Conecta con nosotros

Jupsin

La importancia de abordar el acoso familiar

¿En quién se puede apoyar la víctima cuando el acoso se da en la propia familia? Recurrir a otras personas se hace más difícil porque la “culpa” que siente la víctima tiene un mayor peso

La importancia de abordar el acoso familiar – Leire Irazu nos propone la creación de una sección con información sobre acoso familiar – jupsin.com

  • La familia es nuestro primer contacto con otros seres humanos. La familia es donde aprendemos a relacionarnos, a socializarnos y va a marcar nuestra vida para bien o para mal.

  • La víctima cree que es ‘de lo peor’ porque si ‘ni en su propia familia le quieren’, o eso es lo que percibe, ¿quién de fuera le va a querer?.

Buscando en Internet información sobre acoso laboral y acoso familiar me he topado con jupsin.com.

He comenzado a trastear y me ha sorprendido no encontrar la ‘pestañita’ de ‘Acoso Familiar’, sobre todo porque leyendo uno de los artículos del portal, se recomienda a la víctima de acoso cobijarse y apoyarse en la familia.

Cada familia tiene su propio funcionamiento, sus reglas visibles pero también sus contratos ocultos.

Acoso familiar

Pero ¿en quién se puede apoyar la víctima cuando el acoso se da en la propia familia?

Recurrir a otras personas se hace más difícil porque la “culpa” que siente la víctima tiene un mayor peso cuando el problema está en la propia familia.

La víctima cree que es ‘de lo peor’ porque si ‘ni en tu propia familia te quieren’, ¿quién de fuera te va a querer?.

La víctima cree que es ‘de lo peor’ porque si ni en su propia familia le quieren ¿quién de fuera le va a querer?

“Yo soy el problema” es el cartel que protagoniza la historia de acoso familiar en la víctima … Por supuesto, nada más lejos de la realidad; acosadores los hay en todas partes, y a veces toca la mala suerte que sea en la propia familia. Ya puestos en harina, ¿por qué no darle un par de vueltas al tema?

La familia es nuestro primer contacto con otros seres humanos, es donde aprendemos a relacionarnos, a socializarnos y va a marcar nuestra vida para bien o para mal.

Cada familia tiene su propio funcionamiento, sus reglas visibles pero también sus contratos ocultos.

Estos contratos se pueden hacer parcialmente visibles en el funcionamiento del día a día, pero como realmente se despliegan y se ponen en marcha con toda su fuerza, es ante ciertas situaciones o retos a los que la familia se enfrenta en un determinado momento.

¿Por qué? Posiblemente porque es una situación desafiante para la familia que ya se dio en el pasado, ante lo cual se creó una solución para aquel momento determinado. Pero lo importante aquí y ahora es mirar y valorar si esa solución que se adoptó en su día, tiene sentido mantenerla hoy.

Es absurdo pensar que NO podríamos sobrevivir sin la familia, en un mundo con 7.000 millones de personas, pero la manera en la que uno es educado influye profundamente en el tipo de persona en la que se convierte.

Oveja negra o patito feo

Cuando un miembro desafía el funcionamiento familiar, de forma inconsciente normalmente, significa que se ponen en duda las leyes familiares.

La familia, como unidad que a su vez interactúa con el entorno, puede tener una actitud abierta ante determinadas situaciones.

O, por el  contrario, se cierra en banda y lucha por mantenerse intacta en su funcionamiento, respetando y aplicando las leyes que en su día el clan adoptó (por algún motivo también), aunque sea a costa de sacrificar la individualidad de un miembro de la familia, ya sea en forma de libertad o incluso su persona.

Cuando un miembro desafía el funcionamiento familiar, de forma inconsciente normalmente, se ponen en duda las leyes familiares

En torno a esta figura aparece el concepto de “oveja negra”, si el resultado final no es tan alentador para el integrante familiar diferente, ya que conlleva un sentimiento más bien despectivo. O el concepto de “patito feo”, cuando la persona se sobrepone, sobresale y finalmente pasa de ser repudiada a admirada por el clan.

Hace no tantos años, el ser humano necesitaba formar parte de un grupo para poder sobrevivir. Quedarse solo significaba la muerte.

Para nuestro cerebro lo primordial es mantenernos con vida, por eso este es un concepto que tenemos grabado a fuego en nuestra especie, y por eso la familia es algo tan importante y tan difícil de “tocar”, porque familia y supervivencia han ido unidos de la mano. Ir contra la familia, era amenazar la supervivencia.

Hoy en día, parece absurdo pensar que alguien no sobreviviría sin su familia, en un mundo con más de 7.000 millones de personas, pero la manera en la que uno es educado influye profundamente en el tipo de persona en la que se convierte.

Por eso son tan importantes las relaciones intrafamiliares y su evolución en una sociedad cada vez más cambiante y llena de retos; en nuestra mano está elegir cómo queremos ser, a pesar de la familia que nos haya tocado.

La educación y prevención comienzan en casa

En cuanto al acoso y abuso familiar podéis imaginar que existen de todas las formas y colores. Tened en cuenta que para que el acoso surta efecto se tiene que permitir, tiene que haber una puerta abierta, empezando por la víctima y siguiendo por las personas de alrededor que conocen el problema y tampoco actúan, se tornan pasivas e indiferentes.

Solo queda buscar ayuda  especializada habituada a trabajar con temas de acoso: portales informativos, asociaciones, psicólogos, coaches, abogados…

Frases típicas de los consentidores son:

  • “Vosotros sabréis lo que tenéis entre manos”

  • “Yo tengo relación con las dos partes, no me puedo posicionar”

  • “Si toda tu familia actúa así, por algo será”

Para la víctima solo queda buscar ayuda en terceros ajenos al problema.

Básicamente, ayuda especializada que sepa y esté habituada con este tema: portales como jupsin.com, asociaciones, psicólogos, coaches, abogados, etc.

Ser escuchado y comprendido es tan necesario como respirar. Es creer que se puede vivir diferente, y estar dispuesto a cambiar de rol para enfrentarse al problema. Y poder dejar de culpabilizarse y de avergonzarse se hace más fácil con la ayuda adecuada.

Es por esto por lo que creo que debería existir el apartado de “Acoso familiar”. Porque la educación y la prevención comienzan en casa. Y porque es hora de que poder encontrar ayuda e información sea más sencillo y no se convierta en misión imposible.

Leire Irazu

Odontóloga de profesión, estudiante de Homosimplex®, Human Decoding® y terapias RTT®, aprendí que hay muchas gafas a través de las cuales se puede ver la vida, las relaciones y a mí misma, sólo tengo que ser consciente de qué par elijo llevar en cada momento.

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad

Las secuelas psicológicas del maltrato, ‘cicatrices’ en la mente

En sus Manos

Acosador y acosado ¿sentimientos y emociones encontrados?

Jupsin

Tu ‘Kriptonita’ eres tú

Gente Jupsin

Vuelta al cole del donut a la mascarilla y el gel

Idígoras y Pachi

Connect
Newsletter Signup

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos