‘Mis hijos me piden que juegue, pero no tengo fuerzas’

‘Mis hijos me piden que juegue, pero no tengo fuerzas’. Las víctimas de acoso se encuentran en una situación de vulnerabilidad por todos los hechos vividos. Los síntomas que presentan tiene una gran fuerza.

Tanto es así que, generalmente, aparece el sentimiento de estar distanciadas emocionalmente, con dificultad para experimentar ciertas emociones.

Estos sentimientos son muy importantes y afectan, indudablemente, a la relación con los hijos y generan un mayor sentimiento de culpabilidad.

Debemos tener presente que los hijos siguen comportándose de la misma manera, previa a las situaciones de hostigamiento. Por este motivo, las personas afectadas por vivencias de acoso se ven muchas veces superadas.

hijos, acoso laboral, jupsin.com, Psicología Velázquez
“Me pide que juegue con él, pero no puedo, no tengo fuerzas”

El cansancio continuo de las personas acosadas hace que perciban muy difícil y un gran esfuerzo involucrarse en los juegos de los hijos

Juegos y educación de los hijos

El estado de cansancio y la apatía continua en la que se ven inmersas las personas acosadas provocan que perciban como algo muy difícil y que requiere un gran esfuerzo el hecho de involucrarse en los juegos o educación de los hijos.

Las personas acosadas, suelen verbalizarnos frases como: “cualquier cosa, aunque sea una tontería, que hagan mis hijos, me crispa, no soy capaz de gestionarlo como antes”, “me pide que juegue con él, pero no puedo, no tengo fuerzas. Estas frases muestran el estado emocional y físico en el que se encuentran, completamente debilitadas.


Psicología Velázquez, jupsin.com, acoso laboral, psicología


Distanciamiento emocional

En cuanto al distanciamiento emocional, hay que mencionar que las víctimas perciben el entorno en muchas ocasiones como algo desconocido. No se sienten enraizadas a nada, por lo que el bloqueo del comportamiento que presentan es preocupante.

Por otra parte, estas personas presentan dificultad para experimentar ciertas emociones, por lo que no disfrutan ni expresan positivismo ante las evoluciones de sus hijos.

Un ejemplo de esto es que la víctima no ríe, ni disfruta cualquier comportamiento gracioso que realicen sus hijos, cuestión que afecta y aumenta el sentimiento de culpabilidad, y se consideran mal padre o mala madre.

Además, aparece un sentimiento de frustración, por desear disfrutar y ser partícipe y no poder manifestarse como tal.


Sara García, abogada de Legálitas
‘Ciberviolencia de género’jupsin.com te recomienda este artículo de Sara García, abogada especializada de Legálitas

La acción hostigadora no tiene efectos sólo en la víctima, sino en su círculo más cercano, aumentando sus consecuencias

No te culpabilices más

La falta de atención y concentración también hace mella en las víctimas y su vinculación con los hijos, pues se sienten responsables de cuanto les suceda, y se culpabilizan aún más por no prestar la atención que debieran.

Con todo esto, es muy importante pensar que la acción hostigadora no tiene efectos sólo en la víctima, sino en su círculo más cercano, aumentando sus consecuencias y el grado de las mismas.

Por ello, si eres víctima de acoso laboral nuestro consejo es: “Sé consciente de que lo que actualmente te ocurre y sientes no es algo que hagas conscientemente, sino que es el resultado de un daño que te han ocasionado. En este momento, permítete estar débil, no te culpabilices más”


También puedes leer los artículos de Paloma López y Rocío Gavilán (Psicología Velázquez) en conRderuido.com
También puedes leer los artículos de Paloma López y Rocío Gavilán (Psicología Velázquez) en conRderuido.com

PERFIL DEL AUTOR

Psicología Velázquez

Paloma López y Rocío Gavilán ofrecen servicios de Psicología Sanitaria, Forense y Jurídica. Son licenciadas en Psicología Clínica por la Universidad Complutense de Madrid y Master de Psicología Forense de la Universidad Autónoma de Madrid. Son Peritos Oficiales y están inscritas en el equipo de Peritos de la Comunidad de Madrid. Tienen una larga experiencia profesional en la realización de informes psicológicos periciales, así como en las preparaciones para vistas judiciales y al proceso judicial al que se enfrenta la víctima. Cuentan también con formación específica en Psicografología y Peritación Caligráfica, y realizan informes de firmas y manuscritos en casos de Derecho Penal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos