Conecta con nosotros

Jupsin

El acoso se alimenta de tragedia y de muerte

La gente se cree reportera, el protagonismo no se hace esperar, quieren ser los primeros en dar una noticia (informalmente) sin tener las bases para compartirla. El público se ha hecho intolerante ante situaciones trágicas, simplemente no guardan respeto por las víctimas ni por las familias de éstas. La gente está aletargada para fluir como una sociedad civilizada ante éstas noticias que aparecen al minuto cero en las redes sociales.

Hace unos días leía una noticia donde se refería que durante el fin de semana habían fallecido diez personas en la ciudad de Mexicali, Baja California (México) bajo el encabezado “Fin de Semana Sangriento” . Desde homicidios, pasando por accidentes de tránsito y hasta crímenes pasionales.

“Maten a ese desgraciado del Mustang” ,“Que se pudra en prisión”

Me cuesta trabajo leer la nota roja y aunque siento responsabilidad de saber qué es lo que pasa en la ciudad que resido, desde hace años me he percatado (ahora con las redes sociales) que las noticias de este tipo están a la orden del día.

Simplemente, aparecen compartidas por diversos usuarios en el muro’ a través de sus cuentas.

Leo cosas como: “He sido testigo desde cómo un Mustang verde mata a familia”, “Estaba ebrio” , hasta un “Maten a ese desgraciado del Mustang” ,“Que se pudra en prisión” “Compartan para que no quede impune”.

Linnette Avendaño

La psicóloga, docente y articulista Linnette Avendaño  cumple un año de colaboración desde Mexicali, Baja California (México) con jupsin.com

Odio y justicia por su mano

Y aunque sentir coraje llega a ser normal cuando una persona muere injustamente, la forma en cómo se conducen los usuarios es considerada bárbara ya que las respuestas entre los mismos receptores son “digan dónde vive, yo le parto su madre”, aludiendo a promover muestras de odio y justicia por mano propia.

Que quede claro, no es que no sienta pena por las personas fallecidas, simplemente son temas que solo a las autoridades les corresponde solucionar, aunque no siempre lo hacen correctamente en México.

El caso es que comentarios como: “se murió por puta” ,“Lo balacearon por no pagar cuota con el narco” ,“Eso le pasa por comportase de manera desmedida” ,“Un pendejo menos en el mundo” , “Para qué sale tan tarde de su casa, por eso le pasó lo que le pasó” , están gobernando las redes sociales, se les está saliendo de las manos su ira.

odio, justicia, jupsin.com, México, redes sociales, Linnette Avendaño

Comentarios como ‘se murió por puta’ están gobernando las redes sociales, se les está saliendo de las manos su ira.

No pueden seguir ‘rematando’, ‘humillando’ y ‘discriminando’ 

a las personas fallecidas

Que muera la empatía genera miedo

Simplemente,  no pueden seguir ‘rematando’, ‘humillando’ y ‘discriminando’ a las personas fallecidas.

Esas burlas son intolerantes, la sociedad está sumergida vagamente en lo que cree ver, no logra discernir una nota en internet.

La gente se cree reportera, el protagonismo no se hace esperar, quieren ser los primeros en dar una noticia (informalmente) sin tener las bases para compartirla.

El público se ha hecho intolerante ante dichas situaciones, simplemente no guardan respeto por las víctimas ni por las familias de éstas.  La gente está aletargada para fluir como una sociedad civilizada ante éstas noticias que aparecen al minuto cero en las redes sociales.

Existen “sitios” exclusivos para colgar un acontecimiento y generar ‘chisme’, ‘polémica’, ‘barbarie‘ al instante.

Que muera una persona jamás será una noticia grata, pero que muera la empatía de los seres humanos por otros es un tema que genera miedo como sociedad.

Las faltas de respeto hacia los difuntos no se hacen esperar y todo apunta a la forma en que se plasman las noticias, desde el encabezado que acompaña a la tragedia hasta la persona que transmite los acontecimientos.


conRderuido, ruido, contaminación acústica


El mundo ya hace mucho que se está yendo al carajo, no le demos esa ventaja a quienes no desean ser capaces de cambiarlo

Sociedad de la desinformación

Independientemente de la tragedia toda persona imputada cuenta con sus derechos fundamentales.

Toda víctima abre un caso para ser correspondida. No necesitamos jueces desconocidos para comprender una situación dolorosa.

El mundo ya hace mucho que se está yendo al carajo, no le demos esa ventaja a quienes no desean ser capaces de cambiarlo.

No formemos parte de una sociedad que está desinformada, no alimentemos el odio que se genera entre desconocidos, no le demos el poder a usuarios que no son pacientes y actúan con impulsividad. Guardemos respeto por las personas implicadas en cualesquiera de los procesos, mantengamos la característica de ser humanos: racionalidad.

No te sumes, réstales

Ahora que eres consciente de la furia irracional que desata la (des)información de las redes sociales puedes contribuir para evitarlo. ¿Cómo?

Recuerda que cada falta de respeto es la victoria de publicaciones violentas, no te sumes, réstales

Distinguiendo el tipo de noticia, desde quién lo envía y con qué objetivo hasta el tipo de público que va dirigido.

No difundas nada que no guarde seriedad y respeto, denuncia las publicaciones que incitan a la violencia.

Puedes dejar de seguir dicha publicación e inclusive bloquearla al igual que los usuarios que estén alterando el orden. Recuerda que cada falta de respeto es la victoria de publicaciones violentas, no te sumes, réstales.


microBooks, Mapas Colectivos, libros, jupsin.com,

Una iniciativa de la Editorial Mapas Colectivos#microBooks #lobuenosibreve

Mexicana. Licenciada en Psicología con Máster en Ciencias de la Educación y 9 años de experiencia profesional. Desarrolla con intensidad una importante labor docente, imparte conferencias y escribe columnas de opinión sobre su especialidad. Lo suyo es también la terapia racional emotiva-conductual, la psicopedagogía y la orientación vocacional. “La psicología es parte de todos y necesita compartirse, porque ofrece oportunidad de crecer psicológica, emocional, sociológica y espiritualmente. La seguridad, el optimismo y la confianza son mi guía. Me gusta caminar entre la gente, acercarme, que se sienta conmigo y yo con ella, bajar del escenario”. Vivió en Málaga y formó parte de la AECC y Los Ángeles Malagueños de la Noche.

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

publicidad

La importancia de prevenir el acoso escolar

En sus Manos

Las secuelas psicológicas del maltrato, ‘cicatrices’ en la mente

En sus Manos

Tu ‘Kriptonita’ eres tú

Gente Jupsin

La violencia contra la mujer va mucho más allá de los golpes

Salud y más

Connect
Newsletter Signup

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos