Móvil, barra libre entre la necesidad y el capricho

Los smartphones se han convertido en objetos esenciales en el día a día y con múltiples usos como ver películas o series, jugar, comprar online o acceder a redes sociales.

Estas últimas se han hecho un hueco en nuestras vidas gracias al contacto que permiten mantener con el entorno y a la información que generan.

Todo ello hace que la vuelta al cole sea un momento clave para muchos padres que se enfrentan con la decisión de regalar un teléfono móvil a sus hijos. Sin embargo, su uso por parte de los menores es aún un debate abierto.

Cuando el móvil pasa de necesidad a capricho

El Estudio “La tecnología en la infancia: necesidad o capricho” elaborado por el fabricante de smartphones Wiko ha analizado la opinión que los adultos tienen en cuanto al uso que los más pequeños hacen de estas tecnologías.

El estudio pone de manifiesto que el 46% de los españoles considera que privar a los niños del uso de smartphones o dispositivos móviles puede suponer excluirles de la vida social con sus amigos.

El 65% de los españoles opina que los niños no deberían tener su primer móvil hasta los 14 años

A pesar de este dato y de que muchos padres, por tanto, dejan que los niños usen móviles desde edad temprana, el 64% reconoce que no se debería tener la oportunidad de acceder a las redes sociales hasta la franja de edad comprendida entre los 14 y los 16 años.

De hecho, un 20% cree que sería mejor esperar hasta la mayoría de edad. Como parte de este análisis, Wiko ha querido conocer también la opinión que se tiene en cuanto al acceso a Internet.

El 94% de los encuestados considera que es importante controlar el uso que los niños hacen de las tecnologías. De hecho, solo el 9% de los encuestados considera que los niños deberían tener acceso ilimitado a Internet antes de los 14 años.

“El 69% de entre 45 y 55 años considera que cuanto mejor manejen la tecnología desde pequeños, más preparados estarán de adultos”.

Uso responsable de las nuevas tecnologías

Son los jóvenes los más permisivos, ya que el 13% de las personas entre 18 y 24 años está de acuerdo con esta afirmación, frente al 7% de los mayores de 45 años, que se muestran como el grupo poblacional más restrictivo en este punto.

“Esta conclusión pone de manifiesto que, a mayor edad, mayor preocupación por el control parental en cuanto al acceso a Internet. A pesar de ello, los mayores son conscientes de que las nuevas tecnologías son importantes y deben ser parte de nuestra vida, pero opinan que deben usarse con responsabilidad.

“En este sentido, el 69% de las personas de entre 45 y 55 años considera que cuanto mejor manejen la tecnología desde pequeños, más preparados estarán de adultos”, explica Irene Manterola, directora de Marketing de Wiko.

En esta misma línea, el 96% de los españoles asegura que primero es necesario enseñar a los niños cómo es el mundo real para que, posteriormente, puedan desenvolverse en el virtual.



El acceso a Internet de los jóvenes debería estar controlado por los padres y hasta los 16 años no deberían disponer de conexión ilimitada

13 años, la edad media para el primer móvil

El estudio “La tecnología en la infancia: necesidad o capricho” analiza también la edad a la que los jóvenes disponen de su primer móvil.

Los encuestados afirman haber comprado a sus hijos el primer smartphone a la edad de 13 años, si bien, la edad en la que ellos declaran haber tenido su primer móvil cambia según la generación a la que pertenezcan.

Así, los que se encuentran entre los 18 y 24 años aseguran que lo tuvieron a los 13; los que tienen entre 25 y 34, lo obtuvieron a los 16 años; y los de entre 35 y 44 años, tuvieron su primer terminal con 22 años.

Hay que saltar hasta los 32 años para descubrir la edad a la que las personas que ahora tienen entre 45 y 55 años tuvieron móvil por primera vez, distribución lógica teniendo en cuenta la llegada de estos terminales a España, y la edad de cada generación en ese momento.

“El 31% de los jóvenes de 18 a 24 piensa que los niños tendrían que disponer de su primer teléfono en la franja de los 15 a los 16 años”.

El 65% de los encuestados asegura que los más pequeños deberían tener su primer smartphone a partir de los 14, un año más tarde de lo que ocurre en realidad

… pero el móvil, mejor a los 14

Asimismo, el estudio ha querido saber la edad que los españoles consideran que debería tener una persona que recibe un teléfono móvil por primera vez.

El 65% de los encuestados asegura que los más pequeños deberían tener su primer smartphone a partir de los 14, un año más tarde de lo que ocurre en realidad.

De hecho, llama la atención que el 31% de los jóvenes de 18 a 24 piensa que los niños tendrían que disponer de su primer teléfono en la franja de los 15 a los 16 años.

Solo un pequeño grupo del total de los encuestados (18%) asegura que los 12 sería un buen momento para que los niños tengan su primer terminal.

Muestra del Estudio “La tecnología en la infancia: necesidad o capricho”

  • Estudio “La tecnología en la infancia: necesidad o capricho” es un informe demoscópico en el que han participado 2000 personas entre 18 y 55 años.
  • En él se analizan los hábitos que han cambiado en los últimos años, tanto en rutinas y prácticas sociales, como en aspectos relacionados con la tecnología.

PERFIL DEL AUTOR

Jupsin es la suma de justicia, psicología e información frente el grave problema del acoso (laboral, escolar, sexual). Jupsin es un espacio digital único que suma y potencia el talento de profesionales de diversos sectores de actividad contra el acoso. Jupsin es una apuesta rotunda por la prevención en colaboración con empresas y centros escolares, instituciones y administraciones públicas. Jupsin es el movimiento social de la Gente Jupsin; gente que afronta las dificultades con una filosofía Happy Life.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos