Acosocracia, gobierno de acosadores

 Acosocracia – Por María García – Mujeres en Igualdad– Colaboradora asociada de PayPer Think.

  • De las víctimas de acoso, hablamos, escribimos, opinamos, hasta nos atrevemos a definir perfiles y elaborar teorías, y cuando dan el paso de denunciar la situación admiramos su valentía, pero no se la podemos exigir ya que no solo son víctimas del acosador, sino de la sociedad cómplice.
  • El machismo es violencia y solo hay una postura válida, estar en su contra de forma expresa y activa.
  • GENDERBULLYING, acoso y género.
  • De la Bella Durmiente al #METOO, el príncipe acosador.

“Solo liberándonos de la jaula de la virilidad haremos posible la igualdad real entre mujeres y hombres” – Octavio Salazar Benítez



El acoso se basa en una relación de poder, de abuso y dominación, ejercida por uno y amparada por otros

El término “acosocracia” no existe y no deja de ser un juego de palabras, una licencia que partiendo de “aristocracia” me permite abordar la complicidad con el acoso, y en concreto, la de algunos hombres con los acosadores, con sus compañeros, amigos y familiares, creando una fratría masculina que perpetúa una desigualdad que, a pesar de los avances legislativos, se enquista en una sociedad que se define como moderna, justa y democrática.

La aristocracia era el sistema de gobierno en la antigua Grecia en que el poder está en manos de los nobles y de las clases sociales altas y el acoso se basa en una relación de poder, de abuso y dominación, ejercida por uno y amparada por otros.


GENDERBULLYING, acoso y género, artículo de María García recomendado por jupsin.com

Sociedad cómplice y acosocracia

De las víctimas de acoso, hablamos, escribimos, opinamos, hasta nos atrevemos a definir perfiles y elaborar teorías, y cuando dan el paso de denunciar la situación admiramos su valentía, pero no se la podemos exigir ya que no solo son víctimas del acosador, sino de la sociedad cómplice.

Hay víctima porque existe el acosador, y es éste el que ejerce la violencia y no está solo

Hay víctima porque existe el acosador, y es éste el que ejerce la violencia y no está solo.

La ley del silencio que lo protege y lo empodera, cada compañero, cada amigo, cada hombre que es testigo del acoso y no lo sanciona, no lo condena y no lo denuncia se convierte en cómplice del acto de violencia y contribuye a que esa clase, la acosocracia, crezca y se consolide.

Cada vez que un hombre es testigo de un caso de acoso por parte de otro, y mira hacia otro lado y elige el silencio, falta a la solidaridad más elemental con la otra mitad de la población, las mujeres.

Y es que nuestra sociedad está llena de cómplices del machismo, ese que es el origen de todo, que tiene consecuencias que nos estremecen y nos hacen preguntarnos qué es lo que no estamos haciendo.

El machismo es violencia y solo hay una postura válida, estar en su contra de forma expresa y activa.

Quizá debas preguntarte si eres de esos hombres que consideran que la Ley de Violencia de Género vulnera los derechos de los hombres, que dinamita el principio de presunción de inocencia, si crees que hay espacios en los que las mujeres no debemos estar, si haces comentarios sobre el físico o la forma de vestir de tus compañeras o te ríes cuando uno de los tuyos lo hacen, quitándole importancia porque sólo son eso, palabras.

Quizá debas preguntarte si eres de esos hombres que consideran que la Ley de Violencia de Género vulnera los derechos de los hombres, que dinamita el principio de presunción de inocencia

Podría poner más ejemplos, pero si has respondido de forma afirmativa a las ya planteadas, solo informarte de que eres cómplice y que seguramente lo has sido de algún acosador, colaborando de forma silenciosa con esa forma de violencia.

Por el contrario, si has sentido rechazo a cada pregunta, si en cada una de las situaciones planteadas tu respuesta ha sido activa y de condena, ¡enhorabuena!, no formas parte de la acosocracia y eso sólo habla a tu favor, como hombre y como persona.

La acosocracia define la complicidad con el machismo

Ante los chistes machistas, la condena, porque no tienen gracia, como no la tienen esas cadenas de mensajes con fotos de mujeres cosificadas, y solo hay una opción, romperlas.

No interrumpas a tus compañeras de trabajo en reuniones, y sanciona si lo hace otro compañero, no invadas ni te adueñes el espacio de tus amigas, de tu pareja, de tus compañeras… y si lo hace otro, corrígelo.

El machismo es violencia y solo hay una postura válida, estar en su contra de forma expresa y activa

Cada día te encontrarás con gestos, palabras y situaciones que te darán una oportunidad para abandonar la fratría y dejar de formar parte de la “acosocracia” un término inventado pero que define la complicidad con el machismo.

El machismo es violencia y solo hay una postura válida, estar en su contra de forma expresa y activa.



El resto de opciones, posturas y opiniones sólo te hace cómplice de ese “gobierno de los acosadores”, jugando con la definición de Platón sobre la aristocracia, en esa licencia que me he permitido y que escandalizaría a la RAE.

Pero, son tantas las veces que esta institución ha dado la espalda al feminismo y por tanto a la igualdad, que mi término inventado no deja de ser una anécdota y la excusa para poner el foco en la complicidad y la ley del silencio, que sustenta una sociedad en la que la mitad de la población, todavía hoy, convive con el miedo por el solo hecho de ser mujer.


De la Bella Durmiente al #METOO: el príncipe acosador, artículo de María García recomendado por jupsin.com

PERFIL DEL AUTOR

María García

Consultora de Género. Directora de Programas de la Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad. Experta en Igualdad y Violencia de Género ha diseñado, implantado y evaluado programas y políticas vinculadas a la Igualdad de Género y contra las Violencias sobre las Mujeres.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos