Acoso escolar y edades tempranas, prevención

Acoso escolar y edades tempranas  Violeta Casillas – Pedagoga – Atención Temprana Trastorno del Espectro Autista


Sabemos que los alumnos con alguna necesidad o diversidad funcional, tienen más riesgo que sus compañeros de sufrir acoso en su entorno escolar y sus círculos sociales más cercanos (parques, cumpleaños, piscinas, etc.), así como aquellos que muestran mayor vulnerabilidad.

¿Podemos prevenir el bullying desde una estimulación y atención temprana?

Bullying preescolar

Pero, ¿podemos prevenir el bullying desde una estimulación y atención temprana?, ¿es posible un bullying preescolar?

La estimulación temprana (de 0 a 6 años) es un conjunto de intervenciones en el desarrollo de los más pequeños que ayudan a favorecer su desarrollo integral. Por lo tanto, es un periodo donde los niños asientan cimientos cognitivos, emocionales, psicomotores, etc. Están plenamente receptivos a todo tipo de aprendizajes, permitiendo que su cerebro comience a interiorizar algunos patrones sobre cómo enfrentarse y responder al medio que les rodea.



Desde las edades más tempranas contribuimos a prevenir conductas que desencadenan el bullying

Con esta premisa podemos afirmar que desde las edades más tempranas contribuimos a prevenir conductas que desencadenan el bullying y que influyen en que este aflore.

La estimulación temprana tiene un gran peso en el desarrollo emocional y afectivo de los niños, desde los inicios del apego al desarrollo de las emociones básicas y cómo estas afectan a su entorno y a ellos mismos.

Comienzan a ver las consecuencias que tienen cualquiera de sus actos: sonríen y los adultos sonríen, lloran y los demás están cerca, les quitan los juguetes y les provoca frustración…

Todo esto y la forma en la que se relacionan con los demás, generan una construcción de su autoestima, sus valores, su seguridad y su auto-concepto. A través de la experiencia interiorizan patrones conductuales como respuesta a su contexto, básicamente los que emplearán a lo largo de su vida en diferente medida y maduración.


‘Acoso escolar y efecto en el aprendizaje’jupsin.com te recomienda este artículo.

Educación infantil y prevención del acoso escolar

Por otro lado, desde la Educación infantil, si nos paramos a analizar, podría existir una prevención al acoso escolar que se manifiesta transversalmente y que contribuye a estas bases del desarrollo del niño.

De ahí la importancia de trabajar en lo emocional, en el respeto a las diferencias y las opiniones de sus iguales…

De ahí la importancia de trabajar en lo emocional, en el respeto a las diferencias y las opiniones de sus iguales, en estrategias positivas que den respuesta a los conflictos, en el manejo de la frustración, en la aceptación de los límites, en la importancia de las relaciones positivas con sus iguales, etc.

Tal vez el currículum en la educación infantil debería sufrir alguna revisión donde existiera más peso en la educación de dichos valores y menos en aspectos puramente académicos que a veces dejan poco espacio para atender las primeras causas.

Violeta Casilla: “Desde la Educación infantil podría existir una prevención al acoso escolar que se manifiesta transversalmente”.

Modelo familiar

No obstante, y por último, no podemos olvidar que ese desarrollo afectivo-emocional comienza a desarrollarse también en base al modelo familiar, a la relación de los hijos con sus padres y sus modelos familiares:

Estimulación temprana, educación infantil, y entorno familiar reafirman la importancia de una educación emocional desde edades tempranas y desde la educación infantil

  • Estilo educativo autoritario  – padres ‘tiranos’ que educan niños con mayores inseguridades y frustraciones.
  • estilo educativo permisivo – padres ‘sobreprotectores’ y padres ‘amigos’ que de alguna manera frenan el desarrollo de la autonomía y de la gestión de los problemas. Los hijos no reconocen una figura de autoridad y límites, y tienden a manejarse en la manipulación.
  • estilo educativo democrático – padres ‘guías’, que encuentran el equilibrio y una armonía educativa.

Cualquiera de las cuestiones nombradas (estimulación temprana, educación infantil, entorno familiar), reafirma la importancia de una educación emocional desde edades tempranas y desde la educación infantil, así como desde todos los contextos que contribuyen al desarrollo educativo y personal del niño.



PERFIL DEL AUTOR

Violeta Casillas

Licenciada en Pedagogía, experta en Atención Temprana y formada en Trastorno del Espectro Autista. Hasta finales del 2017 trabajó 5 años en Down Madrid como terapeuta de estimulación infantil (de 0 a 6 años, interviniendo con diferentes necesidades del desarrollo como Síndrome de Down, TEA, retraso madurativo y otras discapacidades), y como terapeuta de Grupos de Habilidades Sociales. Actualmente trabaja en su propio 'Gabinete Pedagógico' especializado en las necesidades educativas y las dificultades del desarrollo (niños hasta 10 años) y en orientación y apoyo familiar y profesional en escuelas infantiles.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos