Acoso laboral, maldad y excusas empresariales

En un sector tan competitivo como es el de la abogacía es fundamental que el profesional se especialice y aporte valor añadido respecto a sus clientes. Esta tesis la tuvieron clara Ricardo Ayala y Julio González cuando crearon Ayala & González, despacho jurídico en el que los temas laborales -acoso laboral- y civiles -ruido- son prioritarios desde hace dieciséis años.

La firma ofrece asesoramiento legal en todas las jurisdicciones del derecho, pero la práctica ha hecho que Julio evolucionara hacia temas de derecho laboral y su problemática y Ricardo se centrara en asuntos relacionados con el ruido y su regulación.

Ayala & González, conscientes de la importancia de esta problemática más cercana y emergente, son colaboradores e impulsores de la iniciativa juspin, espacio digital y movimiento social para decir NO al acoso y Con R de Ruido, web centrada en buscar soluciones a este grave problema y sus consecuencias negativas en la convivencia y en la salud.

Julio González, abogado laboralista de la firma Ayala y González - Foto: Jesús Umbría
Julio González, abogado laboralista de la firma Ayala y González – Foto: Jesús Umbría

Dos profesionales que se conocen muy bien. Este mes de octubre cumplirán veinticinco años como abogados. A lo largo de esta carrera profesional surgió la posibilidad de trabajar juntos y liderar Ayala & González, despacho de abogados muy próximo al cliente. Su contacto en el Servicio de Orientación Jurídica, SOJ Laboral del ICAM hizo que este proyecto profesional cuajara.

Ricardo Ayala nos enseña una noticia del año 2000 en el que la Audiencia Provincial de Madrid se pronuncia por un caso de ruido. “Hasta ese momento todo eran procedimientos administrativos, lo que ello suponía de reclamar a las diferentes administraciones, en un entorno burocrático”; señala.

El bufete ha ido creciendo e incorporando profesionales. “Somos un despacho de especialistas y llevamos junto a los temas que pueden llegar a un bufete como éste, otros muy  especializados”, indica Julio González.  “Los éxitos profesionales de nuestras carreras nos han ayudado a la especialización en temas muy concretos”, apunta Ricardo Ayala.  Para estos juristas, el tamaño que tienen es suficiente para atender a los clientes desde la excelencia sin perder el control del día a día de la firma.

‘El trabajador se siente maltratado y manchado su honor y dignidad. Hay cuestiones que no debe nunca permitir un profesional en su trabajo´

Julio González reconoce que incluir información sobre el acoso laboral en la web del despacho ayalagonzalez.com ha sido una de las fórmulas de recibir llamadas de personas interesadas en resolver su situación. “Este es un tema de interés que ha ido creciendo en la empresa. Pocas compañías disponen de un protocolo contra el acoso y la persona acosada sufre un auténtico trauma cuando se ve envuelta en una situación como ésta”.

En este contexto, el papel de los medios de comunicación está siendo clave para que las personas reconozcan sus derechos y no se dejen acosar bajo ningún aspecto. “Los medios están haciendo mucho. Los fallos del Supremo sobre este tipo de cuestiones son claves y es necesario que se difundan para su mejor conocimiento”, aclara nuestro interlocutor.

Para este experto laboralista, en muchas ocasiones los empresarios tienen un poder abusivo y proyectan sobre el trabajador sus frustraciones tratándole mal. “El trabajador se siente maltratado y manchado su honor y dignidad. Hay cuestiones que no debe nunca permitir un profesional en su trabajo”, señala.

Mobbing que aísla al trabajador

En el ámbito anglosajón, se ha acuñado el concepto mobbing que pretende explicar un comportamiento totalmente fuera de los cánones normales en la empresa por parte de quien dirige la misma o algunos de sus superiores. “Es evidente que las relaciones humanas no son un camino de rosas, pero de ahí a aguantar determinadas conductas hay un trecho”.

Julio González - Ayala y González Abogados - Foto: Jesús Umbría
Julio González – Ayala y González Abogados – Foto: Jesús Umbría

Desde su punto de vista, en este tipo de situaciones la única salida es, aparte de denunciar esta situación que uno sufre, marcharse de la propia empresa. “No es fácil seguir en una firma donde te han hecho la vida imposible. En empresas grandes se les cambia de lugar a los profesionales, pero no siempre se logra que se apacigüen los ánimos”.

‘Todavía la visión del juez sobre el acoso laboral no es la que se espera. Creo que deberían dar más credibilidad a informes psicológicos y de médicos’

La solución al acoso está en los controles preventivos, “que las empresas tengan sus protocolos establecidos y activos. Ya la legislación sobre prevención de riesgo laborales habla de ello sin profundizar mucho”, señala Julio González.  A su juicio, “el acosado es una persona indefensa. La empresa hace piña; los propios compañeros no se acercan al acosado porque le ven como un apestado y se le aísla”.

Un problema de esta lacra es cómo probarlo cuando a veces la situación de acoso se desarrolla entre dos personas sin muchos testigos. “Al mismo tiempo no hay sensibilización por parte de los juzgados sobre el tema. Para ellos, una cuestión como ésta es como si se impagara un salario, cuando son cosas diferentes. Creo que deberían dar más cancha en estos temas a los informes periciales psicológicos, de los médicos de la Seguridad Social a la hora de fallar sobre estos temas”.

“Todavía la visión del juez sobre el acoso laboral no es la que se espera. Creo que deberían dar más credibilidad a informes psicológicos y de médicos de la persona acosada”.

Los juzgados de laboral y el acoso como cuasi penal

En los últimos años han proliferado las sentencias sobre acoso laboral. “Los Juzgados intentan huir de estos temas, al considerarles cuasi penales, con prueba muy complicada pese a que se vulneran derechos fundamentales como la dignidad y el honor de la personas. Cuando hablas con ellos no acaban de creerse que ese trabajador viva el calvario que describe los informes médicos que aporta”, subraya.  Creo que deberían dar más credibilidad a informes psicológicos y de médicos de la persona acosada”

Colectivos jerárquicos, como puede ser el ejército, la propia administración pública o la judicatura son proclives por esa cadena de mando al acoso. “En las diferentes administraciones públicas los casos de acoso son múltiples y frecuentes. Hay decisiones que se toman  y que en el fondo hacen la vida imposible a determinadas personas”, denuncia González.  En muchos casos el acosador procura controlar lo que esa persona hace, correos electrónicos incluidos, cuestión que puede invadir la intimidad del profesional.

Los valores del deporte definen muy bien a los abogados de Ayala y González - Foto: Jesús Umbría
Los valores del deporte definen muy bien a los abogados de Ayala y González – Foto: Jesús Umbría

Actuaciones frente al acoso labora

La empresa

  • Compromiso para ‘prevenir, detectar y eliminar’ cualquier forma de acoso.
  • Creación de ‘protocolos anti-acoso’ con sanciones claras para los acosadores.
  • Actuación contundente y apartar al acosador del acosado e incluso despedir al acosador.
  • Más compromiso por parte de los jueces con las víctimas de acoso, y consideración de los indicios como aspecto fundamental para dar credibilidad a su versión.
  • La empresa debe hacer análisis psicológicos continuados a los trabajadores, incluidos los puestos directivos y asegurar que los acosadores no puedan actuar a sus anchas. Los directivos psicópatas pueden destruir la vida del trabajador.

La víctima

  • Es importante recoger todas las ‘pruebas’ posibles y que busque el ‘testimonio’ de empleados que puedan ratificar su situación de víctima de acoso. El Tribunal Supremo avala las grabaciones, que deben ser tratadas por peritos profesionales para convertirse en pruebas válidas en sala.
  • Es fundamental, ‘compartir el problema con la familia y buscar la ayuda médica y psicológica’ para que la situación de acoso no te destruya como persona
  • Asesorarse por un buen ‘abogado laboralista’ que conozca estos temas para poder defender los derechos que como trabajador y persona el acoso vulnera.
  • Cuidado con las ‘demandas inventadas’ de acoso. Son fáciles de detectar por el juez. Si realmente no tienes el problema, no crees un paripé sobre acoso. Otras personas lo sufren.
  • Hay que contar con las ‘secuelas’. Con un buen tratamiento y asesoramiento médico no debe quedar nada de esta situación traumática. Pero hay que hacerlo. Una situación de acoso es un trago amargo para la víctima, y cualquiera puede sufrirlo.
Ayala y González, despacho especializado en Laboral y ruido - Foto: Jesús Larena
Ayala y González, despacho especializado en Laboral y ruido – Foto: Jesús Larena

PERFIL DEL AUTOR

Jupsin es la suma de justicia, psicología e información frente el grave problema del acoso (laboral, escolar, sexual). Jupsin es un espacio digital único que suma y potencia el talento de profesionales de diversos sectores de actividad contra el acoso. Jupsin es una apuesta rotunda por la prevención en colaboración con empresas y centros escolares, instituciones y administraciones públicas. Jupsin es el movimiento social de la Gente Jupsin; gente que afronta las dificultades con una filosofía Happy Life.


5 comentarios en “Acoso laboral, maldad y excusas empresariales”

  • hola he sufrido acoso laboral por parte de mi jefe su hijo y un compañero yo llevaba 20 años en esta empresa pero los ultimos 6 años todo empezo a cambiar con la crisis sus desprecios y humillaciones eran continuos me gritaron insultaron incluso de palabra me dijo que me fuera de la empresa palabras despectivas hacia mi mi familia y palabras groseras que ni siquiera puedo escribir aqui si yo hubiera tenido intencion de irme voluntaria mente y les hubiera grabado tendria pruevas mas que suficientes pero calle y aguante hasta que me llego a afectar fisicamente sufri una grave crisis de ansiedad y me encuentro sumido en una depresion estoy de baja y tengo partes de medicos psiquiatras y psicologos que afirman mi enfermedad pero no tengo otra prueba un juez me ha quitado la razon solo porque los trabajadores dicen que no es verdad que alli haya acoso y lo unico que me queda es preguntar si me quito la vida que ya no me importa un juez reconoceria los hechos y decir que es muy duo y triste cer como te hacen algo tan cruel como esto y nadie te crea

    • José, lo que nos cuentas es terrible. Si quieres ponte en contacto con nosotros a través de info@jupsin.com para conocer más en profundidad tu caso y ver si te podemos ayudar. Abrazo y ánimo.

  • Me ha encantado la entrevista, anque no me sorprende la exposición. Yo he tenido la enorme fortuna de encontrarme con Julio Gonzalez, cuando estaba al limite de mis fuerzas, sobre todo psicológicas y emocionales. El y Ricardo Ayala, desde el minuto uno, lograron infundirme confianza y valor para afrontar una situación desagradable, que me había llevado a la baja durante casi un año. La implicación de Julio, su profesionalidad, su coraje, el conocimiento absoluto de toda la legislación y jurisprudencia, así como su generosidad en la dedicación de tiempo, para escuchar y escribir, lograron el éxito en un caso que cuantos vieron y vivieron, consideraban con pocas alternativas, y él lo ganó. Para mi hoy, Ayala & Gonzalez son una firma jurídica de referencia, en muchos ámbitos. Sugiero a cuantos leaís este comentario , y estiméis que necesitais asesoramiento , independientemente del ámbito, no dudeis en contactarles, y conocerles, Valen la pena

  • Me ha gustado lo que he leído y me ha entristecido a la vez.
    Yo he sufrido acoso laboral durante unos dos años o más, no sé, vete a saber cuándo empezó todo…
    Me dirijí a la Inspección de trabajo, pero sin pruebas contudentes y sin testigos, me dijeron que poco se podía hacer…
    El fin es que fuí despedido en enero de 2016, y aún sigo como si estuviera trabajando, torturándome y maldiciendo a todas esas personas que me hicieron daño.
    GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos