Big Little Lies y las mujeres maltratadas

Big Little Lies o ¿por qué se quedan tantas mujeres con los hombres que las maltratan? – Por Alejandra Moreno Hernández

  • La familia y el hogar que deberían ser sinónimos de seguridad, protección y cariño son el  mayor foco de violencia para muchas mujeres y menores.



Big Little Lies

No he podido evitar pensar en el gran personaje de Celeste y el plan de escape de su marido violento, diseñado de la mano de su terapeuta en Big Little Lies

¡Cómo me gusta esta serie! Me gusta el efecto que causa en todos los que la seguimos. La vemos y hablamos de las mujeres, de la violencia a puerta cerrada, la que vivimos nosotros, la que viven otros, de las relaciones de poder, las de dependencia, de sexo.

Hablamos de control que se disfraza de amor, de violencia que se confunde con pasión, seguridad que se confunde con monotonía o monotonía que parece seguridad.

En realidad, esta nueva colaboración con jupsin.com va de las mujeres que se quedan. Pero, al terminar de escribir, no he podido evitar pensar en el gran personaje de Celeste y el plan de escape de su marido violento, diseñado de la mano de su terapeuta en Big Little Lies.

Las madres continúan cuidando de sus hijos, los maridos dando su apoyo, los niños siguen siendo adorables y las casas son igual de bonitas. Pero aquella noche de la recaudación de fondos de la escuela lo cambió todo, dejando a la comunidad tocada, las “Cinco de Monterey” (Madeline, Celeste, Jane, Renata y Bonnie) unieron sus fuerzas para para recoger las piezas de sus maltrechas vidas.

La situación de máximo riesgo para la integridad de la mujer puede ser el momento de la separación, cuando el agresor se da cuenta de que la pérdida es  inevitable

Separación, máximo riesgo

La gran mayoría de las personas piensan desesperadas que si una mujer atrapada en un matrimonio violento abandonara a su marido estaría por fin a salvo, cuando en realidad está comprobado que las amenazas, el acoso y las agresiones aumentan cuando la mujer intenta dejar al agresor.

Casi todos los feminicidios coinciden en el momento en el que la mujer por fin reunió el valor para abandonarlo. La situación de máximo riesgo para la integridad de la mujer puede ser el momento de la separación, cuando el agresor se da cuenta de que la perdida es algo inevitable.



Hogar, foco de violencia para las mujeres

La familia y el hogar que deberían ser sinónimos de seguridad, protección y cariño son el mayor foco de violencia para muchas mujeres y menores. La Asociación Médica Americana reporta que el 25% de las mujeres es víctima de maltrato doméstico por lo menos una vez en la vida.

La asociación médica americana reporta que el 25% de las mujeres es víctima de maltrato doméstico por lo menos una vez en la vida.

Las situaciones de aislamiento que son fomentadas por la vergüenza y el estigma social constituyen un caldo de cultivo para las agresiones repetidas y prolongadas.

Las víctimas pueden sentirse incapaces de escapar del control de los agresores al estar atadas a ellos por la fuerza física ,por la dependencia emocional ,por el aislamiento social o por distintos tipos de vínculos económicos ,legales o sociales.

El maltrato al que se ven expuestas puede presentarse en diferentes terrenos y muchas veces es fomentado por otros miembros de la familia o de la sociedad que rodea a la pareja quienes incluso suelen menospreciar muchos de los pedidos de ayuda que esta pueda hacer.

“¡Cómo me gusta esta serie! Me gusta el efecto que causa en todos los que la seguimos. La vemos y hablamos de las mujeres, de la violencia a puerta cerrada, la que vivimos nosotros, la que viven otros, de las relaciones de poder, las de dependencia, de sexo” – Alejandra Moreno – Psicóloga y criminóloga.

Las formas más habituales de maltrato

Maltrato físico

  • Puñetazos, golpes, patadas, amagos de estrangulamiento, etc.

Maltrato psicológico

  • Desvalorizaciones, criticas, humillaciones permanentes, burlas, posturas y gestos amenazantes, amenazas de suicidio, de violencia, de quitar el dinero, echarla de la casa, quitarle a los niños, dañar a la familia de ella, control de las amistades.

Luz de gas, ignorar por largos periodos de tiempo, hostilidad, reproches, insultos.


  • Limitación del dinero o restricción de las salidas de casa, conductas destructivas sobre bienes de valor económico o sentimental, maltrato a los animales domésticos, y al final culparla a ella de las acciones de él.

  • Luz de gas, ignorar por largos periodos de tiempo, hostilidad, reproches, insultos.

  • Desprecio de las opiniones y/o de las tareas, de la profesión, empleo, actividades o incluso del propio cuerpo de la víctima; e indiferencia, que representa una falta total de atención a las necesidades afectivas y los estados de ánimo de la mujer.
Los síntomas de depresión, como la apatía, la indefensión, la perdida de esperanza y la sensación de culpabilidad, contribuyen a hacer aun mas difícil la decisión de buscar ayuda o adoptar alguna medida al respecto.

Maltrato sexual

  • Violación. Con esto me refiero a establecer relaciones eróticas sin la más mínima contrapartida afectiva o a la imposición de conductas percibidas como denigrantes por la víctima.

La violencia intrafamiliar se aprende de generación en generación


  • Una vez que el agresor maltrata por primera vez a una mujer, aunque muestre arrepentimiento repite la acción con mayor intensidad y por razones más insignificantes.

El dolor y angustia de la víctima resultan un estímulo en lugar de causar empatía o compasión. Incluso hay agresores que si, por ejemplo, la víctima llora se ponen aún más agresivos.


  • La violencia intrafamiliar se aprende de generación en generación. Los niños aprenden que es un recurso eficaz para lidiar con su enojo y las niñas aprenden que deben aprender a lidiar con la violencia de los hombres.


Así es el maltrato doméstico

  • Es crónico. Las víctimas suelen permanecer en promedio hasta 10 años antes de tomar algún tipo de medida.

  • Se trata de mantener en secreto. Se tarda en buscar ayuda por dependencia económica, por vergüenza, por miedo, indefensión generada, no aceptar el fracaso de la relación.

  • Buscan ayuda, generalmente, cuando hay una crisis mayor. Por ejemplo podría ser cuando él comienza a violentar a los hijos también.

  • A mayor dependencia y falta de igualdad en la relación mayor es la probabilidad de que esta se vuelva una relación de abuso de poder.


¿Por qué se quedan las mujeres maltratadas?

  • Temor a que el cumpla alguna amenaza
  • Dependencia del marido
  • La opinión de los demás
  • Aislamiento
  • Protección de sus hijos
  • Minimizan el problema porque se acostumbraron a vivir en tensión
  • Indefensión generada
  • Resistencia a reconocer el fracaso de la relación
  • Temor al futuro en soledad

Baja autoestima, asertividad deficiente y capacidad escasa de iniciativa, facilitan la cronificación del problema y la adopción de conductas de sumisión

Ciertas características de personalidad, como baja autoestima, asertividad deficiente y capacidad escasa de iniciativa, facilitan la cronificación del problema y la adopción de conductas de sumisión. El habituarse a la violencia causa los siguientes síntomas:

Conductas de ansiedad extrema

Fruto de una situación incontrolable de la vida y la seguridad personal. La violencia repetida e intermitente, entremezclada con periodos de arrepentimiento y ternura suscita en la mujer unas respuestas de alerta y de sobresalto permanentes.

Precisamente, por esta ambivalencia del agresor el maltrato es una conducta que no suele denunciarse. Y si se denuncia, no es nada extraño que la víctima perdone al agresor antes de que el sistema penal pueda hacer algo.

Casi la mitad de las mujeres se atribuyen a sí mismas la culpa de lo que les ocurre pensando erróneamente, como consecuencia de un estereotipo social, que quizás ellas se lo han buscando.

Depresión y perdida de autoestima así como sentimientos de culpabilidad

Los síntomas de depresión, como la apatía, la indefensión, la perdida de esperanza y la sensación de culpabilidad, contribuyen a hacer aun mas difícil la decisión de buscar ayuda o adoptar alguna medida al respecto.

La depresión está muy ligada con el déficit de autoestima y la falta de implicación en actividades lúdicas

La depresión está muy ligada con el déficit de autoestima y la falta de implicación en actividades lúdicas.

Los sentimientos de culpa están relacionados con las conductas que la víctima ha realizado para evitar la violencia: mentir, encubrir al agresor, tener contactos sexuales a su pesar, consentir el maltrato a los hijos, no educarles adecuadamente, etc.

Casi la mitad de las mujeres se atribuyen a sí mismas la culpa de lo que les ocurre pensando erróneamente, como consecuencia de un estereotipo social, que quizás ellas se lo han buscando.

A las mujeres que se culpan a sí mismas de los abusos les cuesta mucho más acudir a un centro asistencial, a la policía o a un abogado.

La vergüenza social experimentada puede llevar a la ocultación de lo ocurrido y contribuye a una mayor dependencia del agresor

Aislamiento social y dependencia emocional del hombre dominante

La vergüenza social experimentada puede llevar a la ocultación de lo ocurrido y contribuye a una mayor dependencia del agresor, quien a su vez, experimenta un aumento del dominio a medida que se percata del mayor aislamiento de la víctima.

Estrés post traumático

Los síntomas están relacionados con el trauma ya vivido o con el temor a sufrir nuevos episodios de violencia. Las mujeres pueden separarse, pero no les resulta fácil evitar el contacto con el maltratador, especialmente cuando hay niños implicados. Por ello, el trastorno de estrés postraumático no se reduce si persiste el temor de ser golpeadas de nuevo.

Y si, además, denuncian y las autoridades correspondientes no les brindan las medidas de protección necesarias se sienten completamente solas y desprotegidas por el gran riesgo en el que están.

En el siguiente artículo mencionaré algunas sugerencias de cómo fortalecerse psicológicamente antes de abandonar una relación tóxica.

Volviendo a Big Little Lies puedo adelantar que hacer redes, tener amigas, es un buen comienzo…



PERFIL DEL AUTOR

Alejandra Moreno

Psicóloga, criminóloga y perito. Universidad Humanitas. Diplomada en counseling emocional y educativo. UDLA


2 comentarios en “Big Little Lies y las mujeres maltratadas”

  • Magdalena Duarte 4 julio, 2019 05:59

    Excelente artículo, es importante después de tu labor que quienes lo tengamos a la mano nos encarguemos de difundirlo, en seguida lo comparto, te felicito mucho, sigue adelante!!!

  • Liliana Nogueira B. 2 julio, 2019 02:10

    Excelente reportaje. Es una lástima que muchas se dan cuenta y toman la desición después de muchos años de violencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos