Menores y fotos en Instagram ‘subidas’ de tono

Mi hija adolescente ha publicado una foto en Instagram y se ha hecho viral. ¿Qué puedo hacer? – Por Marian Rojo – Abogada especializada en Tecnologías de la Información y de la Comunicación.

  • Instagram es una red social propiedad de Facebook, proporcionada en España por la compañía Facebook Ireland Limited. La función principal de esta red es compartir fotografías y vídeos, así como realizar comentarios sobre las mismas.
  • Con los medios técnicos actuales resulta muy sencillo obtener una fotografía de un perfil abierto de Instagram y publicarla en cualquier otro lugar sin que la persona implicada ni siquiera se dé cuenta de que esa foto está siendo utilizada para fines ilícitos.
  • ‘Horror, mi foto se ha hecho viral’.


Muchas veces, los menores no son conscientes de los riesgos de realizar determinadas publicaciones en redes sociales y esto puede causar serios problemas.

Se dice que una vez un contenido es subido a Internet, perdemos por completo el control sobre el mismo y nunca sabemos dónde puede acabar. En cierto modo así es, pero esto no significa que exista impunidad absoluta en la red.

Los menores no son conscientes de los riesgos de realizar determinadas publicaciones en redes sociales y esto puede causar serios problemas

El padre de Nagore nos comenta el siguiente caso:

“Mi hija tiene 15 años y hace uno que se abrió una cuenta en Instagram, al principio la utilizaba para compartir fotos de nuestros viajes, de momentos con sus amigos… pero, con la irresponsabilidad propia de su juventud, poco a poco empezó a cambiar el tono de sus publicaciones, subiendo fotos sexis y algunas que incluso podrían considerarse eróticas.

Su perfil está abierto al público pero ni su madre ni yo utilizamos esta red social, por lo que desconocíamos este hecho por completo, hasta que un familiar nos dijo que había visto una foto de Nagore en una página web con contenido para adultos. Estamos muy preocupados y no sabemos qué hacer”.

Los padres de Nagore se preguntan cómo han llegado esas fotos hasta una página de ese tipo y la joven está muy afectada por todo lo que está pasando. Al analizar este caso son muchas las dudas que nos surgen.

Instagram cuenta con sus propias normas de publicación de contenido. Son las llamadas “Normas comunitarias”, las cuales prohíben la publicación de fotografías y vídeos de desnudos o de carácter sexual.

¿Es legal la publicación de fotos eróticas en Instagram?

Instagram es una red social propiedad de Facebook, proporcionada en España por la compañía Facebook Ireland Limited. La función principal de esta red es compartir fotografías y vídeos, así como realizar comentarios sobre las mismas.

Si los filtros de Instagram descubren estas publicaciones, es probable que las eliminen y cierren la cuenta, pero el control de la red social no es completamente efectivo

Instagram cuenta con sus propias normas de publicación de contenido. Son las llamadas “Normas comunitarias”, las cuales prohíben la publicación de fotografías y vídeos de desnudos o de carácter sexual.

Por tanto, no es que publicar fotos de este tipo en internet sea ilegal (siempre que se publiquen por mayores de edad y de forma voluntaria), sino que es la propia red social la que no lo permite.

Si los filtros de la misma descubren estas publicaciones, es probable que las eliminen y puedan incluso cerrarte la cuenta, pero muchas veces el control de la red social no es completamente efectivo.

En este caso, además, Nagore es menor de edad, por lo que tenemos que atenernos a la legislación vigente en la materia.

¿Necesita Nagore el consentimiento de sus padres para realizar estas publicaciones?

Según los términos y condiciones de Instagram, esta red social puede utilizarse desde los 13 años. Sin embargo, la legislación española de protección de datos sitúa el límite de edad para consentir sobre el tratamiento de datos de carácter personal en 14 años, por lo que hasta esa edad sería necesario el consentimiento de los padres.

Queda prohibida la publicación de imágenes que puedan lesionar el derecho al honor de la menor, aunque conste su consentimiento o el de sus padres

Nagore tiene 15 años, por lo que puede abrir una cuenta en Instagram sin ningún problema, pero es menor de edad, por lo que será también de aplicación la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, especialmente en lo relativo a su Derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen.

Queda por tanto prohibida la publicación de imágenes que puedan lesionar el derecho al honor de la menor, aunque conste su consentimiento o el de sus padres. Así pues, en defensa del interés superior de la menor, estas fotos no podrían publicarse ya que constituyen una clara intromisión ilegítima en su intimidad, honra y reputación, y resultan contrarias a sus intereses.

Resulta sencillo obtener una foto de un perfil de Instagram y publicarla en cualquier otro lugar sin que la persona implicada se dé cuenta de que está siendo utilizada para fines ilícitos

¿Cómo han podido aparecer esas fotos en otra página?

Con los medios técnicos actuales resulta muy sencillo obtener una fotografía de un perfil abierto de Instagram y publicarla en cualquier otro lugar sin que la persona implicada ni siquiera se dé cuenta de que esa foto está siendo utilizada para fines ilícitos.

¿Es delito compartir esas fotos sin permiso?

El hecho de contar con el consentimiento del afectado para la publicación en un lugar concreto y determinado como es su perfil de Instagram no da derecho a terceros para difundirlo en otros medios. El Código Penal español, desde su reforma de 2015, ha completado el artículo 197 con el apartado 4 bis que dice lo siguiente:

Será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona.”

Obtener fotografías de un perfil de Instagram y publicarlas en otro lugar, puede ser un acto constitutivo de delito

Por lo tanto, obtener fotografías de un perfil de Instagram y publicarlas en otro lugar, puede ser un acto constitutivo de delito.

Además, también podemos encontrarnos ante un ilícito civil por vulneración del Derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen de la víctima.

No podemos olvidar que la imagen es también un dato de carácter personal, por lo que también se estaría produciendo un tratamiento ilícito de datos.



¿Cómo podemos eliminar esas fotos de instagram? ¿Y de la otra página?

Instagram tiene sus propios mecanismos para la eliminación de fotografías subidas por el usuario a su perfil personal, así como sistemas de denuncia para contenido inadecuado.

Con respecto a la otra página, habrá que ponernos en contacto con el responsable y solicitar la eliminación.

Instagram tiene sus propios mecanismos para la eliminación de fotografías subidas por el usuario a su perfil personal, así como sistemas de denuncia para contenido inadecuado

Más difícil, aunque no imposible, será determinar quién es el responsable de la viralización de la fotografía.

Durante todo este procedimiento es esencial contar con asesoramiento jurídico experto.

La figura de un abogado que conozca la materia en profundidad puede marcar la diferencia entre una estrategia adecuada con la que obtengamos una solución y el fracaso de las actuaciones, con el consiguiente peligro, pues las fotografías difundidas pueden seguirse expandiendo por la red hasta el infinito.

Se hace, por tanto, imprescindible actuar rápido y con firmeza para evitar males mayores.


jupsin.com te recomienda también el artículo ‘Horror, mi foto se ha hecho viral’, de la abogada Marian Rojo.

¿Cómo podemos evitar este tipo de situaciones?

En primer lugar, es esencial la educación de los menores en el uso responsable de las nuevas tecnologías.

Hemos de explicar a nuestros hijos que Internet es una herramienta poderosa, con muchas ventajas, pero que no está exenta de peligros. Tienen que saber que no todo se puede publicar y que hay determinada información que debe mantenerse en la intimidad.

Es muy recomendable que los padres estén familiarizados con las redes sociales y, en general, con el uso de las nuevas tecnologías

Es muy recomendable que los padres estén familiarizados con las redes sociales y, en general, con el uso de las nuevas tecnologías. Interactuar con los niños en el mundo online, saber quiénes son sus amigos y qué tipo de información comparten, puede ayudarnos a evitar este tipo de problemas.

Y por último, hay que enseñar a los menores a configurar la privacidad de sus redes sociales, la mayoría de las más conocidas incorporan filtros, permiten seleccionar el público objetivo que puede ver cada publicación y limitar las visualizaciones a un determinado periodo de tiempo.

Mantener los perfiles con una alta privacidad no garantiza la ausencia de problemas, pero ayuda a minimizarlos, al compartir la información únicamente con personas de confianza.

Y tenemos que insistir en la importancia de estar bien asesorados en todo momento, en caso de duda, consultar con psicólogos y abogados, así como con el entorno del menor, siempre es una buena idea.



PERFIL DEL AUTOR

Marian Rojo

Abogada especializada en Tecnologías de la Información y de la Comunicación. Máster en Propiedad Intelectual por la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE). Ha trabajado en despachos de abogados relacionados con las nuevas tecnologías y en startup de base tecnológica, en asuntos como protección de datos de carácter personal, comercio electrónico, defensa de derechos de propiedad intelectual e industrial, entre otros. Actualmente, es responsable del departamento de nuevas tecnologías de Letradox Abogados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos