Abuso sexual infantil y trata (2)

Abuso Sexual Infantil y trata – Una visión joven y comprometida – Por María Torres, serie especial para jupsin.com



Siempre pienso que no soy una persona inocente, nunca he creído que sea una ventaja serlo y por ello me esfuerzo en ser lo más crítica y objetiva que me puedo permitir. Aún así me sorprendo y me contradigo a diario.

Cuando empecé este viaje hacia el activismo social no me imaginaba la cantidad de atrocidades que iba a leer, no era capaz de imaginar un mundo tan cruel a mi alrededor.

Era inocente por pensar que no existen los abusos sexuales, que no existe la esclavitud, soy inocente por pensar que esto terminará

Era inocente por pensar que no existen los abusos sexuales, era inocente por pensar que no existe la esclavitud, soy inocente por pensar que algún día esto terminará.

En este artículo, nos vamos a acercar a la trata con fines de explotación sexual, otra forma de esclavizar y anular la voluntad de una persona.

Los abusos y la trata están estrechamente relacionados por diversas razones, entre ellas la normalización del sexo sin ningún tipo de consentimiento, por la vulnerabilidad a la que se enfrenta una víctima tras ser abusada, por los daños psicológicos que causan este tipo de prácticas… y un sin fin de dolor que no creo que nadie sea capaz de asimilar.

Prevención del abuso sexual infantil y la trata

He hablado con Helga F. Moreno (más conocida como Ámbar IL en sus redes sociales), que ha sido víctima tanto de abusos como de trata durante varios años, y ahora es activista sobre ambos temas enfocada en la prevención y la sensibilización.

Su labor es fundamental para que personas como yo, ‘ajenas’ a esta realidad, podamos acercarnos y entender nuestra responsabilidad como parte del problema.

También he tenido la oportunidad de hablar con Alejandra Acosta, trabajadora social y fundadora del proyecto BTS, que lucha contra la trata con fines de explotación sexual. Alejandra es mi referente en la actualidad, un modelo de trabajo y esfuerzo, y sobre todo, una gran compañera.

Ambar IL, testimonio impactante

El testimonio de Ámbar en una entrevista en UPADD es impactante y ha dejado en mí una profunda huella:

“Estoy segura que quitando de mi vida los abusos sexuales que sufrí en mi infancia no hubiera acabado ni prostituida ni prostituyéndome”

Estoy segura que quitando de mi vida los abusos sexuales que sufrí en mi infancia no hubiera acabado ni prostituida ni prostituyéndome. Normalicé el intercambio de sexo desde niña, mi concepto de la sexualidad se vio completamente alterado y la indefensión aprendida me dejó sin herramientas para defenderme de situaciones abusivas y de violencia de cualquier tipo”.

Como superviviente de abusos en mi infancia pero también de trata y prostitución, en mi activismo siempre, siempre, hago un fuerte hincapié en la estrecha correlación que guardan los primeros con la entrada en el sistema prostitucional. Entre un 85-90 por ciento de mujeres en situación de prostitución tienen en sus historias situaciones de abusos y violencias sexuales y/o maltrato en sus infancias y/o adolescencias”.

He podido comprobar los datos que nos ofrece Ambar IL. No solo ella ha visto la correlación, además hay diversos estudios que directamente contrastan lo que Helga comenta. Por ejemplo, un estudio de Fernando Pérez del Río relaciona directamente la prostitución y los abusos sexuales en la infancia.

“Desde la infancia se han acostumbrado a que se beneficien de su cuerpo, la mujer siente que ha perdido su valor, su intimidad…”

“Respecto a la variable prostitución, hay diferencia entre las mujeres que sufrieron abusos sexuales en la infancia y posteriormente, ya en la edad adulta, ejercen la prostitución 71,4%, frente a las que no 39,1%, consideramos que son datos elevados”. Se pueden barajar muchas hipótesis, por ejemplo que desde la infancia se han acostumbrado a que se beneficien de su cuerpo, podemos pensar que la mujer siente que ha perdido su valor, su intimidad, y entra en una espiral de desvaloración”.

María Torres: “Era inocente por pensar que no existen los abusos sexuales, era inocente por pensar que no existe la esclavitud, soy inocente por pensar que algún día esto terminará”.

Acosta nos explica de forma muy concreta esta relación, según su experiencia:

Maria Torres. En los casos que conoces, ¿es recurrente que las víctimas hayan sufrido ASI?

Acosta. Sí, es recurrente. No tengo cifras exactas, salvo estudios de Melissa Farley, pero la realidad es que sí, muchas de las mujeres en situación de trata con fines de explotación sexual han sufrido abusos en su infancia o también violencia y abusos por parte de compañeros de instituto cuando eran adolescentes.

MT. Desde tu experiencia, ¿cuál es la relación entre trata y ASI?

A. Creo que la relación entre ASI y trata es que son realidades en las que la víctima siempre está silenciada. Es una realidad invisible, en la que la víctima por muchos factores está silenciada y esto hace que no lo saque a la luz y por tanto no lo trate.

La relación entre ASI y trata es que son realidades en las que la víctima siempre está silenciada

No puede experimentar una recuperación al no sacarlo a la luz. Normaliza esa violencia y eso la hace más vulnerable a caer en más situaciones de violencia.

Y este es el kit de la cuestión, la explotación sexual nunca viene sola, se ha recorrido siempre un camino antes normalizando diferentes tipos de abuso. Por eso es tan importante la prevención en ASI, porque no sabemos qué situaciones de violencia podemos estar previniendo en el futuro.

Alejandra Acosta, trabajadora social y fundadora del proyecto BTS que lucha contra la trata con fines de explotación sexual

Sufrir ASI no te hace automáticamente víctima de trata, pero dejar la puerta abierta da lugar a que entren mayores tipos de violencias

MT. ¿Es la vulnerabilidad el factor clave que relaciona el camino de la trata y los ASI?

A. Definitivamente sí. Por eso es tan importante garantizar que la infancia se desarrolla en un entorno seguro, porque estamos previniendo más de lo que pensamos.

Y esto es una responsabilidad social, pero sobre todo de nuestros gobiernos que deben garantizarnos estructuras que protejan a los más vulnerables, que en este caso son los niños y las niñas, para evitar que en un futuro sufran otro tipo de violencias.

Aunque sufrir ASI no te hace automáticamente víctima de trata, dejar la puerta abierta sí que da lugar a que entren mayores tipos de violencias. Entre estas violencias, la trata.

MT. Helga fue víctima de ambas prácticas y explica cómo creía ser “una puta feliz” hasta que salió y se dio cuenta de su realidad como víctima. ¿Es común que esto ocurra, que las víctimas no se identifiquen como víctima hasta tiempo después de salir de esa situación?

Es urgente que dejemos de culpabilizar y empecemos a identificar la violencia como una vulneración de los Derechos Humanos

A. Es, de hecho, la situación más normal que nos encontramos con supervivientes de trata. Pasa mucho tiempo hasta que reconstruyen su historia y entienden que lo que les pasó, nunca fue culpa suya.

De hecho, se sienten culpables por su situación y esta es la prueba de que en anteriores ocasiones las culpabilizaron por la violencia que sufrieron.

Como sociedad es urgente que dejemos de culpabilizar y empecemos a identificar la violencia como lo que es: una vulneración de los Derechos Humanos.

Sólo con educación y entendiendo esta lacra como un auténtico problema social, podremos acabar con ella.

MT. ¿Qué responsabilidad tenemos como trabajadoras sociales y, sobre todo, como parte de la ciudadanía?

Es nuestra responsabilidad poner el tema encima de la mesa y pedir cuentas de los miles de niños maltratados a nuestro gobierno

A. Como sociedad, tenemos la responsabilidad de dejar de mirar a otro lado. Nunca se habla del  abuso y la violencia porque son temas incómodos que sacan a relucir lo indiferentes que en realidad somos, pero para que esto cambie es nuestra responsabilidad poner el tema encima de la mesa y pedir cuentas de los miles de niños maltratados a nuestro gobierno.

Como trabajadoras sociales, que estamos constantemente expuestos a la vulnerabilidad de las personas con las que trabajamos, tenemos la responsabilidad de formarnos en esto, en identificar posibles situaciones y prevenir hasta el cansancio. Sólo con educación y entendiendo esta lacra como un auténtico problema social, podremos acabar con ella.



Evitarlo, prevenirlo

Soy inocente, pero ellas ya no. 1 de cada 5 niños y niñas han sufrido Abuso Sexual Infantil (ASI). ¿Cuántas podrían acabar en una red de trata? Ya hemos visto que un elevado porcentaje de ese 20% de la población. Necesitamos evitarlo, necesitamos prevenirlo.


PERFIL DEL AUTOR

María Torres

Mi nombre es María Torres, soy estudiante de la URJC en el doble grado de Trabajo Social + Relaciones Laborales. El Trabajo social ha supuesto un antes y un después en mi visión de la sociedad, y tras darme cuenta de la vulnerabilidad a la que están expuestos los menores que han sufrido abusos sexuales en la infancia/adolescencia, he decidido involucrarme en diversos proyectos para prevenir y erradicar estas situaciones. Asimismo, participo como voluntaria en el proyecto Break The Silence que lucha contra la trata de personas en España.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos