Conecta con nosotros

Gente Jupsin

El respeto a la mujer embarazada

a fertilidad y la mujer embarazada han sido en todas las civilizaciones objeto de veneración. Numerosa simbología, convertida en arte, ha representado en todas las culturas la figura de la mujer embarazada para enaltecerla y homenajearla. Sin embargo, ahora han cambiado mucho las cosas y las mujeres embarazadas no sólo no suelen ser agasajadas sino que a menudo van a tener que escuchar frases que pueden herir una sensibilidad que se encuentra, en esos momentos, a flor de piel.

El respeto a la mujer embaraza – Por Carmen G. Campos – La ventaja del caracol

  • La fertilidad y la mujer embarazada han sido en todas las civilizaciones objeto de veneración. Sin embargo, ahora han cambiado mucho las cosas.
  • hay mujeres que sufren hiperémesis gravídica con nauseas y vómitos constantes que pueden provocar la deshidratación de la gestante. Ante esto  hay quien dice que es sugestión y mira a la mujer como si fuera una floja y no estuviera a la altura de las circunstancias porque ¡el embarazo no debe limitarte!.


Mujer embarazada, a flor de piel

La fertilidad y la mujer embarazada han sido en todas las civilizaciones objeto de veneración. Numerosa simbología, convertida en arte, ha representado en todas las culturas la figura de la mujer embarazada para enaltecerla y homenajearla.

Sin embargo, ahora han cambiado mucho las cosas y las mujeres embarazadas no sólo no suelen ser agasajadas sino que a menudo van a tener que escuchar frases que pueden herir una sensibilidad que se encuentra, en esos momentos, a flor de piel.

¿Por qué cuestionar a las mujeres cuando se cuidan pensando en la seguridad y bienestar de sus hijos?

Muy común es escuchar desde el inicio “estás embarazada no enferma” y terminar con un “no te preocupes por el parto si todo el mundo pare”.

¿Por qué esta banalización de uno de los procesos más impresionantes de la naturaleza? ¿Por qué no reconocer la cantidad de factores que entran en juego? ¿Por qué cuestionar a las mujeres cuando se cuidan pensando en la seguridad y bienestar de sus hijos?

Es cierto que cada embarazo es diferente, pero hay factores comunes que se presentan en mayor o menor medida en todos. Por ejemplo, al inicio de la gestación la mayoría de las mujeres sienten un gran cansancio. Es una respuesta del cuerpo al esfuerzo extra que esta realizando el organismo para albergar al feto que comienza a desarrollar sus órganos a un ritmo vertiginoso.

En su versión más extrema, hay mujeres que sufren hiperémesis gravídica con nauseas y vómitos constantes que pueden provocar la deshidratación de la gestante. Ante esto  hay quien dice que es sugestión y mira a la mujer como si fuera una floja y no estuviera a la altura de las circunstancias porque ¡el embarazo no debe limitarte!.

«Yo comí de todo y no me pasó nada»

Una de las primeras pruebas que se hacen durante el embarazo es determinar si la mujer ha tenido ya la toxoplasmosis y dependiendo de eso podrá consumir determinada comida o no. Además, están prohibidos otros productos como los quesos sin pasteurizar, el alcohol, la carne poco hecha…

Creo que no hay una mujer en la faz de la tierra a la que no se le haya dicho la frase “pues yo comí de todo y no me pasó nada”

En fin, cuatro cosas pero que hay que tener en cuenta para evitar que el bebé pueda sufrir infecciones.

Creo que no hay una mujer en la faz de la tierra a la que no se le haya dicho la frase “pues yo comí de todo y no me pasó nada”. Yo no sé si a estas mujeres algún médico les contaron los riesgos y si aún así decidieron hacer caso omiso y después presumir de ello.

Es cierto que hace años se desconocían algunas de estas cosas y es común y normal que las personas de generaciones previas se sorprendan con los nuevos protocolos médicos. Pero también es cierto que gracias a las investigaciones realizadas entorno al embarazo hoy se tiene un conocimiento mayor sobre lo que puede ser beneficioso para el bebé y para la gestante.



Presumir siempre está feo

Creo que se debe respetar a las mujeres que sí confían en los profesionales y no ridiculizarlas como si hicieran tonterías innecesarias

Yo no sé si las mujeres que en la actualidad deciden no seguir las recomendaciones de los médicos lo hacen porque subestiman las investigaciones o porque no lo han entendido cuando se les ha explicado.

Sea como fuere, creo que se debe respetar a las mujeres que sí confían en los profesionales y no ridiculizarlas como si hicieran tonterías innecesarias.

Presumir siempre está feo, pero lo es más cuando se hace con un tema tan sensible… Y si no que se lo pregunten a las mujeres que sí han tenido problemas en sus embarazos y lo terriblemente culpables que se sienten cuando en realidad, probablemente, no hubieran podido hacer nada para evitarlo.


Licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y Máster en Protocolo y Comunicación. Quince años de experiencia profesional, tanto en periodismo como en el ámbito de la comunicación empresarial y las relaciones públicas. En la serie de artículos 'La ventaja del caracol' mira a su alrededor "para ver qué nos condiciona y cuestionar lo que siempre hemos dado como bueno".

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad

Las secuelas psicológicas del maltrato, ‘cicatrices’ en la mente

En sus Manos

Tu ‘Kriptonita’ eres tú

Gente Jupsin

La importancia de prevenir el acoso escolar

En sus Manos

Fortalece la autoestima frente al acoso escolar

Idígoras y Pachi

Connect
Newsletter Signup

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos