Conecta con nosotros

En sus Manos

¿Cómo evitar que falsifiquen nuestra firma?

Si nuestra firma es ilegible pero escasa en movimientos gráficos, una firma simple o un ‘visé’, denominación que los peritos damos a una firma realizada en una sola acción, el porcentaje de éxito para un falsificador será elevado. ¡Se lo pones muy fácil! Jamás firmes hojas en blanco, por mucha confianza que tengas con la persona. Recuerda que con tú firma te comprometes a cumplir con todo lo expuesto en el papel.

¿Cómo evitar que falsifiquen nuestra firma? – Por Ana I. Vilar – Directora del Laboratorio de Criminalística Documental ‘Rodríguez & Vilar Asociados’ – Especial para jupsin.com

  • Si nuestra firma es ilegible pero escasa en movimientos gráficos, una firma simple o un ‘visé’, denominación que los peritos damos a una firma realizada en una sola acción, el porcentaje de éxito para un falsificador será elevado. ¡Se lo pones muy fácil!

  • Jamás firmes hojas en blanco, por mucha confianza que tengas con la persona. Recuerda que con tú firma te comprometes a cumplir con todo lo expuesto en el papel.

Cuando rubricamos un documento, confirmamos con nuestra firma la voluntad de cumplir con todo lo expuesto en el papel.

Pero existe la posibilidad de que alguien falsifique nuestra signatura, haciendo ver que nosotros hemos aceptado un contrato, por ejemplo, cuando realmente no ha sido así.

¿Cómo evitar que falsifiquen nuestra firma?

No podremos evitarlo porque el riesgo “cero” no existe, ni mucho menos la seguridad plena al ciento por ciento, pero sí podemos hacer que resulte más difícil su imitación y, por ende, reducir los riesgos.

Es conveniente que las firmas siempre sean completas: con nombre, apellido y rúbrica

Como prevención para dificultar al máximo que falsifiquen nuestra firma, voy a exponer algunos consejos que harán que resulte más difícil.

Para ello, quizás, deberás cambiar algunos hábitos a la hora de ejecutar tu firma. Pero te aseguro que vale la pena.

Es conveniente que las firmas siempre sean completas: con nombre, apellido y rúbrica. Cuanta más riqueza gráfica contenga nuestra signatura, más complicado se hace imitar los hábitos gráficos de su autor. Esto redundará en consecuencia sobre el falsificador, que antes o después, expondrá inevitablemente los suyos propios.

Hay un estudio Australiano que dice las firmas ilegibles son más difíciles de imitar que las legibles, siempre y cuando mantengamos lo expuesto en el punto anterior… una gran riqueza gráfica.

Cuando rubricamos un documento, confirmamos con nuestra firma la voluntad de cumplir con todo lo expuesto en el papel.

Firma simple o un ‘visé’

Si nuestra firma es ilegible pero escasa en movimientos gráficos, lo que se considera una firma simple o un ‘visé’, denominación que los peritos damos a una firma realizada en una sola acción, el porcentaje de éxito para un falsificador será elevado. ¡Se lo pones muy fácil!

Los notarios firman con tal complejidad de movimientos, que hacen muy difícil la falsificación por mano ajena

Como ejemplo de firmas ilegibles complicadas, tenemos las de los notarios. La mayoría de ellos firman con tal complejidad de movimientos, que hacen que sus firmas sean muy difíciles de falsificar por mano ajena.

Se trata de que el falsificador tenga la mayor dificultad posible para copiar nuestra firma. Para ello, otra cosa que podemos hacer es invertir la secuencia lógica de la firma.

Usualmente, mantenemos una constante progresiva de izquierda a derecha a la hora de signar. Podríamos añadir a nuestra firma un último rasgo inverso y de esta forma invertiríamos la secuencia lógica que el falsificador no tendrá en cuenta.

Dentro de la multitud de falsificaciones de firmas que se producen, las más usuales son en:

  • Los finiquitos o liquidaciones dentro del ámbito laboral.

  • En mercantil; el comercial que hace una firma como si fuese el cliente en un contrato o un albarán de entrega.

  • Socios que firman uno en nombre del otro…entre otras; contratos, cheques, testamentos ológrafos…

Para continuar imposibilitando que falsifiquen nuestra firma también debemos tener en cuenta estos otros aspectos:

  • Firmar siempre cerca del texto impreso o manuscrito. Si firmamos muy alejado, dejando mucho espacio en blanco, aumentamos la posibilidad de que puedan añadir más texto que el aceptado, con la consiguiente implicación por tú parte, ya que lo has firmado, de asumir el cumplimiento de lo añadido.

Si el documento contiene más de una hoja, fírmalas siempre todas, aunque solo te indiquen que en la última página


  • Si lo que vas a firmar contiene más de una hoja, fírmalas siempre todas, aunque solo te indiquen que firmes en la última página. Así evitaras que te incluyan más hojas con contenido que, con toda seguridad, no vas a estar dispuesto a asumir.

  • Utiliza siempre el mismo útil (bolígrafo) para firmar más de una hoja del mismo contenido. Ejemplo: en un contrato, el cambio de útil (bolígrafo) es un indicio de una posible falsificación.

Ana I. Vilar es experta en Pericia Caligráfica, Documentoscopia y Psicografología. Directora del Laboratorio de Criminalística Documental ‘Rodríguez & Vilar Asociados’

Jamás firmes hojas en blanco

Jamás firmes hojas en blanco, por mucha confianza que tengas con la persona. Recuerda que con tú firma te comprometes a cumplir con todo lo expuesto en el papel.

Te puedes encontrar con que has vendido tu casa o que le debes una cantidad de dinero desorbitada a ese amigo de toda la vida

Te puedes encontrar con que has vendido tu casa o que le debes una cantidad de dinero desorbitada a ese amigo de toda la vida, entre otras muchas situaciones de mayor envergadura. ¡Lo he visto en tantos casos!

Sí quiero exponer aquí un aspecto que he visto en muchos expedientes y hasta en mi vida personal.

Firmas de cuello blanco

Hay personas para las que su firma es una mera raya, un visé de lo más simple (imaginemos una coma alargada). Y es su firma real y con la que se identifican y así consta en su D.N.I para acreditarlo. Esto tiene una explicación y se utiliza mucho en política, en banca, en empresas por altos directivos y, en el lado ilícito, por delincuentes de cuello blanco.

… se utiliza mucho en política banca y empresas por altos directivos y, en el lado ilícito, por delincuentes de cuello blanco

La explicación es simple: así tienen el poder de decir si lo han firmado o no según les convenga. A priori parece una estafa, una artimaña, pero es lícito desde todos los puntos de vista legales. Me refiero a que sea su firma, no a que decidan si lo han firmado o no según les interese.

Este tipo de periciales es muy compleja, se puede determinar la autoría, pero requiere de mucho tiempo de estudio, documentación válida ante terceros y repetidos cuerpos de escritura.

Sin más, y siguiendo estos pequeños consejos conseguiremos minimizar riesgos y que nuestra firma sea un poco menos vulnerable para ser falsificada.

 

Ana Isabel Vilar

Experta en Pericia Caligráfica, Documentoscopia y Psicografología. Directora del Laboratorio de Criminalística Documental 'Rodríguez & Vilar Asociados'. Colaboradora y ponene en congresos nacionales e internacionales. Coautora de los libros: 'El Abogado y la Prueba Documental del Perito Caligráfico' y '10 opiniones personales sobre mis diez años como Perito Caligráfico'. Cofundadora de la línea editorial DifundoGrado y de la figura del 'Consultor Profesional en Prueba Documental'. Presidenta de la Asociación Nacional de Expertos en Documentos y Escrituras (ANEDYE).

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad

Vuelta al cole del donut a la mascarilla y el gel

Idígoras y Pachi

Las secuelas psicológicas del maltrato, ‘cicatrices’ en la mente

En sus Manos

Tu ‘Kriptonita’ eres tú

Gente Jupsin

Acosador y acosado ¿sentimientos y emociones encontrados?

Jupsin

Connect
Newsletter Signup

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos