“El niño acosado sufre, se siente solo, impotente y culpable”

ENTREVISTA| Paloma Méndez, Psicóloga y Neuropsicologa Infantil Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y Hospital Quirónsalud San José

“Todos los niños pueden padecer acoso escolar, pero ser diferente te hace más vulnerable”

Paloma Méndez nos ofrece en esta entrevista para jupsin.com una completa visión del acoso escolar desde su campo de especialización, la psicología. Para Méndez, “todos los niños pueden ser susceptibles de sufrir acoso escolar, pero el hecho de ser diferente te hace más vulnerable”. Y añade: “El menor acosado sufre muchísimo, se siente solo, impotente y culpable… y no puede comunicar lo que le sucede porque está paralizado por el miedo“.

El menor acosado sufre muchísimo, se siente soloimpotenteculpable… y no puede comunicar lo que le sucede paralizado por el miedo

Paloma Méndez de Miguel es Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid.

Como formación de postgrado ha cursado un Master en Psicoterapia Cognitivo-Conductual, es experta en Atención Temprana y en Neuropsicología Infantil y está acreditada por el Colegio Oficial de Psicólogos como Neuropsicóloga Clínica.

En el ámbito clínico, Paloma Méndez ejerce en consulta privada desde el año 2004, fundamentalmente en el ámbito de la Neuropsicología y la Psicología Infantil. De forma paralela, desarrolla su actividad como Psicóloga y Neuropsicóloga Infantil en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y el Hospital Quirónsalud San José.

En el ámbito docente, es profesora de Postgrado en la Universidad San Rafael Nebrija y ha sido profesora Ayudante en la Universidad San Pablo CEU de Madrid.

Paloma Méndez, Quirónsalud
Paloma Méndez, Psicóloga y Neuropsicóloga Infantil – Quirónsalud

jupsin’. Defina acoso escolar desde su especialidad, la psicología

Paloma Méndez. El acoso escolar es un tipo específico de violencia, que se diferencia de otras conductas violentas que un alumno puede sufrir o ejercer en un determinado momento, por formar parte de un proceso con cuatro características que incrementan su gravedad

  • No se limita a un acontecimiento aislado, sino que se repite y prolonga durante cierto tiempo, con el riesgo de hacerse cada vez más grave.
  • Se produce en una situación de desigualdad entre el acosador y la víctima, debido generalmente a que el acosador suele estar apoyado en un grupo que le sigue en su conducta violenta, mientras que la principal característica de la víctima es que está indefensa, que no puede salir por sí misma de la situación de acoso.
  • Se mantiene, y esto es muy importante, debido a la ignorancia o pasividad de las personas que rodean a los agresores y a las víctimas. De lo contrario, si intervinieran en las primeras manifestaciones de violencia, éstas no se repetirían y la situación no se convertiría en un proceso continuado de acoso.
  • Suele implicar diverso tipo de conductas violentas, iniciándose generalmente con agresiones de tipo social y verbal e incluyendo después coacciones y agresiones físicas.

in’. ¿Hay una propensión de ciertos niños a padecer acoso escolar? ¿O todos son susceptibles de sufrirlo?

PM. Todos los niños son susceptibles de padecer acoso escolar, pero algunas características pueden favorecer ser elegido como ‘víctima’.

Ser diferente al resto puede hacer al niño más vulnerable. Esto ocurre tanto con características consideradas negativas (ser torpe en los deportes) como con rasgos positivos (ser más alto, sacar las mejores notas, etc.).

No obstante, lo que más vulnerable hace a los niños ante el acoso es el aislamiento social, el retraimiento, la inhabilidad para marcar límites y decir que no, y la timidez.

El niño solo no tiene aliados por lo que es más fácil que el acoso quede impune. Por otro lado, un niño que se muestra retraído y tímido es un candidato más vulnerable porque no va a hacer frente al agresor.

acoso escolar - familia - psicología - Quirónsalud - jupsin.com
Con cierta frecuencia, en la familia de los acosadores ha habido dificultades para enseñarles alternativas a la violencia y a respetar límites

Todos los niños son susceptibles de padecer acoso escolar, pero algunas características pueden favorecer ser elegido como ‘víctima’

in’. ¿Influye el ámbito familiar en el acosador?

PM. Los estudios realizados reflejan que, con cierta frecuencia, en la familia de los acosadores ha habido dificultades para enseñarles alternativas a la violencia y a respetar límites, existiendo permisividad ante conductas antisociales y/o empleo de métodos coercitivos autoritarios, como el castigo físico.

En ambos casos, se fomenta el modelo de dominio-sumisión que subyace tras el acoso. Con los métodos autoritarios, el adulto proporciona un modelo de dominio al que el niño se tiene que someter, con el riesgo de que intente después reproducirlo desde el papel de dominador.

Independientemente del ámbito familiar, hay rasgos personales que sí son comunes a los niños que acosan:

  • Acentuada tendencia a abusar de su fuerza y mayor identificación con el modelo social basado en el dominio y la sumisión.
  • Dificultades para ponerse en el lugar de los demás, falta de empatía.
  • Fuerte identificación con una serie de conceptos estrechamente relacionados con el acoso escolar, como los de chivato y cobarde, que utilizan para justificarlo y mantener la conspiración del silencio del grupo que lo perpetúa.
  • Impulsividad, baja tolerancia a la frustración e insuficientes habilidades alternativas a la violencia.
  • Dificultades para cumplir normas y malas relaciones con el profesorado y otras figuras de autoridad.
  • Escasa capacidad de autocrítica y ausencia de sentimiento de culpabilidad por el acoso del que suelen responsabilizar a la víctima.
  • Utilización del acoso como una forma destructiva de obtener protagonismo y reafirmar su autoestima desde el poder.
  • Dificultades en el aprendizaje de alternativas a la violencia en la familia.

TODOS A UNA - acoso escolar - jupsin.com - formación

La víctima está paralizada por el miedo, por el temor a las represalias, y se siente indefensa, no cuenta lo que le ocurre

 in’. ¿Qué síntomas identifican una situación de acoso escolar?

PM. Suele transcurrir tiempo desde que se inicia el acoso hasta que se detecta.

Los síntomas son diversos, buscan excusas para dejar de ir al colegio o evitan salir los fines de semana, están especialmente tristes o especialmente irritables y agresivos en el contexto familiar.

También es frecuente que se de un detrimento en el rendimiento escolar, y en muchas ocasiones somatizan presentando diversas dolencias físicas (dolores de cabeza, de estómago, dermatitis, etc.).

in’. ¿Cómo aborda la psicología el acoso escolar?

PM. El abordaje ideal sería poder intervenir en los tres escenarios que configuran el acoso: la víctima, el acosador, y el espectador pasivo, que conoce la violencia pero no hace nada por evitarla.

En cuanto al acosador, la intervención irá dirigida a fomentar su empatía, dotarle de alternativas de resolución de conflictos no violentas, favorecer que adquiera un rol social positivo que no sea desde el abuso de poder, y desarrollar su autoestima.

En la víctima de acoso escolar hay que trabajar la autoestima, la ampliación de su círculo social, la asertividad y el afrontamiento

En el caso de la víctima habría que evaluar la sintomatología surgida a raíz del acoso, pero de modo general hay que trabajar la autoestima, la ampliación de su círculo social, la asertividad y el afrontamiento ante los problemas.

Por último, es esencial la intervención con el grupo para que rechacen, penalicen y denuncien cualquier conducta de acoso. No hay que olvidar que sin el apoyo del grupo (por su acción u omisión) no habría acoso. Para ello hay que trabajar tres características:

  • Favorecer la cohesión entre compañeros y erradicar las situaciones de exclusión. Para conseguirlo, conviene proporcionar desde el aula oportunidades de aprendizaje cooperativo.
  • Incluir actividades específicamente dirigidas a prevenir la victimización, enseñando a decir NO en situaciones que puedan implicar abuso y pedir ayuda cuando se necesita.
  • Enseñar a detectar y a superar los distintos tipos de prejuicios existentes en la sociedad sobre determinados colectivos.
acoso escolar
El acoso escolar es una situación muy dura que genera un desajuste psicológico profundo

in. ¿Descríbanos el sufrimiento psíquico del niño ante el acoso?

PM. El menor acosado sufre muchísimo, pues el sentimiento de malestar producido por el rechazo y el acoso se amplifica al no ser ayudado por el grupo. Se siente sólo, impotente, en ocasiones culpable, sin poder comunicar lo que le ocurre porque está paralizado por el miedo

El acoso escolar es una situación muy dura que genera un desajuste psicológico profundo

Es una situación muy dura que genera un desajuste psicológico profundo.

Aunque siempre ha existido el acoso, hoy día, a través de las nuevas tecnologías se amplifica mucho más el sufrimiento, pues la humillación se hace pública y se comparte con más personas.

in’. ¿Marca el acoso escolar el futuro del niño? 

PM. Sin ninguna duda, el acoso escolar marca el futuro del niño, aunque no lo determina. Hay niños que tras una situación de acoso y un trabajo terapéutico intenso pueden afrontar la vida con nuevos recursos de una forma positiva.

En otros casos, la herida del acoso deja una merma de autoconfianza que es difícil reparar. Depende de muchos factores: la propia resiliencia del niño, el apoyo familiar, que sea capaz de ampliar su red social, y el estilo de personalidad previo a la situación de acoso.

in’. ¿Estamos exagerando con el acoso escolar o es un problema en crecimiento que no se aborda de forma correcta? ¿Qué está fallando?

PM. El acoso siempre ha existido, pero hay algunos factores que pueden potenciarlo. El individualismo y la poca cohesión en el grupo favorecen que no se defienda a quien sufre acoso.

La exposición permanente a contenidos violentos hace que los menores se insensibilicen y normalicen conductas violentas

Por otro lado, la exposición permanente a contenidos violentos que hay actualmente hace que los menores se insensibilicen y normalicen algunas conductas violentas.

Otro factor muy importante son las nuevas tecnologías. La posibilidad de difundir, grabar, enviar mensajes a través de las redes sociales, magnifican en la víctima los sentimientos negativos y hacen partícipe a muchas más personas del acoso.

Está fallando la prevención. En Finlandia, han desarrollado un método anti-bullyng (Kiva) que está funcionando muy bien. Se centra en la intervención con el grupo, no en la víctima ni en el acosador.

Desde que son pequeños, se les educa para que no permitan que ningún niño se meta con otro. Si esto ocurre, todo el grupo defiende al niño, de este modo no se desarrolla la figura de acosador ni de víctima. Es una idea fantástica que habría que trasladar a las aulas.

in’. ¿Qué consejos deben seguir los padres de alumnos acosados y acosadores para corregir y solucionar el problema?

PM. Si el problema ya se ha generado probablemente sea necesario que tanto la víctima como el acosador reciban tratamiento.

En casa, es necesario desarrollar el razonamiento moral, enseñando a coordinar derechos con deberes

A nivel preventivo, es fundamental el contexto educativo. En casa, es necesario desarrollar el razonamiento moral, enseñando a coordinar derechos con deberes, pues esto ayuda a prevenir la violencia.

También es esencial potenciar en los menores las relaciones de amistad y la integración social, que además de proteger contra el acoso son beneficiosas para el desarrollo psicológico del menor.

Por último, es esencial enseñar a los niños a resolver conflictos con alternativas no violentas, a que acepten las diferencias y las respeten y a poner límites en sus relaciones personales diciendo ‘NO’ cuando no están conformes con algo.


acoso laboral - salud - Quirónsalud
Haz click aquí. Esta información puede ser también de tu interés

El orientador del centro debería formar a los profesores para prevenir el acoso y evitar el sufrimiento de muchos menores 

in’. ¿Desde el punto de vista psicológico, en qué punto están las investigación del acoso escolar? 

PM. Se está investigando desde hace muchos años y hay programas de prevención e intervención reglados. Lo que en ocasiones falta es implementar estos programas desde el inicio de la escolaridad, educación infantil, y que a nivel curricular se dé más importancia al desarrollo social para que todos los colegios lo puedan realizar.

in’. ¿Debe estar el profesional de la psicología integrado en el centro escolar?

PM. Hoy en día hay psicólogos o psicopedagogos en casi todos los colegios. El problema es el tiempo que pueden dedicar a este tipo de tareas, pues suelen estar sobresaturados de trabajo. Sería ideal que el orientador del centro pudiera formar a los profesores para prevenir y detectar el acoso, pues de este modo se evitaría el sufrimiento de muchos menores.


PERFIL DEL AUTOR

Jesús Larena

Licenciado en Ciencias de la Información, Periodismo y Diplomado en Relaciones Públicas y Publicidad. 25 años de experiencia profesional. Prensa, radio, televisión, contenido digital y redes sociales. Comunicación integral: corporativa, financiera, digital, crisis. Mi centro operativo se llama larenaylarena.com. Creador e impulsor de jupsin.com y conRderuido.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe todas las novedades de jupsin' suscribiéndote a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades de jupsin' suscribiéndote a nuestro newsletter