Enfermedad mental no es violencia, adiós a los tabúes

ENTREVISTA / Elena Santos, psicóloga en la Unidad de Personalidad y Comportamiento del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, Quirónsalud

“Solo a través de la información y la educación emocional podemos cambiar los estigmas sobre la enfermedad mental”

Elena Santos, psicóloga en la Unidad de Personalidad y Comportamiento del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo Quirónsalud

¿Es compatible la vida laboral y familiar con la enfermedad mental? ¿Hemos superado los estigmas y tabúes de las patologías psíquicas? ¿Qué es una enfermedad mental?

jupsin.com pone sobre la mesa estás y otras cuestiones que con frecuencia nos hacemos sobre las enfermedades mentales y pedimos a la psicóloga especializada en EMRDElena Santos que nos ayude a dar ‘luz’ al todavía desconocimiento existente.

Elena Santos ha participado, junto a más de 20 profesionales, en el libro “TODOS a UNA contra el ACOSO ESCOLAR”

Elena Santos es psicóloga en la Unidad de Personalidad y Comportamiento del Hospital Ruber Juan BravoGrupo Quirónsalud.

Colaboradora habitual de nuestro portal, Elena Santos compagina su actividad asistencial con su propia formación continúa y sus labores docentes como profesora en la Universidad Europea de Madrid.

Elena Santos ha participado, junto a más de 20 profesionales de diversos sectores, en el primer libro de jupsin.com, “TODOS a UNA contra el ACOSO ESCOLAR”, disponible en nuestro portal.



Solo a través de la información y la educación emocional podemos acabar con los tabúes sobre la enfermedad mental

in’. Hablar de enfermedad mental es todavía tabú y parece que no se ha superado la terminología discriminatoria loco, loca…

ES. Vivimos en una sociedad muy crítica. Con esto quiero decir que todo se juzga y se encasilla y hay que poner etiquetas a todo lo que vemos. Esto es muy perjudicial porque lo hacemos con los otros pero también con nosotros mismos. Y es algo que genera mucha patología per se.

Solo a través de la información y la educación emocional podemos acabar con los tabúes y estigmas sobre la enfermedad mental. Aprender a ponernos en el lugar del otro es algo fundamental.

in’. ¿Cómo podemos definir la enfermedad mental desde el punto de vista de la salud?

ES. La definición de enfermedad mental es compleja desde el punto de vista de la salud. Se habla de enfermedad mental como ausencia de salud, ausencia de bienestar mental o social. Otros teóricos hablan en la definición de enfermedad mental de la presencia de un sufrimiento.

La enfermedad mental es una alteración de tipo emocional, cognitivo y/o conductual, que afecta a la emoción, motivación, conciencia, percepción…

En psiquiatría, hay pacientes que no se verían acogidos por dicha definición puesto que sus síntomas son egosintónicos, es decir ellos podrían sentirse particularmente bien y no sufrir con los síntomas o bien no ser conscientes de tener un problema.

La enfermedad o el trastorno mental se podría definir como una alteración de tipo emocional, cognitivo y/o conductual, en la que quedan afectados procesos psicológicos básicos como son la emoción, la motivación, la cognición, la conciencia, la conducta, la percepción, la sensación, el aprendizaje, etc.

Y esto dificulta la adaptación al entorno social, familiar y laboral de la persona y genera malestar subjetivo.

in’. Empecemos a acabar con los tabúes… ¿qué NO es una enfermedad mental?

ES. Cualquier síntoma aislado que el paciente presente y pueda gestionar y no interfiera en su vida social, familiar, laboral etc. Cualquier conflicto o problema de la vida diaria para el que estamos preparados y contamos con recursos.

No es enfermedad mental acudir a un psicólogo. No todos los pacientes padecen enfermedades o trastornos mentales. Muchos de ellos simplemente tienen problemas y /o dificultades y conflictos que en un momento determinado de sus vidas les sobrepasan.

Elena Santos:“No todos los pacientes padecen enfermedades o trastornos mentales”.

Hay que entender las emociones de la persona que sufre la enfermedad y por qué le llevan a comportarse de una u otra manera

in’. ¿Qué debemos tener en cuenta para comprender mejor la enfermedad mental y afrontarla desde un punto de vista más ‘sano’?

ES. Podemos destacar cinco puntos básicos:

  • La información acerca de la enfermedad.
  • Todo estos aspectos ayudan a comprender y nos acercan a las personas con patologías mentales. Además, nos permiten ponernos en su lugar y entender mejor los síntomas que presentan estas personas.
  • Entender las emociones de la persona que sufre la enfermedad y por qué le llevan a comportarse de una u otra manera. Aceptarlas y no invalidarlas.
  • Dar espacio para la expresión y comunicación de necesidades y deseos.
  • No juzgar.
  • Explicar cómo sus conductas y expresiones también afectan a los que tienen alrededor a través de un buen feedback.

in’. ¿Podemos separar la enfermedad mental de su componente social, de los aspectos relacionados con la vida familiar, escolar, laboral?

El tratamiento de las enfermedades mentales se debe enfocar en todos y cada uno de los aspectos de la vida de los pacientes: familia, trabajo, amigos, ocio…

ES. Es difícil poder separar la enfermedad mental de todos estos aspectos y componentes porque impacta en todos ellos de alguna manera.

Esto no quiere decir que no se pueda llegar a desligar y llegue un momento en que no haya un impacto negativo en las áreas vitales del paciente.

Es por eso que el tratamiento de las enfermedades mentales tiene que ir enfocado en todos y cada uno de los aspectos de la vida de los pacientes: familia, trabajo, amigos, ocio… que estén afectados y valorar el impacto en cada una de estas áreas. Un tratamiento integral es importante y necesario en cualquier patología mental.



 in’. ¿Qué debemos saber de los especialistas médicos, psiquiatras y psicólogos que abordan este tipo de enfermedad?

ES. Es interesante conocer la trayectoria y la especialidad de trabajo de los profesionales de la salud. Conocer el método de trabajo del centro y de cada profesional también ayuda y es necesario.

Es conveniente e interesante conocer la trayectoria y la especialidad de  los profesionales de la salud mental

No todos los pacientes encajan en todos los modelos de trabajo y con todos los profesionales, pero es solo a través de la experiencia personal terapéutica donde se refleja esto y donde se aprende de las características personales de cada uno.

En este sentido, es conveniente e interesante conocer la trayectoria y la especialidad de  los profesionales de la salud mental. Interesarnos por el método de trabajo del centro médico y de los profesionales ayuda y es importante.

in’. Los ciudadanos al final tendemos a simplificar todo esto y nos hacemos la pregunta de ¿medicación sí o medicación no?

ES. La medicación no es una cuestión tan simple, de o NO. Tenemos que tener en cuenta las particularidades de cada paciente.

La medicación no es una cuestión tan simple, de SÍ o NO. Tenemos que tener en cuenta las particularidades de cada paciente.

Hay persona que necesitan medicación para su estabilización y porque su patología cursa con una disfunción biológica clara.

Y hay otros que con sus propios recursos personales o por su propia personalidad y estilos de afrontamiento puede superar sus síntomas sin medicación además de no tener ninguna patología o alteración más de tipo biológico.

in’. ¿Y el riesgo de la automedicación?

ES. En las enfermedades mentales, no estamos hablando de medicaciones que se puedan tomar sin la prescripción de un médico, tienen una serie de particularidades con respecto a la toma que deben ser conocidas y explicadas por un profesional.

Debemos resaltar la importancia de una correcta psicoeducación con relación a la medicación en general y a los psicofármacos en particular

Elena Santos: “La persona que acosa puede o no tener una patología mental”.

 in’. ¿Cómo podemos diferenciar entre enfermedad mental y estados de ánimo?

 ES. Por supuesto, una enfermedad mental o trastorno mental es una entidad en la que se tienen que cumplir una serie de criterios diagnósticos completos. Los estados de ánimo son algo pasajero, es un estado más que algo que perdura en el tiempo.

Es verdad, que estos estados de ánimo muchas veces forman parte de algunos criterios diagnósticos de trastornos mentales pero por sí solos no constituyen una enfermedad o trastorno mental. Se tienen que dar otros factores como la interferencia en la vida familiar, social o laboral, la gravedad e intensidad de los síntomas, etc.

Los estados de ánimo forman parte de algunos criterios diagnósticos de trastornos mentales pero por si solos no constituyen una enfermedad

in’. ¿Por qué siempre se ha relacionado la enfermedad con algún tipo de violencia (camisa de fuerza, habitaciones acolchadas para evitar autolesiones…)?

ES. El cine y la publicidad han mostrado en muchas ocasiones esta imagen.

Si bien es cierto que hace muchos años en algunos centros psiquiátricos existían estas prácticas, en la actualidad no es así. La enfermedad mental no es violencia.

Los estudios no nos llevan a poder afirmar que las personas con enfermedad mental sean o cometan más actos violentos.

in’. El acoso produce problemas psíquicos… ¿cómo se deben abordar las patologías asociadas a situaciones de hostigamiento?

ES. El acoso, indudablemente, puede crear patologías mentales como trastorno por estrés postraumático, cuadros ansiosos, cuadros depresivos o incluso trastornos disociativos que requieran ayuda terapéutica especializada.

El abordaje de estas patologías tiene que ser a través del procesamiento de la experiencia traumática trabajando el impacto que ha tenido el suceso de acoso para la persona. Es importante el trabajo en regulación emocional y autoconocimiento personal.

La persona que acosa puede o no tener una patología mental, pero muestra falta de empatía, incapacidad de gestión emocional y nula capacidad de autocontrol

in’. ¿Es el acosador un enfermo mental? ¿Qué pasa por la mente del acosador, del maltratador?

ES. La persona que acosa puede o no tener una patología mental.

Lo que está claro es que muestra una falta de empatía clara, una incapacidad de gestión emocional y una nula capacidad de autocontrol.

Pueden darse muchas casuísticas en relación a la persona que acosa. A veces nos encontramos a personas que han aprendido a relacionarse a través de la agresión o el acoso.

En otras ocasiones, nos encontramos con personas que no son capaces de regular sus emociones y gestionar las frustraciones de una manera adaptativa que no impacte en los otros. No son capaces de conectar con las emociones del otro.

También hay ocasiones en las que hay detrás una patología mental. En todos los casos, el trabajo no solo queda en la víctima sino también hay que hacer un fuerte trabajo con la persona que acosa, a través de la psicoeducación, la prevención y la regulación emocional.

Elena Santos: “Hace muchos años, en algunos centros psiquiátricos existían estas prácticas, pero en la actualidad no es así. La enfermedad mental no es violencia”.

 in’. Se habla del acoso como la pandemia del siglo XXI… ¿Estamos tomando conciencia de la importancia de la enfermedad mental?

 ES. Muchas veces se normalizan ciertos tipos de comportamientos que tienen un impacto emocional muy negativo. Y creo que esto está pasando en algunos casos con el acoso. Se infravaloran las consecuencias negativas que esto acarrea en la mente.

Hay muchos estresores y nuevos estímulos a los que en mi opinión no nos estamos adaptando adecuadamente

in’. ¿Es cierto que todas las personas sufrimos a lo largo de la vida algún tipo de enfermedad mental? ¿Vivimos una especie de locura colectiva?

ES. No diría que todas la personas sufrimos a lo largo de la vida algún tipo de enfermedad mental, pero sí diría que muchos de nosotros podemos presentar síntomas o rasgos de algún trastorno mental.

La diferencia está en lo que hemos comentado un poco más arriba. No es lo mismo un síntoma o un estado emocional puntual que un trastorno mental.

Los síntomas aislados, por así decirlo, son prevalentes en la población general pero no así tanto la enfermedad o el trastorno mental que no se da en toda la población. Es decir, los síntomas aislados no siempre derivan en trastornos o enfermedades mentales.

No considero que vivamos en una locura colectiva, pero sí creo que el estilo de vida está cambiando nuestra forma de abarcar y afrontar nuestro día a día. Hay muchos estresores y nuevos estímulos a los que en mi opinión no nos estamos adaptando adecuadamente.



El trabajo en psiquiatría y psicología es fundamental para nuestra sociedad

in’. ¿Qué está aportando la medicina y la psicología actual al tratamiento de las enfermedades mentales?

ES. Está aportando información, conocimiento, comprensión, esperanza y normalidad. Se pretende desestigmatizar y romper con los tabúes. Está mejorando la calidad de vida de muchas personas y familias.

Está mejorando aspectos básicos en las relaciones de apego como la seguridad, la protección, la consistencia en los límites, etc. El trabajo en psiquiatría y psicología es fundamental para nuestra sociedad.

in’. Hacia dónde vamos… ¿terminaremos hablando con las máquinas más que con nosotros mismos?

ES. Quiero pensar que eso no será así, quiero pensar que hablaremos y nos conoceremos más a nosotros mismos y a los demás. Pero esto solo puede ser posible si se invierte en prevención, en educación en valores, en educación emocional y se promueve el que no se pierda nuestra esencia fundamentalmente social.


PERFIL DEL AUTOR

Jesús Larena

Licenciado en Ciencias de la Información, Periodismo y Diplomado en Relaciones Públicas y Publicidad. 25 años de experiencia profesional. Prensa, radio, televisión, contenido digital y redes sociales. Comunicación integral: corporativa, financiera, digital, crisis. Mi centro operativo se llama larenaylarena.com. Creador e impulsor de jupsin.com y conRderuido.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos