¿Nos idiotiza la tecnología?

¿Nos idiotiza la tecnología? – Por Gisela Rodríguez, Directora General del Colegio Castilla – Torrejón de la Calzada – Comunidad de Madrid – jupsin.com

  • Tienen el mundo en sus manos, y en sus bolsillos o mochilas caben a la par la información y la tentación.

  • Asistimos a escalofriantes estadísticas entre los más jóvenes, que ven pornografía, son víctimas del sexting, del grooming y del ciberbullying.


Enganchados a la tecnología

“Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas”

“Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas”.

Esta popular frase, atribuida a Albert Einstein, pone de relieve una relevante realidad en nuestras vidas: ¡Estamos enganchados! Padres, hijos, bebés y adolescentes vivimos cada vez más absortos en un mundo digital y virtual sin prestar atención a nuestro entorno social y emocional.

La fácil accesibilidad y la falta de control parental ponen en riesgo la seguridad de los menores, presas fáciles y víctimas potenciales de ciberdelincuentes que actúan desde el anonimato y se aprovechan de un número cada vez mayor de usuarios jóvenes, inexpertos, confiados y curiosos.

¡Estamos enganchados! Padres, hijos, bebés y adolescentes vivimos cada vez más absortos en un mundo digital y virtual sin prestar atención a nuestro entorno social y emocional.

Pornografía, sexting, grooming, ciberbullying…

Asistimos a escalofriantes estadísticas entre los jóvenes, que ven pornografía, son víctimas del sexting, del grooming y del ciberbullying

Asistimos a escalofriantes estadísticas entre los más jóvenes, que ven pornografía (ya sea por voluntad o por publicidad), son víctimas del sexting o difusión de fotos y mensajes de contenido sexual, del grooming o captación de menores por adultos con fines sexuales y del ciberbullying o acoso y amenazas.

Estos delitos afectan a un gran porcentaje de adolescentes menores de 18 años y son el principal motivo hoy día de conflicto en los centros escolares, además de los hogares.

Comunidad educativa y herramientas de gestión

Desde las comunidades educativas se afronta esta creciente tendencia con diferentes herramientas de gestión:

  • Sensibilización a través del plan de acción tutorial del centro con sociogramas y actividades que refuercen su inteligencia emocional y ayuden a los jóvenes a desarrollar habilidades para el autocontrol, la responsabilidad y el respeto.

  • Educación e información a través de charlas formativas impulsadas por el ministerio del interior, la policía nacional o la guardia civil, como medidas de convivencia y mejora de la seguridad en los centros escolares.

Educación en valores desde sus primeros años escolares para prevenir conductas, más que para afrontarlas

Control parental a través de aplicaciones o de herramientas incorporadas ya en los teléfonos (SecureKids, Dinnertime, Qustodio, Family Link…) para evitar que los menores accedan libremente a contenidos no adecuados y para localizar a los menores o limitar su tiempo de conexión.


  • Educación en valores desde sus primeros años escolares para prevenir conductas, más que para afrontarlas.

  • Escuelas de padres que den pautas de actuación ante la sospecha o detección de conductas acosadoras o de síntomas de acoso, así como normas de uso de las nuevas tecnologías en el hogar.

  • Aplicación desde el centro escolar de una normativa firme y coherente en relación a las tecnologías, aceptando su uso responsable y supervisando toda actitud contraria a la norma.

  • Activación de un protocolo de acoso y apertura de expedientes si las situaciones observadas requieren una toma de medidas urgente y contundente.


El mundo en tus manos

Aún a pesar de todas estas actuaciones, la tecnología evoluciona con una rapidez vertiginosa que los adolescentes aceptan y dominan en menos tiempo del que los responsables de su seguridad tenemos para adaptarnos a esos cambios digitales.

Tienen el mundo en sus manos, y en sus bolsillos o mochilas caben a la par la información y la tentación

Tienen el mundo en sus manos, y en sus bolsillos o mochilas caben a la par la información y la tentación.

Solo a través de una buena formación desde su más temprana edad podremos ayudarles a priorizar la primera frente a la segunda: la búsqueda consciente y sensata de información frente a la impulsiva e irreflexiva adicción a la tentación digital.

Si no queremos una “generación de idiotas”, como vaticinó Einstein, formemos a nuestros hijos en humanidad para que la tecnología esté a su servicio, no privándoles de otras experiencias vitales.


PERFIL DEL AUTOR

Gisela Rodríguez

Fue alumna en la primera promoción del Colegio Castilla hace 35 años y después de su etapa de formación universitaria volvió como docente. Durante los últimos años, combinó esta labor con la Jefatura de Estudios y en la actualidad con la de Directora General. Gisela Rodríguez es el ejemplo de toda una vida dedicada a la enseñanza. Ahora, desde su puesto de responsabilidad hace aún más suyo el lema del Colegio Castilla: ‘Enseñamos con calidad, educamos con calidez’.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado ...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las  Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos