“¿Acoso?, eso en mi empresa no pasa”

“¿Acoso?, eso en mi empresa no pasa” – Por Elena Rubio, la psicóloga en tus zapatosEnea Coaching Psicología

  • ¿Realmente puedo estar completamente seguro de que no se dé una situación de acoso en mi empresa? ¿Por qué? ¿Conozco TODO lo que ocurre en la misma, sin excepción?
  • 2 años de lucha contra el acoso.


Cuando hablamos de mobbing, hablamos de palabras mayores, y también de “palabras menores”.

Por un lado, a veces se utiliza con cierta ligereza: “Me estás acosando, déjame en paz”, le podemos decir al compañero o jefe con el que hay un trato cercano y amable cuando nos agobia un poco, o nos pide algo con cierta prisa.

Pero otro lado, cuando de pronto decimos: No, pero yo hablo de acoso de verdad, entonces nos entra casi un escalofrío por la nuca, nos estiramos para tomar aire y aseguramos: “No, pero eso aquí no pasa, eso ya es muy grave”, de forma categórica.

¿Estás seguro o segura de que no hay acoso en tu empresa?

A menudo paso por empresas clientes, y al tratar el tema del Acoso Laboral categóricamente la mayoría de los trabajadores (con puestos de responsabilidad y sin él) señalan que eso no pasa aquí.

De pronto se despierta un sentimiento de pertenencia, como si tu fueras culpable si se diera el acoso. No puede ocurrir algo tan horrible en un lugar donde yo formo parte activa, es tu pequeña tribu o comunidad.

¿Realmente puedo estar completamente seguro de que no se dé una situación de acoso en mi empresa?

Hay otros trabajadores que en algunos casos son más conscientes de que estas situaciones pueden darse (tal vez por el puesto de trabajo que ocupan, con cargos de responsabilidad donde en algún momento ha “llegado” la información de algún caso, en el Servicio de Prevención, RRHH o en el caso de los representantes de los trabajadores, si los propios implicaos o la empresa les han informado de estas situaciones). Hoy no vamos a poner el foco en ellos.

El foco hay que ponerlo en todos los demás, que no nos damos cuenta de lo que puede estar pasando. Así, tratando de ayudar a este colectivo, que es el grueso de las empresas, pensemos:

  • ¿Realmente puedo estar completamente seguro de que no se dé una situación de acoso en mi empresa? ¿Por qué? ¿Conozco TODO lo que ocurre en la misma, sin excepción?
  • ¿Todos los trabajadores tienen una relación excepcional entre ellos y yo soy conocedor de la misma? ¿Podría asegurar al 100% esto?

Si hemos conseguido sembrar una pequeña duda al responder estas preguntas, sigue leyendo que esto te puede interesar.

Seamos responsables y actuemos, cada uno desde el lugar que ocupamos, con sensatez, sentido común, asertividad y empatía.

¿Qué consigues con esas afirmaciones?

Ahora que tal vez tengas una pequeña duda sobre si podría darse o no darse una situación de acoso en tu empresa, pensemos:

  • Cuando afirmas con tanta certeza que en tu empresa no puede haber acoso, ¿cómo se sentirá una persona que sí lo pudiera estar sufriendo, al oírlo?
  • Tal vez le sirva para hacerse aún más pequeño, pensar que lo que le ocurre no es acoso, es “otra cosa”, “cosas de compañeros” o que no podría informar de la situación, porque nadie le va a creer. EN ESTA EMPRESA, ESTAS COSAS NO PASAN.
  • Se puede extender la creencia o la cultura de que en empresas como “la nuestra” estas cosas no pueden pasar, y cuantas más personas lo crean, menos visibles serán estas situaciones.


¿Qué puedes hacer entonces?

Cuando alguien pregunta sobre el acoso laboral o mobbing, ¿qué se puede hacer?. Como en muchas otras situaciones, recomendamos las siguientes acciones:

  • No hagas afirmaciones categóricas, ni en un sentido ni en otro. El TODO, NADA, SIEMPRE o NUNCA no deberían poder utilizarse con tanta ligereza. En realidad, no podemos estar seguros de casi nada en esta vida.
  • Habla de lo que tú conoces: “A mí no me ha pasado nunca ni he visto que le pase a otras personas”.

El mobbing es lo suficientemente grave como para no obviarlo ni para utilizarlo a la ligera

  • Ten la mente abierta para posibles informaciones que te lleguen en esta línea. No queremos decirte con esto que ahora afirmes categóricamente que se dan situaciones de acoso al mínimo comentario que te cuenten. Es una situación lo suficientemente complicada como para no dejarse llevar y juzgar a la primera de cambio.
  • Averigua si en tu empresa hay vías de actuación (Plan de actuación ante el acoso, Representación de los trabajadores, vías de comunicación con el Servicio de Prevención o RRHH, etc.) a las que acudir y poner sobre la mesa la situación, más que fomentar las habladurías y los comentarios por los pasillos y salas de café.

El mobbing es lo suficientemente grave como para no obviarlo ni para utilizarlo a la ligera. Seamos responsables y actuemos, cada uno desde el lugar que ocupamos, con sensatez, sentido común, asertividad y empatía.


PERFIL DEL AUTOR

Elena Rubio

Psicóloga Sanitaria y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales, especializada en factores psicosociales. Más de 15 años de experiencia en formación. Actualmente ayudo desde el ámbito clínico, en consulta, a las personas que desean mejorar su situación o aliviar su dolor. Especialista en talleres y cursos de formación en empresas e instituciones diversas. Mi vocación es la ayuda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos