Autor: Judith Obaya

Este es mi logotipo, símbolo africano KWATAKYE ATIKO, cabello del capitán Ashanti Kwatakye que significa 'valentía' y 'coraje' // … soy asturiana, de 50 orgullosos años, madre, policía y atleta extrema. Hace cinco años, realicé en moto, en solitario, la ruta europea de los ’20 Mares’, a través de 19 países. Esta aventura marcó el comienzo de una frenética etapa de mi vida, sin fecha de caducidad, y en la que me encuentro inmersa.

Gente Jupsin

Capitana de mi alma, ama de mi destino (10)

Son las 5:30 horas, las noches pasan despacio en el coche patrulla en esta época del año. De jueves a sábado los estudiantes toman el barrio antiguo y Oviedo parece cobrar vida, el resto de la semana la ciudad permanece desierta en las noches. Patrullando por la ciudad, a veces miro a las ventanas de las viviendas donde hay luz y pienso en los años que llevo haciendo turnos, las noches ya pesan.

Gente Jupsin

Aventura extrema: mucha preparación y dosis de paciencia (9)

Organicé el cuadrante de la carrera: indistintamente de la fecha de salida, los 1.775 km tienen que ser distribuidos en etapas y hacer coincidir los días de descanso con los puntos de repostaje. Seis días para llegar a Djebel Ouarkziz y hacer las últimas compras de agua y frutos secos. Al séptimo día, la primera etapa, los primeros 45 km. Y 41 etapas más en las que dos de ellas son de 50 km, alguna de 30 km y la mayoría de 45 km diarios.

Gente Jupsin

La ‘aventura extrema’ de buscar patrocinadores (8)

Sinceridad, determinación, fe en mi misma, ilusión por mis proyectos, valores añadidos, empatía, disciplina, esfuerzo, compromiso, sacrificio… es de lo que empapé a cada cual que me recibió y me escuchó sin pestañear, mientras se preguntaban por qué se estaban perdiendo algo tan interesante y como podían adaptarlo a sus marcas y empresas. Hoy, todos ellos saben que Judith Obaya es sinónimo de éxito y visibilidad, tan lejos como mis zapatillas pueden y van a llegar… y mucho más allá.

PUBLICIDAD

http://www.produccionesmala-mala.com/

Gente Jupsin

Judith Obaya – 47 días en el desierto del Sáhara (7)

Podía haber puesto a prueba mis rodillas y más tarde decidir si estaba preparada para correr casi 2.000 km. Pero no, decidí correr segura de mí misma y convencida de que doliendo las rodillas, sufriendo sobrecarga en músculos, rompiendo ligamentos o estando agotada por el esfuerzo, una vez más llegaría a Lanhiriz atravesando el desierto de Sáhara Occidental.

Gente Jupsin

Judith Obaya – Desierto del Sahara, mágica atracción (6)

“Cada nuevo proyecto es un motivo para levantarme por la mañana. Me esfuerzo, soy responsable, no cedo ante las dificultades, disfruto planeando, estudiando y preparando. Es una lucha que no me cansa y me enriquece, porque sé que siempre hay alguien que busca un modelo de fortaleza, un ejemplo, una inspiración de constancia y felicidad, desde mis hijos, vecinos, amigos, hasta cualquiera que coincida leyendo en las redes sociales”.

1 / 2 Siguiente

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos