Criar sin complejos

Mi primera maternidad, la primera experiencia de ‘Criar sin complejos’

‘Criar sin complejos’ – Aún recuerdo cuando mi madre me dejó con mi primera hija entre los brazos tras el parto. Cuando cerró la puerta pensé lo que me apetecía, estar los tres solos (hija, madre y padre). Pero duró poco, mi primera hija lloraba una media de doce horas al día y los mensajes que recibía eran; “no es para tanto”, “no te preocupes, que eres pediatra”.

A la responsabilidad de ser madre se unía la de ser pediatra, y por ello parecía que en cada momento, como por arte de magia, tenía que saber qué le pasaba a mi hija.

Dormía mal y tenía múltiples despertares, estábamos agotados y el ánimo, la pareja, las relaciones sociales, pronto empezaron a resentirse.

Tristemente, la pediatría abandonó la crianza hace ya tiempo

Las críticas, los consejos y los mitos no tardaron en llegar y muchas veces nos sentíamos juzgados por todo lo que hacíamos. Por dar lactancia materna, por dar el biberón, por coger en brazos, por ayudar a que conciliara el sueño.

“No cojas tanto al bebé que se acostumbra”, “empieza ya con los cereales que dormirá mejor”, “tiene despertares porque se duerme en brazos…”.

Empecé a sentir la necesidad de leer e informarme, tristemente la pediatría abandonó la crianza hace ya tiempo. En la actualidad, nos enseñan a diagnosticar enfermedades, pero la parte de puericultura (entendida en un sentido amplio, como el cuidado del niño desde el nacimiento hasta el adulto joven) se perdió y la que quedó en muchos aspectos está obsoleta.

Criar sin complejos, María Salmerón, Ruber Internacional, jupsin.com
Dra. María Angustias Salmerón Ruiz, pediatra en el Hospital Ruber Internacional

‘Criar sin complejos’, un libro de crianza diferente a todo lo que existe

Tanto los libros de crianza como la puericultura se han esforzado en encontrar caminos para explicar cómo cuidar al bebé y cómo hacerlo con directrices cerradas.

Nunca se pensó que para poder acompañar a un niño en su desarrollo, como padres, lo primero que hay que entender es qué es un niño, cómo madura, cómo se desarrolla, por qué hace las cosas y lo que es más importante, qué necesita.

No hay que explicar cómo hacer las cosas porque en ello hay un aspecto cultural, de creencias, de preferencias, de experiencias de vida y no hay un único camino, hay muchas formas “de hacerlo bien”.

Se habla de maternidad, en femenino y en singular, ¿y el padre?

Cuando empecé a leer información sobre crianza, mi primera sorpresa es que se habla de maternidad, en femenino y en singular, ¿y el padre?

También era llamativo cómo explican qué hacer y qué no hacer, pero no es sencillo encontrar información sobre qué es un niño y qué necesita.

Así nació mi blog, “Mi mamá ya no es pediatra”, como un blog protesta, para desterrar mitos y falsas creencias y explicar qué es un bebé, qué es un niño y qué necesita. En marzo de 2018 el blog se convirtió en libro, ‘Criar sin complejos. Para disfrutar del arte de ser padres’.

Criar sin complejos, María Salmerón, Ruber Internacional, jupsin.com

Cada capítulo  de ‘Criar sin complejos’ es una necesidad

El libro tiene 352 páginas, está estructurado en ocho capítulos, cada uno centrado en una necesidad del bebé (y de los padres).

  1. Capítulo I. La necesidad de ser padres. Centrado en cómo llegamos a este camino apasionante, qué ocurre durante el embarazo y el postparto, el aborto, el derecho a equivocarse al ser un aprendizaje nuevo…
  2. Capítulo II. La necesidad de amor incondicional, el vínculo de apego, la diferencia con la “crianza con apego”, como demostrarle nuestro amor incondicional al bebé y qué es…
  3. Capítulo III. La necesidad de contacto del bebé. El contacto es la primera experiencia afectiva en el niño y es una necesidad básica. El contacto tiene múltiples beneficios para el bebé y los padres. El porteo como una manera placentera y cómoda de cubrir dicha necesidad…
  4. Capítulo IV. La necesidad de sueño del bebé. El sueño es un proceso madurativo. Todos los bebés saben dormir desde las primeras semanas fetales. Lo que desconocemos es cuándo alcanzará cada uno la maduración necesaria para dormir la noche de un tirón. Es la ampliación del taller de sueño que imparto y que tanto éxito tiene en cada una de sus ediciones.
  5. Capítulo V. La necesidad de ser alimentados. La alimentación es un hecho cultural y un proceso de aprendizaje. La importancia de nuestro ejemplo y las bases de una dieta sana y equilibrada. El “Baby led weaning” y la importancia de las texturas…
  6. Capítulo VI. La necesidad de dejarlos crecer. Somos su ejemplo y el espejo donde se miran, la importancia de evitar la sobreprotección y la sobreestimulación, desterrar todos los mitos del desarrollo…
  7. Capítulo VII. La necesidad de ser cuidados. Con las dudas más frecuentes del cuidado del bebé resueltas en formato pregunta-respuesta…
  8. Capítulo VIII. Primeros auxilios y urgencias pediátricas. Mediante protocolos adaptados a padres, expongo qué hacer y, lo que es más importante, qué no hacer ante las enfermedades más frecuentes. La fiebre, los vómitos, la diarrea, los atragantamientos, las heridas, las quemaduras o los golpes en la cabeza son algunos de los temas que se abordan en este capítulo. Es una ampliación del taller de la escuela de padres.

‘Criar sin complejos’ es un libro para personas interesadas en el cuidado del bebé y de los padres

¿A quién va dirigido ‘Criar sin complejos’?

Aunque el público objetivo son padres y abuelos, creo que puede tener un especial interés para pediatras, residentes de pediatría o profesores de escuela infantil y educación infantil.  ‘Criar sin complejos’ va dirigido a toda aquella persona interesada en el cuidado del bebé y de los padres.


conRderuido, ruido, contaminación acústica


Pediatría, Quirónsalud, jupsin.com, Criar sin complejos
Es trabajo de todos formar adolescentes felices’jupsin.com te recomienda también la ENTREVISTA a la Dra. Mª Luisa Mompó, pediatra del Hospital Quirónsalud Valencia

PERFIL DEL AUTOR

Angustias Salmerón

Elegí la pediatría como especialidad porque aúna mis dos grandes pasiones: la medicina y los niños. En diciembre de 2013, fui madre por primera vez. La maternidad revolucionó mi vida y me hizo ver la realidad de una pediatría que no se aprende en los libros. La necesidad de ofrecer una atención integral al niño pero también a sus familias. Me di cuenta de lo difícil que es encontrar profesionales sensibilizados a las necesidades que van surgiendo como padres, ir más allá de la enfermedad y responder a las necesidades del niño, desde el nacimiento hasta el adulto joven, y a las de cada familia, porque cada ser humano es único e irrepetible.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos