Fibromialgia: “Por dentro se te comen los demonios y los dolores”

Diagnostico: Fibromialgia – Testimonio – Por Mar Araujo

  • Empieza el aislamiento social y la incomprensión: pierdo mi trabajo, pierdo a mi marido, mucha gente me deja o les dejo yo por el camino
  • ¡Pero si tienes tan buena cara!” es la frase que más me repiten, la odio. Opto por decir que me encuentro bien cuando me preguntan. Por dentro se me comen los demonios y los dolores.
  • Actualmente no hay quien me pare, vuelvo a vivir a pesar de la maldita enfermedad. Por fin me he aceptado a mí misma  y he comenzado a trabajar para que no sea la fibromialgia la que gane la batalla.
  • Fibromialgia, ¿dolor incomprendido?


Después de tres años de peregrinación de médico en médico, por fin tenia un nombre para lo que me estaba ocurriendo. No, no era una vaga, no estaba loca, no era una hipocondriaca que se inventaba sus males.

No, no era una vaga, no estaba loca, no era una hipocondriaca que se inventaba sus males

Empieza el aislamiento social y la incomprensión: pierdo mi trabajo, pierdo a mi marido, mucha gente me deja o les dejo yo por el camino.

Casi nadie comprende cómo me siento. “¡Pero si tienes tan buena cara!” es la frase que más me repiten, la odio.

Opto por decir que me encuentro bien cuando me preguntan. Por dentro se me comen los demonios y los dolores.

El clima y el mar le permiten arañar unas horas más de actividad cada día. Siempre acompañada por su perra, Chica, Mar pasea, acude a clases de gimnasia, es alumna del programa para mayores de la Universidad Jaime I de Castellón. Es consciente de que la fibromialgia condiciona su vida, pero lucha todos los días para que la enfermedad no se apodere de ella.

Adiós sociedad

Nadie entiende que estés bien y al rato te encuentres fatal. Dejo de quedar con amigos, dejo de hacer absolutamente las actividades que siempre me habían hecho feliz: viajar, la ópera, el cine, visitar museos.

Ya no salgo de casa y de la cama porque nunca sé cómo me voy a encontrar dentro de una hora

Ya no salgo de casa y de la cama porque nunca sé cómo me voy a encontrar dentro de una hora.

Muchos de mis amigos no entienden que anule nuestras citas en el último momento y poco a poco van desapareciendo de mi vida.

Llega la depresión, la no aceptación. Me niego a admitir que solo tengo unas horas hábiles al día, y que el resto mi enfermedad me obliga a permanecer en la cama, a encerrarme en mí misma, a aislarme del mundo y encerrarme dentro de mi propia soledad.



Psicoterapia y aceptación

El tratamiento psiquiátrico y psicológico han sido fundamentales en todo este proceso que ya lleva conmigo más de doce años

Como bien dice el Dr. Romero en la entrevista publicada en jupsin.com, gracias a la psicoterapia empiezo a aceptar mi situación, a aceptar mis limitaciones.

Para mí, el tratamiento psiquiátrico y psicológico han sido fundamentales en todo este proceso que ya lleva conmigo más de doce años.

Actualmente no hay quien me pare, vuelvo a vivir a pesar de la maldita enfermedad. Eso sí, el precio es pasar 3-4 horas de reposo al día, un precio que pago gustosamente, porque por fin me he aceptado a mí misma y a la enfermedad, y he comenzado a trabajar para que no sea la fibromialgia la que gane la batalla.



PERFIL DEL AUTOR

Mar Araujo

58 años. Durante más de 30 ha trabajado como secretaria de Dirección General de Recursos Humanos de una multinacional líder en el sector del automóvil, hasta que la fibromialgia le impidió continuar con su actividad. Un tribunal médico le concedió la incapacidad absoluta. Hace unos años se trasladó a vivir a un pequeño pueblo de la costa valenciana. El clima y el mar le permiten arañar unas horas más de actividad cada día. Siempre acompañada por su perra, Chica, Mar pasea, acude a clases de gimnasia, es alumna del programa para mayores de la Universidad Jaime I de Castellón. Es consciente de que la fibromialgia condiciona su vida, pero lucha todos los días para que la enfermedad no se apodere de ella.


33 comentarios en “Fibromialgia: “Por dentro se te comen los demonios y los dolores””

  • Hola soy de Costa Rica tengo fibromialgia desde hace más de 10 años a sido duro porque soy una persona muy activa y cada día me cuesta más hacer las actividades que hacia antes el dolor y la fatiga me lo impiden pero apezar de todo le doy gracias a dios por estar viva y me hago la idea de que hay personas que están luchando con una enfermedad peor y me digo todo lo puedo en cristo que me fortalece y me da animo luchemos seamos triunfadoras dios no nos da una carga que no podamos llevar vamos hacia adelante sin deprimirse y con la frente en alto bendiciones para todas.

  • Leticia Felli 12 enero, 2019 12:56

    Buenos días. A mi me la diagnosticaron en el 2005, se lo que es padecer de esta condición. He aprendido a vivir con ella, asumiendo una actitud positiva, eso si con Dios por delante. No debemos dejar que acabe con nuestro sistema nervioso. Tenemos que ser más fuerte que ella. Saludos desde Venezuela. Leticia.

  • Raquel.Ribadulla 11 enero, 2019 16:44

    Yo llevo 24_años peleando con ella,,ha dido muy duro el camino hasta aceptar que tienes tus limitaciones,.He sido muy activa y hoy por hoy ,me tomo la vida con mucha filosofia,,,aunque me llevan los demonios no poder ser como antes,,,peri solo te quedan dos opciones,,,o te amoldas ,o te amargas la vida ,amargandosela a los que tienes contigo,,,,,,,asi que toca VIVIR a su lado,,,codo con codo y afrontar el dia a dia ,como mejor se pueda,,”””animo “”” a tod@s

  • Pierdo amigos, me hacen moobing y renuncio a mi trabajo tras 17 años, sola absolutamente, pero hay 2 personas que tv creen en mi, mi madre y yo. Para delante. Es muy duro. Pero no imposible, aunque una no es de piedra. Magnífico artículo.

  • Susana Mónica Tijero 11 enero, 2019 05:52

    Padezco fibromialgia y se perfectamente qué significa encontrarse a diario con alguien diferente a quién tu eras. Los estados de ánimo son encontrados por el deseo de hacer y no poder. En fin hay que continuar y hacer lo imposible para que ésta maldita enfermedad no se apodere de una misma.

  • Me llamo Marisol Morales y esta enfermedad me puzo en una silla de Ruedas vivo en Colombia aunque soy Venezolana,de buenas a primera me empezó un Dolor en las Rodillas fui al traumatologo me dijo q no tenia nada y de buenas a primera se me traqueo una pierna fui de emergencia y solo me dijeron q eran problemas de los ligamentos,tendones y músculos q era de terapia y ya tengo 2 meses sin poder caminar

  • Natalia andrea 11 enero, 2019 02:18

    Se me hizo tan igual a mi vida diaria ya no se que hacer avese me dan ganas de morir, esto me esta matanfo de apoco ya no me siento sufro era alegre ahora ya siento que me apago poco a poco..

  • Yo vivo igual q Mar. No es vida la q pasó siempre con dolor y la flia no lo entiende. A veces pienso q sería mejor morir y no vivir como vivo.

  • Hace 40 años que conozco a Mar y a pesar de estar separadas físicamente por distintos motivos siempre he sabido lo mucho que ha luchado contra la enfermedad que padece, por eso ahora que sé que lo lleva mejor, estoy feliz y mucho por ella. Siempre será mi amiga

1 / 4 Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos