Aventura extrema de Judith Obaya, preparación (3)

Aventura extrema, preparación – Por la igualdad de la mujer en el deporte – Judith Obaya – Serie de artículos especial para jupsin.com 

Ha llegado el momento de hablaros de mi nueva aventura extrema. Y lo quiero hacer, ‘por la igualdad de la mujer en el deporte’, en el portal jupsin.com, con un NO rotundo al acoso y a la discriminación.

Me estoy preparando para volver muy pronto a Djebel Ouarkziz , la frontera natural entre Marruecos y Sáhara Occidental, para iniciar la misma travesía que realicé en bicicleta en 2017, pero esta vez para correr ‘Running the Sáhara’1.775 kms. (45 kms. día).


Mujeres deportistas, jupsin.com,


Aventura extrema, preparación

Hubo un tiempo, y llegado el momento volverá a ser así, en que no necesité otro motivo para subirme a la moto que la propia curiosidad ávida de descubrir cualquier vida o paisaje que me pudieran transmitir o enseñar algo, por sencillo que fuese.

“¿Dormir para soñar? No. Rodar para hacer realidad los sueños”.

Cada viajero debe hacer su propio camino y yo quiero descubrir el mío

Convencida de que el viaje no es el destino, sino el camino, siempre procuré no leer sobre experiencias de otros viajeros que pudieran influir en mí.

Cada viajero debe hacer su propio camino y yo quiero descubrir el mío. Esperar que las cosas sucedan por sí mismas, no buscarlas, es la clave.

‘20Mares’ no fue un viaje programado. Calculé las etapas cada noche sin precisión alguna, solo esperando encontrar lo que deseaba, ser sorprendida.

Rodé durante 12 horas diarias la mayor parte de los días, comí mal, pasé mucho calor y mucho frío, dormí poco, bebí agua que parecía té y café que parecía petróleo; pero todo ha formado parte de una de las experiencias más bonitas que pude imaginar.

Sahara Crossing
Judith Obaya: “…comí mal, pasé mucho calor y mucho frío, dormí poco, bebí agua que parecía té y café que parecía petróleo”.

De ‘multicultural ambassador’ a ‘atleta extrema’

Pero llegó ese momento en el que necesité más para vivir, haciéndome dependiente de la adrenalina que mi cuerpo procesa cuando las cosas se ponen difíciles. Pasé de la improvisación al estudio minucioso de cada detalle, de la soledad al trabajo en equipo, dejé de ser ‘multicultural ambassador’ para ser ‘atleta extrema’.

De la improvisación al estudio minucioso, de la soledad al trabajo en equipo, de multicultural ambassador a atleta extrema

Para mí, deporte extremo son aventuras inéditas que requieren algo más que voluntad y deseo.

Mi lema, el lema de Motorcycle Experiences: “Hemos hecho todos los cálculos. Nuestra idea es irrealizable. Sólo queda una cosa por hacer… realizarla.” (PJ Latecoere)

Surge la idea, y en ese mismo instante comienza el viaje.

Cada travesía, viaje, expedición requiere un estudio detallado del lugar, carreteras o caminos, clima, recursos, cultura, costumbres, gastronomía, religión, historia… todo es importante, todo cuenta cuando de ello depende el éxito y, sobre todo, cuando mi bienestar o el de mi equipo está en juego.

Elaborar la hoja de ruta puede parecer tedioso, por el contrario, es entretenido, poco a poco voy aprendiendo sobre las diferentes culturas para poder así comprender y admirar su forma de vida. Viajo para ver, entender, respetar y compartir… nunca para despreciar, juzgar o cambiar a nadie.

Judith Obaya
Judith Obaya: “Para mí, deporte extremo son aventuras inéditas que requieren algo más que voluntad y deseo”.

También puedes leer


Historia, religión y… riesgos latentes

Si es corriendo, en bicicleta, en moto… cada medio requiere una organización distinta y conocer la orografía es imprescindible para decidir cómo hacerlo. El clima determinará la época del año más conveniente para evitar lluvias torrenciales, temperaturas demasiado extremas o copiosas nevadas.

La historia y religión de cada lugar me desvelarán el carácter de su herencia cultural y posibles riesgos latentes por conflictos sin resolver

Mi indumentaria es importante tanto para protegerme del frío como para evitar la deshidratación, y contar con recursos naturales, como pozos de agua, me garantizan la supervivencia en caso extremo.

La historia y religión de cada lugar no solo me desvelarán el carácter de su herencia cultural sino también posibles riesgos latentes aún por conflictos sin resolver.

Sabiendo sobre sus costumbres podré convivir y disfrutar de momentos inolvidables haciendo amigos que recordaré siempre con una sonrisa.

Judith Obaya
Judith Obaya: “Sabiendo sobre sus costumbres podré convivir y disfrutar de momentos inolvidables haciendo amigos que recordaré siempre con una sonrisa”.


“¡Sí, apoyamos tu aventura extrema!”

El viaje continúa con el cálculo de gastos y financiación necesaria para la realización del proyecto.

Mis ahorros se esfumaron con la travesía del Sáhara Occidental, en bicicleta, ‘Con2…ruedas’ y de no haber encontrado el apoyo económico necesario no habría podido continuar.

Son muchas horas de búsqueda, muchos mails enviados a empresas y particulares intentando que llegue ese día en el que uno responda manifestando que se siente identificado con el proyecto y quiere participar.

Perseverancia y fuerza de voluntad van sumando horas de búsqueda, entrenamiento y trabajo en una agenda perfectamente organizada que completo con charlas y entrevistas. Los amigos y la familia saben que no me pueden pedir mas y se contentan con pequeñas dosis de mí en instantes muy escogidos.

Por fin he encontrado la manera de comunicar la enérgica lucha por la igualdad de la mujer, especialmente en el deporte

Cuando escucho –“¡SÍ, apoyamos tu proyecto!”– es cuando pienso que ha valido la pena insistir, creo en la recompensa por el esfuerzo y me convenzo de que por muy difícil que sea… nada es imposible.

Así comienza una carrera de fondo en la que los patrocinadores pasan a ser también protagonistas, mi sueño es ahora el suyo y comienza una andadura más o menos larga donde impera la confianza y el trabajo duro en equipo.

Detrás de todo este deseo de llegar a la meta que yo misma me marco, hay otro motivo que me empuja más si es posible: han sido años de conflicto en los que por fin he encontrado la manera de comunicar, la enérgica lucha por la igualdad de la mujer, especialmente en el deporte.

Conmigo van esos miles de mujeres que, como yo, se sienten frenadas. Y en las situaciones difíciles, como en la vida, ¡todas juntas SI podemos!


Judith Obaya, aventura extrema (1), jupsin.com
‘La nueva aventura extrema de Judith Obaya’ (1)

Judith Obaya, aventura extrema (2), jupsin.com
‘Viajes, ilusiones y lágrimas’ (2)

Mujeres deportistas, jupsin.com,


PERFIL DEL AUTOR

Judith Obaya

Este es mi logotipo, símbolo africano KWATAKYE ATIKO, cabello del capitán Ashanti Kwatakye que significa 'valentía' y 'coraje' // … soy asturiana, de 50 orgullosos años, madre, policía y atleta extrema. Hace cinco años, realicé en moto, en solitario, la ruta europea de los ’20 Mares’, a través de 19 países. Esta aventura marcó el comienzo de una frenética etapa de mi vida, sin fecha de caducidad, y en la que me encuentro inmersa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos