología. Yo la utilizo para el tratamiento del Estrés Postraumático (EPT) de menores. Es un tipo de terapia que no es alternativa, es complementaria.
  • El método consiste en la intervención neuropedagógica combinada y sincronizada con técnicas de Danza, relajación, respiración e introspección de los sujetos participantes, como complemento paralelo y compatible en la actuación psicológica y/o psiquiátrica del tratamiento en el síndrome de estrés postraumático en la infancia y la adolescencia.
  • Abuso sexual infantil: la lucha contra el secreto y el silencio
  • Abuso infantil y trata.


A veces nos enfocamos tanto en el problema, que nos olvidamos de trabajar en las soluciones. Es fácil que esto ocurra sabiendo la negatividad generalizada en la que nos sumimos a diario.

Una de las formas de ‘tratamiento’ del abuso sexual en la infancia más innovadoras que he conocido hasta la fecha: la danzaterapia

Por eso, hoy quiero hablar de una de las “soluciones” o más bien, una de las formas de“tratamiento” del abuso sexual en la infancia más innovadoras que he conocido hasta la fecha: la danzaterapia.

He conocido a Nuria Shang, licenciada en Pedagogía y especializada en Nneuropsicología Cognitiva. De forma paralela, Nuria se ha formado desde joven en Estudios de Danza tanto en España como en Estados Unidos (Nueva York)

Nuria Shang ha registrado en la Propiedad Intelectual su propio método científico de terapia: el método NeuroShang de danzaterapia.

Nuria Shang es licenciada en Pedagogía y especializada en Neuropsicología Cognitiva. Nuria se ha formado desde joven en Estudios de Danza en España y en Estados Unidos.

El método consiste en la intervención neuropedagógica combinada y sincronizada con técnicas de Danza, relajación, respiración e introspección

El método consiste en la intervención neuropedagógica combinada y sincronizada con técnicas de Danza, relajación, respiración e introspección de los sujetos participantes, como complemento paralelo y compatible en la actuación psicológica y/o psiquiátrica del tratamiento en el síndrome de estrés postraumático en la infancia y la adolescencia.

El encuentro con Nuria Shang es muy clarificador para mí, y su método, ahora que lo conozco, me parece una forma muy agradable de trabajar con el estrés postraumático al que se enfrenta un menor tras un abuso sexual o de otro tipo.

Maria Torres. ¿Qué es la danzaterapia? ¿Es una terapia alternativa?

Nuria Shang: La danzaterapia se utiliza como método de intervención en diversos campos de la psicología. Yo la utilizo para el tratamiento del Estrés Postraumático (EPT) de menores. Es un tipo de terapia que no es alternativa, es complementaria.

Yo no planteo la danzaterapia como una terapia alternativa, sino complementaria, en la que el profesional de la danzaterapia y el profesional de la psicología están en continuo contacto

El EPT tiene una serie de sintomatología que se manifiesta tanto de forma psicológica como de forma emocional y física.

Algunos ejemplos de estos síntomas son las pesadillas, conductas disociativas (se hacen pasar por un bebé, por un animal…), ataques de agresividad, dolores de cabeza o estómago, se muerden las uñas… es un listado larguísimo.

La terapia a través de la danza se utiliza para trabajar de forma conjunta con el tratamiento que un psiquiatra o psicólogo realiza con el niño o niña.

Por eso, yo no planteo la danzaterapia como una terapia alternativa, sino como una complementaria, en la que el profesional de la danzaterapia y el profesional que está en el campo de la psicología están en constante contacto y feedback para contarse qué se ha trabajado en cada sesión.

Se trabaja tanto con adultos como con niños, sin embargo yo específicamente trabajo con menores, normalmente víctimas de abuso sexual.

MT. ¿Cómo pensaste en la unión de ambos campos?

NS. Bailo desde los 7 años, antes de ser pedagoga yo era bailarina. Cuando bailaba, sabía que me sentía mejor y esa convicción ha sido el inicio de todo.

Realizo una terapia a caballo entre la pedagogía, la neurociencia y la danza

Cuando entré en la universidad, toda mi obsesión se enfocaba en relacionar la pedagogía con la danza.

Empecé a investigar y conocí el trabajo de Heidrun Panhofer, que hacía danzamovimiento terapia. Me leí su libro ‘El cuerpo en psicoterapia’ y me enamoró con mis 20 años.

Desde ese momento, decidí que ese era el camino que quería tomar. Realmente no hago exactamente lo que ella hace, sino una terapia a caballo entre la pedagogía, la neurociencia y la danza. Es decir, sabía que tenía que utilizar la danza como herramienta al servicio de estos campos.



MT. ¿Cómo trabajas con víctimas de abuso sexual de menores?

NS. Lo primero es definir con qué grupo vamos a trabajar: Vamos a situarnos en un grupo de 14 a 16 años de niñas víctimas de abuso. Sabemos que han sido abusadas por un familiar cercano (existe un alto porcentaje de casos de este tipo).

Trabajo con grupos pequeños de entre 5 y 7 personas. Incluso, si el Síndrome de EPT es muy reciente, suelo trabajar con una persona sola y cuando está preparada la introduzco en un grupo de forma progresiva. La delicadeza es crucial para trabajar en estos casos.

  • Empezamos con una toma de contacto preguntándoles cómo están. Les recuerdo que esta terapia es para estar y salir bien, para que salgan fortalecidas y no todo lo contrario.

  • Les explico la canción que se va a trabajar y la emoción que se va a exteriorizar. Por ejemplo, la ira que sienten hacia la persona que han cometido el abuso o los familiares que no supieron actuar, pues esta emoción es muy habitual.

Les explico la canción que se va a trabajar y la emoción que se va a exteriorizar. Por ejemplo, la ira que sienten hacia la persona que han cometido el abuso…


  • Inicio una actividad para romper el hielo, que suele ser de toma de contacto. Generalmente utilizo, al principio, un aro muy grande de hula hoop y lo coloco en el centro. Van una por una sentándose en el centro. Ahora viene lo interesante: el resto nos vamos acercando pidiendo permiso, si acepta vamos dando pasos hasta donde la que está en el centro se sienta cómoda. El objetivo  es aprender a verbalizar si se da o no permiso para un acercamiento físico.

Esto ayuda a fortalecer el decir ‘no’ o ‘sí’, y empodera la capacidad de decisión, de ser conscientes de que son capaces de elegir si quieren o no ese acercamiento.

A mí, como evaluadora, me permite saber en qué momento está la adolescente, si tiene un bloqueo físico muy grande y nadie se puede acercar, o si este se va resolviendo. Y en las siguientes sesiones hacemos el aro más pequeño hasta que se puede quitar y se permite el contacto físico. En este momento ya, en la coreografía, se pueden tocar entre ellas.

Con este grupo en concreto, esta actividad se trabaja en las 10 primeras sesiones.

Nuria Shang: “cuando conoces lo que te pasa, puedes dominarlo”

  • Iniciamos los estiramientos. Es en este momento donde aparece por primera vez la música, que es relajada, con un tiempo suave y bajo, con tonos graves (el tono agudo hiperactiva determinadas zonas cerebrales). Se empieza a estirar y respirar (en tiempos de 4), con movimientos de estiramiento estático y después la coreografía propiamente dicha. Se marcan una serie de pasos en grupos de 8, y luego se bailan. Cuando estoy marcando, les voy explicando que estamos golpeando esa emoción (por ejemplo, si tiene puñetazo o patada). Es decir, se sugestiona para que desarrollen, y luego ya en el momento del baile -aunque la coreografía no la hagan como tú la has marcado- ya ellas empiezan a sacar emociones, que al final es lo importante. No me importa su técnica, sino su mejora a nivel emocional.

Trabajamos de tal forma que afloren emociones agradables y no todo lo contrario


  • Para la parte final hacemos técnicas de relajación y de visualización, de manera más inconsciente. Trabajamos de tal forma que afloren emociones agradables y no todo lo contrario. Utilizo diferentes técnicas como la técnica de relajación de Jacobson o la visualización creativa.
    Luego, con los ojos abiertos y todas sentadas, plenamente conscientes, hablamos de la sesión.

  • Hacemos un estiramiento final para aliviar toda la tensión, y para que sientan la diferencia entre la práctica coreográfica y entre el estiramiento (con distintos objetivos y diferente música). Por último, damos un aplauso a todas como forma de reconocer su esfuerzo y trabajo. También les suelo dar una música para que trabajen ellas en casa durante la semana.

Es un trabajo prolongado, las veo todas las semanas y cada sesión dura alrededor de una hora y media.



Al final de nuestra conversación, Nuria me ha comentado una frase realmente esclarecedora: “cuando conoces lo que te pasa, puedes dominarlo”. Quizá esta es una de las grandes claves de la inteligencia emocional, quizá es un punto de mira interesante para tratar el abuso sexual en la infancia.


PERFIL DEL AUTOR

María Torres

Mi nombre es María Torres, soy estudiante de la URJC en el doble grado de Trabajo Social + Relaciones Laborales. El Trabajo social ha supuesto un antes y un después en mi visión de la sociedad, y tras darme cuenta de la vulnerabilidad a la que están expuestos los menores que han sufrido abusos sexuales en la infancia/adolescencia, he decidido involucrarme en diversos proyectos para prevenir y erradicar estas situaciones. Asimismo, participo como voluntaria en el proyecto Break The Silence que lucha contra la trata de personas en España.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos