Conecta con nosotros

Jupsin

Docentes ante el acoso escolar y una visión desde la Psicología

Por Jesús Matito, periodista especializado en marketing digital y diseño gráfico.
Y la opinión de Miriam Macías, psicóloga general sanitaria

Docentes ante el acoso escolar y una visión desde la Psicología. Nueva entrega de una serie de artículos con información para decidir sobre diversos aspectos de interés social.

Para ello, contamos con la colaboración de Jesús Matito, periodista especializado en marketing digital y diseño gráfico. Esta ocasión, Jesus incluye el punto de vista profesional de la psicóloga general sanitaria Miriam Macías Navarro.

Te lo contamos en jupsin.com, portal profesional exclusivo de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre igualdad y salud y que dice NO a cualquier forma de acoso y discriminación.



Docentes ante el acoso escolar y una visión desde la Psicología

Jesús Matito

Los maestros son un motor fundamental en el proceso de aprendizaje de los niños/as. Su involucración y determinación son importantes para el desarrollo del pensamiento crítico, la toma de decisiones y la autonomía del alumnado.

En este post vamos a centrarnos en el papel que deben cumplir ante una situación de acoso escolar. Y también, las buenas prácticas para detectar este problema desde sus primeros indicios.

Aportamos, además, la visión de la Psicología, con la participación de Miriam Macías Navarro, psicóloga sanitaria por la Universidad de Sevilla.

Docentes, testigos de acoso escolar

En primer lugar, debemos entender que los docentes son testigos inmediatos a la hora de ver una situación donde hay una agresión física, insultos o actitudes sutiles que ponen a la víctima en peor lugar.

Por ello, es vital su actuación eficaz para acabar con estas situaciones. Veamos algunas premisas importantes:

  • Facilitar una educación que determine la calidad con el fin de desarrollar la conciencia entre sí de los propios alumnos, el autocontrol y las habilidades interpersonales. Así, las relaciones sociales se basaran en el respeto y la educación.
  • En esta misma línea, que estos entornos sean seguros para los alumnos, además de reforzar una atención psicológica obligatoria.
Impulsar una educación que determine la calidad con el fin de desarrollar la conciencia entre sí de los alumnos, el autocontrol y las habilidades interpersonales. Así, las relaciones sociales se basaran en el respeto y la educación.
  • Fomentar iniciativas para orientar a los estudiantes a que actúen por sí mismos si son víctimas de acoso escolar o testigos de primera mano.
  • Poner el enfoque en casos recientes y hablar con sosiego de lo que hayamos visto o conozcamos.
  • Vincular a las familias, es decir, crear un nexo de unión entre familias y centro educativo para que estén al tanto de cualquier situación que se pueda dar.
  • Importante reconocer y responder ante cualquier indicio de acoso escolar tanto por parte de los alumnos como del equipo docente del centro.

En base a esto, es importante reconocer que el apoyo e información que reciban los docentes es primordial para priorizar una situación segura dentro de las aulas.

Según una encuesta realizada a nivel mundial por la UNESCO en 2020, «casi la mitad de las y los docentes encuestados afirman haber recibido poca o ninguna formación sobre la violencia escolar durante su formación previa…

… Y más de dos tercios dicen haber aprendido a gestionar la violencia escolar a través de la experiencia. Tres de cada cuatro docentes encuestados pueden identificar la violencia física y sexual, pero es menos probable que reconozcan algunas formas de violencia psicológica”.

Esto quiere decir que los docentes aún no conocen o conocen muy poco las medidas que deben de afrontar en el caso de que sé de una situación de acoso escolar.

Muchos adolescentes que sufren acoso también manifiestan sintomatología depresiva, con mayor aislamiento social y por ende, menor apoyo emocional por parte de sus iguales.

Herramientas contra el acoso escolar y sus consecuencias

Para apoyarnos aún más en esa desinformación, tenemos el placer de contar con la opinión de Miriam Macías Navarro, psicóloga sanitaria por la Universidad de Sevilla.

Conocemos, desde su perspectiva profesional, cuáles son las herramientas esenciales para dar con estos casos tanto para la docencia como para las familias y las consecuencias que suponen en la adolescencia haber sido víctima de acoso escolar, entre otras cuestiones:

Miriam Macías. La adolescencia es una etapa vital dentro del desarrollo de la personalidad humana. Esta etapa puede resultar compleja para muchos debido a que el o la adolescente debe lidiar con los diversos cambios experimentados a nivel físico, cognitivo y emocional, entre otros. Por tanto, puede ser una etapa de gran vulnerabilidad para su salud mental, más aún si la persona sufre acoso escolar.

El acoso tiene diversas consecuencias psicológicas y la que más nos encontramos en consulta es la presencia de una baja autoestima. El o la adolescente comienza a manifestar sentimientos de inferioridad con respecto a los demás, visión muy negativa sobre sí mismo y pobre autoconcepto.

Pueden llegar a vivir en un mayor estado de vigilancia o nerviosismo por miedo a que les ocurra algo, presentando así mayores niveles de ansiedad.

Muchos de los adolescentes que sufren acoso también manifiestan sintomatología depresiva, provocando con ello un mayor aislamiento social y por ende, menor apoyo emocional por parte de sus iguales, lo cual es crucial dentro de la etapa donde se encuentran.

Cuando un adolescente está sufriendo situaciones de bullying suele ser habitual encontrarnos con un descenso de su rendimiento académico e incluso puede aparecer ideación e intento suicida.

El acoso tiene consecuencias psicológicas como la baja autoestima. Viñeta concienciación frente al acoso escolar – Idígoras y Pachijupsin.com.

MM. Totalmente, no es raro encontrarnos a adultos con secuelas emocionales por haber vivido situaciones de acoso en su adolescencia. Al final, esta etapa es crucial en el desarrollo de la identidad de la persona y por ello, mucho de lo vivido se acaba reflejando en la edad adulta.

A largo plazo, podemos encontrarnos déficits para establecer relaciones sociales sanas, debido a las dificultades por poner límites e incluso por decir que “sí” a todo, a pesar de que esto les perjudique.

La baja autoestima se cronifica, pueden ser adultos con mayor nivel de deseabilidad social, que buscan constantemente la aprobación de los demás y que llevan muy mal las críticas, aunque estas sean constructivas.

A nivel cognitivo, presentan un gran número de pensamientos negativos o distorsiones cognitivas, como anticipar de forma negativa el futuro, asumir que eventos que no podemos controlar son causados por nuestra culpa, compararnos de modo automático con los demás, mayor inseguridad y un estilo de afrontamiento evitativo.

Además de lo anterior, es importante señalar que un alto porcentaje de personas pueden manifestar diversos trastornos emocionales, como el de estrés postraumático, trastornos depresivos, de ansiedad, fobia social, e incluso trastornos de la conducta alimentaria como puede ser la anorexia o la bulimia.

Es importante adoptar un papel de escucha activa hacia lo que nos cuentan, sin juzgarles, establecer un clima de confianza para que el adolescente se exprese de forma sincera ante situaciones de acoso escolar – Viñeta concienciación frente al acoso escolar – Idígoras y Pachijupsin.com.

MM. El contexto familiar y su actuación ante situaciones de acoso es crucial tanto para la detección como para la intervención. Lo primero es crear un clima de apoyo entre los progenitores y el adolescente, que él o ella se sienta arropado y entendido por los adultos, aunque el chico o chica no demande ese cariño o apoyo.

Cuando se detecta el acoso es importante mostrar empatía, siendo fundamental validar sus emociones. Se tiende a tachar a los adolescentes de “exagerados” o restar importancia a lo que cuentan.

Es muy importante adoptar un papel de escucha activa hacia lo que nos cuentan, sin juzgarles. De este modo, se establecerán los cimientos de un clima de confianza, permitiéndonos así, que el adolescente nos exprese, de forma sincera, si vuelven a ocurrir otras situaciones.

Es fundamental hacerles conscientes de que la culpa no es suya, ya que suele ser común que los adolescentes tienden a culpabilizarse ante situaciones de acoso.

Dejar claro a los chicos o chicas que estas situaciones de violencia no deberían ocurrir y evitar normalizarlas. De este modo, la víctima podrá ir tomando consciencia de la importancia de expresar sus experiencias, de que cuenta con personas de referencia a las que poder acudir y que van a atajar estos comportamientos.



Los padres y madres han de adoptar una actitud proactiva, buscando respuestas efectivas para erradicar el acoso. Por ello, es fundamental intervenir sobre el lugar donde se producen dichas situaciones de violencia e implicar a los profesores o monitores para que se centren en los agresores y en la desaparición de dichas conductas.

Pedir ayuda psicológica. Es normal que los padres y el o la adolescente no sepan gestionar determinadas situaciones e incluso se sientan desbordados. Después de una experiencia como la comentada, puede ser necesario contar con la ayuda de un profesional de la salud mental que asesore y acompañe durante todo el proceso.

En conclusión, podemos decir que el contexto del propio alumno como víctima de acoso escolar repercute en parte en su evolución durante la adolescencia. Tanto las familias como la docencia deben de cumplir un papel que defina el bienestar, la convivencia y la comunicación en hijos/as y alumnos/as.

Jupsin es la suma de justicia, psicología e información frente el grave problema del acoso (laboral, escolar, sexual). Jupsin es un espacio digital único que suma y potencia el talento de profesionales de diversos sectores de actividad contra el acoso. Jupsin es una apuesta rotunda por la prevención en colaboración con empresas y centros escolares, instituciones y administraciones públicas. Jupsin es el movimiento social de la Gente Jupsin; gente que afronta las dificultades con una filosofía Happy Life.

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad

La importancia de prevenir el acoso escolar

En sus Manos

Las secuelas psicológicas del maltrato, ‘cicatrices’ en la mente

En sus Manos

La violencia contra la mujer va mucho más allá de los golpes

Salud y más

Tu ‘Kriptonita’ eres tú

Gente Jupsin

Connect
Newsletter Signup

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos