Conecta con nosotros

Jupsin

Ser víctima, sentirse víctima, pensar como víctima

Las personas que sufren acoso familiar tiene un comportamiento, aprendido e inconsciente, que se despliega automáticamente

Ser víctima, sentirse víctima, pensar como víctima. ¿Por qué cuesta tanto cambiar en la dinámica familiar? Buscamos respuestas en jupsin.com con Leire Irazu.


La víctima de acoso familiar tiene un comportamiento definido dentro de la dinámica familiar. Para ser víctima, hay que sentirse víctima, pensar como víctima y actuar como víctima.

Para ser víctima, hay que sentirse víctima, pensar como víctima y actuar como víctima

Es un guión aprendido, posiblemente sin ser consciente, que se despliega automáticamente.

Una misma situación puede no afectar para nada a una persona, y hundirla en lo más profundo del abismo a otra, por eso hay situaciones y situaciones, y personas y personas.

Tener el rol de víctima puede no ser nada cómodo, pero cuando es lo único que se tiene a mano, y no hay otra opción en ese momento, es lo que sale.

Para ser víctima, hay que sentirse víctima, pensar como víctima y actuar como víctima.

Ser víctima, sentirse víctima, pensar como víctima

Veamos para qué sirve ser víctima, o qué beneficios tiene:

  • No tiene responsabilidad sobre lo que le ha sucedido. Pero se siente culpable de alguna manera.
  • No entiende por qué los demás actúan de la manera en que lo hacen ni reacciona a tiempo para ponerles freno.

Han traspasado sus límites y tiene miedo de que sigan más y más, engulléndola y pisando lo poco que queda de ella

  • En lugar de afrontar la situación desde una posición fuerte y segura, se siente débil, dubitativa. Han traspasado sus límites y tiene miedo de que sigan más y más, engulléndola y pisando lo poco que queda de ella.
  • Necesita pedir ayuda.
  • Toda la atención se centra en ella, de forma positiva o negativa, y a veces en lugar de recibir ayuda, puede verse juzgada severamente.
  • Es una oportunidad de crecer y de ser más consciente aunque en los peores momentos no se vea ninguna luz en ese túnel. Aprender el juego del acoso es fundamental para saber cómo y cuándo se entra en él.

¿Qué puede sentir la víctima de acoso familiar?

Se viva lo que se viva, la única responsabilidad de la persona es decidir y elegir cómo va a reaccionar a aquello que le pasa.

Cuando el resultado no es satisfactorio, está en manos de la persona cambiar para conseguir algo distinto.

Se viva lo que se viva, la única responsabilidad de la persona es decidir y elegir cómo va a reaccionar a aquello que le pasa

Comienza lo que para algunos es una ardua tarea, aunar fuerzas, erguirse ante la injusticia y aprender que hay otras formas de afrontar el quilombo que se ha montado. ¿Qué puede sentir la víctima de acoso familiar?

  • Soledad, depresión, falta de autoestima.
  • Impotencia, injusticia, incomprensión.
  • Rabia, ira, deseo de venganza.
  • Culpabilidad, vergüenza.
  • ….
La base es comenzar a construir una seguridad para que desde ella, la víctima no permita que la tumben otra vez, basta de ser el saco de los golpes.

¡Basta de ser el saco de golpes!

La lista puede ser larga… entonces, ¿por dónde empezar? Desde buscar un profesional especialista en el tema, a buscar información relevante que le ayude a comprender por lo que está pasando.

Hay diferentes niveles sobre los que se puede actuar. La base es comenzar a construir una seguridad para que, desde ella, la víctima no permita que la tumben otra vez, basta de ser el saco de los golpes.

La recuperación significa salir del ring donde te están golpeando para poder repararte

Comenzar con una recuperación significa salir del ring donde le están golpeando para poder repararse, prepararse y ver si luego se quiere seguir peleando o cerrar ese capítulo no sin antes haber aprendido de la experiencia.

En caso contrario, cabe la posibilidad de volver a caer en ella una y otra vez.

Una lección de vida

Dicen que la vida te repite la lección hasta que la aprendes.

Esta seguridad, al igual que un banco, tendrá diferentes patas, para que si se vuelve a ver atacada en algún flanco, el resto pueda sostenerla:

Personas afines (1)

Una víctima que lleva tiempo padeciendo acoso, tiene un presupuesto energético bajo, está consumida, y debe elegir cuidadosamente con quién relacionarse.

Siempre hay alguien que sabe apoyar, escuchar, que cree lo que la víctima relata

Siempre hay alguien que sabe apoyar, escuchar, que cree lo que la víctima relata y que le saca de ese agujero con sus palabras mágicas, su atención y su cariño.

Buscar quién hace reír, quien reconforta, quien mira con buenos ojos y le sale buen rollo naturalmente. Asociaciones que tengan grupos de apoyo.

Cuerpo (2)

Un cuerpo que se mueve es un cuerpo vivo. Trabajar la estabilidad en el cuerpo da información positiva al cerebro, ejercitar el equilibrio ayuda a que ante situaciones desequilibrantes actuemos con más seguridad.

Un cuerpo que se mueve es un cuerpo vivo

Un tiempo corto de ejercicio diario cambia el estado de nuestra musculatura, de nuestras articulaciones y nos aporta otro input al cerebro.

El ejercicio produce neurogénesis y un mayor metabolismo del cerebro significa que va a estar más oxigenado.

Pequeñas metas nos ayudarán a ir creando esa seguridad que tanto necesita la víctima.

Mente (3)

Hay diferentes áreas en las que se puede trabajar. Desde la relajación y el descanso, a la adquisición de nuevas herramientas para las relaciones o trabajar la autoestima.

Pequeñas metas nos ayudarán a ir creando esa seguridad que tanto necesita la víctima

Pequeñas metas nos ayudarán a ir creando esa seguridad que tanto necesita la víctima.

Hay diferentes autores que trabajan el tema familiar, Laura Rojas Marcos, Iñaki Piñuel; asociaciones como Amaya, Anamib, que tienen mucha información que es accesible públicamente y que puede ayudar a esclarecer la situación que le ha tocado vivir a la víctima.

Ayuda profesional (4)

Ya sea para poder defenderse judicialmente como para hacer terapia con el fin de revertir el problema y poder pasar página.

La víctima repite patrones de comportamiento porque es lo que ha aprendido que es lo normal y forma parte de su bagaje, a pesar de que le haya generado dolor y sufrimiento.

Evitar puede ser parte de la solución inicialmente, aunque el fin será poder superarlo

Poder salir de ese bucle pasa por ser consciente del problema y querer cambiar.

Evitar puede ser parte de la solución inicialmente, aunque el fin será poder superarlo.

Leire Irazu

Odontóloga de profesión, estudiante de Homosimplex®, Human Decoding® y terapias RTT®, aprendí que hay muchas gafas a través de las cuales se puede ver la vida, las relaciones y a mí misma, sólo tengo que ser consciente de qué par elijo llevar en cada momento.

1 Comment

1 Comment

  1. Avatar

    Ángeles

    20 de noviembre de 2020 at 07:25

    Sin palabras! Me encanta!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad

Un descarado 2020 da paso al optimista 2021

Idígoras y Pachi

Las secuelas psicológicas del maltrato, ‘cicatrices’ en la mente

En sus Manos

Tu ‘Kriptonita’ eres tú

Gente Jupsin

Acosador y acosado ¿sentimientos y emociones encontrados?

Jupsin

Connect
Newsletter Signup

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos