Esta parte del trabajo es solo tuya

Esta parte del trabajo es solo tuya – Por Laura Quiun – Especial para jupsin.com

  • El acoso habla de la forma como nos relacionamos, de la forma como damos apoyo o la espalda cuando vemos alguien en desgracia, de aquello que se hace con el poder, o lo que se deja de hacer con él.

  • Es importante que recuerdes que el acoso mina nuestros recursos y es como un agujero en el recipiente del combustible de un coche que a pesar de ello tiene que seguir andando.

  • El acoso no es tu culpa, no es tu responsabilidad, pero sí es el poder hacer algo por ti cuando sucede.


Resulta maravillosa y esperanzadora la difusión continua de contenidos respecto al acoso laboral y al acoso sexual.

Resulta esperanzadora la difusión de contenidos respecto al acoso laboral y al acoso sexual

Desde mi punto de vista, no creo que este tipo de situaciones sean recientes.

Considero que son situaciones que han sucedido a lo largo de los años y que estamos en un periodo en el que somos cada vez más conscientes de su importancia por las implicancias de todo orden y porque contamos con el espacio y el eco para poder denunciar.

Su presencia en el tiempo es posible por comentarios normalizadores que actúan como vehículo de justificación de conductas que llevan existiendo desde tiempos impensados.

A día de hoy hay un camino labrado que hace que sea posible que estas reivindicaciones están respaldadas por organismos internacionales – Foto DPNB.

Aprendizaje en la familia y en el trabajo

Como podemos leer en la entrevista que tuve la oportunidad de realizar a Laura Crawshaw, publicada en jupsin.com, forman parte de un aprendizaje que se da tanto en el seno de la familia como en las primeras experiencias laborales o en contextos laborales que por sus características han asumido que es la única forma de relación.

Considero que las reivindicaciones de las que somos testigos a diario son el trabajo en pos de un derecho más, como lo fue en su día la reivindicación de las de las ocho horas por parte del movimiento obrero.

El acoso no hace distinciones, puede ocurrir en oficinas, entre las bases, en la misma jerarquía de una organización, ser ascendente, descendente o darse entre compañeros

La reivindicación actual es importante que tenga en cuenta que el acoso no hace distinciones, puede ocurrir en oficinas, entre las bases, en la misma jerarquía de una organización, ser ascendente, descendente o darse entre compañeros.

Ni la ideología, ni la creencia o no creencia salvan, puede ocurrir en cualquier lugar.

El acoso habla de la forma como nos relacionamos, de la forma como damos apoyo o la espalda cuando vemos alguien en desgracia, de aquello que se hace con el poder, o lo que se deja de hacer con él.

Un trabajo más justo y equitativo

A día de hoy hay un camino labrado que hace que sea posible que estas reivindicaciones están respaldadas por organismos internacionales. Existen instituciones como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que el pasado mes de junio firmó un convenio y posteriormente una recomendación en materia de violencia y acoso en el trabajo,

Hay que sumar este convenio de la OIT a la inclusión del burnout dentro de la lista de enfermedades por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este mismo año, actuaciones que describen una mayor conciencia del impacto que el trabajo tiene en el bienestar psicológico de las personas.

Más allá de que su ratificación se encuentre en estudio, es importante contar con un marco a nivel global en el cual queden definidas las directrices en pos de un trabajo más justo y equitativo para hombre y mujeres.

En esta parte del relato quiero preguntarte, ¿cuánto eres capaz de hacer por ti misma? – Foto: DPNB

Riesgo para la salud, integridad y la propia vida

Si han tenido la ocasión de leer el convenio habrán visto que es algo más que una declaración de intenciones. Es un documento en el cual quedan reflejados todos los tipos de espacio de abordaje.

En ningún momento se hace alusión a que aquello que vives sea tu culpa; más bien, podrás apreciar que se sugieren distintos espacios de ayuda para ti

Incluye el trabajo informal, como todos los ámbitos de actuación y apoyo para la persona afectada y el tipo de accionar a desarrollar.

Y me llama la atención el inmediato, aquel que se debe de realizar de forma automática por parte de la inspección de trabajo cuando la situación que vive el agredido pone en riesgo su salud, integridad y su propia vida.

Si no lo has hecho, te invito a leerlo. Quienes han contribuido a su redacción tienen clara conciencia que aquello que vives, con sus propias particularidades, hay alguien en algún lugar que lo tiene presente y ha sido capaz de recogerlo para que quede reflejado.

El documento es un llamamiento a una acción de todas las partes, incluida tu, querida víctima. Sí, en ningún momento se hace alusión a que aquello que vives sea tu culpa; más bien, podrás apreciar que se sugieren distintos espacios de ayuda para ti.

Desde la atención psicológica, un teléfono de atención de 24 horas, programas de reinserción laboral… hay mucho por ti, lo cual da cuenta que quien lo escribió es plenamente consciente que aquello que vives te afecta y que ante esto hay también que hacer algo.

Laura Quiun – Foto: DPNB

El acoso es como un coche con el deposito agujereado

En esta parte del relato quiero preguntarte, ¿cuánto eres capaz de hacer por ti misma?

En ocasiones, si vives esta situación es posible que pongas en duda lo que has vivido, que lo relativices. Lo cierto es que esto, como lo habrás ido experimentando, finalmente te hace algún tipo de mella.

El acoso mina nuestros recursos y es como un agujero en el recipiente del combustible de un coche que a pesar de ello tiene que seguir andando

Es importante que recuerdes que el acoso mina nuestros recursos, consiguiendo ser como un agujero en el recipiente del combustible de un coche que a pesar de ello tiene que seguir andando.

Según como tengas lleno el depósito, o el lugar y tamaño del hueco, podrás seguir andando… pero con independencia de cómo sea irás perdiendo energía.

Hay una parte que corresponde a otros, a las autoridades. Y también hay una parte que nos corresponde a nosotros, aquella de poner manos a la obra en poder reparar el recipiente.

Si tuvimos la oportunidad de crecer en un entorno que nos dotó de más recursos, posiblemente podamos rodar más. Pero lo tengamos o no, el agujero más pequeño o más grande estará allí, impidiendo que posiblemente en un momento el coche marche como nos gustaría que lo haga.



El acoso no es tu culpa

El acoso no es tu culpa, no es tu responsabilidad, pero sí es el poder hacer algo por ti cuando sucede.

El acoso no es tu culpa, no es tu responsabilidad, pero sí es el poder hacer algo por ti cuando sucede.

Ir a buscar ayuda, tanto aquella que te permita obtener información sobre qué hacer frente a este tipo de situaciones. Aquella información que te facilite el espacio de reflexión sobre todas las opciones o recursos disponibles en este tipo de casos, y aquella que constituya un espacio en el cual puedas hablar y trabajar la parte interna que se está viendo afectada por lo que te está pasando.

Las condiciones podrán cambiar o no, podrá haber o no un reconocimiento de aquello que vives para el entorno laboral, podrán realizarse acciones correctivas frente a aquello que pasas o no, podrán remover al acosador o no, se podrá suscribir el convenio y poner en práctica sus recomendaciones, pero más allá de eso aquella persona que es importante que actúe frente al daño que todo esto le ocasiona eres tu.

Ese actuar es algo más que denunciar, ese actuar es trabajar activamente en poder reparar el agujero del coche y, si desconoces el cómo, poder explorar aquellos espacios, en los que aprender a llenar nuevamente el tanque de combustible para que tu coche, tu vida, pueda seguir andando.

Esta parte del trabajo es solo tuya.


PERFIL DEL AUTOR

Laura Quiun

Comunicadora Social, Doctora en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, Coach Ejecutiva y Associate Member del International Society for Coaching Psychology. Mi trabajo a nivel de investigación aborda un análisis de las estrategias de afrontamiento de las personas afectadas por acoso y la forma como estas influyen en los efectos derivados de la agresión. Hace énfasis en aquellos aspectos que contribuyeron en la conformación de este estilo de respuesta.


Un comentario en “Esta parte del trabajo es solo tuya”

  • En esta parte del trabajo es solo tuya he tomado como referencia teoría de Coservación de recursos de de S. Hobfoll.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos