Trol de la vida real

‘Troles de la vida real’ – Por Linnette Avendaño, Psicóloga y Docente – Desde México especial para jupsin.com

  • La intención del trol es molestar o provocar respuestas negativas entre los usuarios y lectores de ciertas comunidades en la red para que estos discutan entre sí, alterando un asunto normal para que acabe en ‘desastre’.


¿Y qué pasa con los troles de la vida real?

Un trol en la vida cibernética describe a una persona que se caracteriza por publicar mensajes provocadores, irrelevantes o fuera de tema.

Su intención es molestar o provocar respuestas negativas entre los usuarios y lectores de ciertas comunidades en la red para que estos discutan entre sí

Su intención es molestar o provocar respuestas negativas entre los usuarios y lectores de ciertas comunidades en la red para que estos discutan entre sí, alterando un asunto normal para que acabe en ‘desastre’.

Aunque el término, en un principio, se refería a la práctica en sí y no a la persona, ciertas acciones intencionalmente provocativas y acosos fuera de un contexto en línea se han ido transformando hasta aplicarse en las personas que incurren a ese tipo de prácticas.

Seguramente, has notado que en las redes sociales nunca está ausente el usuario que contradice alguna nota, algún estado, algún comentario de una persona que ni siquiera conoce. Pero, ¿te has preguntado si esa persona es el mismo trol en su círculo de amigos? ¿qué tan lejos está de serlo? ¿está dentro de mi grupo de amigos?

Linnette Avendaño, psicóloga y docente, es colaboradora habitual de jupsin.com desde Mexicali, Baja California (México).

Tortura psicológica

Mi amiga Carolina tiene la costumbre de viajar con sus amigos cada día de asueto. Aunque a veces son viajes exprés siempre regresa fastidiada. ¿Cómo puede ser si se supone es un viaje de placer?

Pareciera que la forma de dirigirse de sus colegas es ‘jugando’, ‘molestando’ al más débil. Ya saben, cachetadas con guante blanco, ‘chingaquedito’

«Estábamos en la revisión cuando un soldado ha preguntado si todos teníamos la mayoría de edad, a lo que un ‘amigo’ respondió, “pues sí, todos, aunque unos no parezca” (refiriéndose a mí).»

En otras ocasiones, Carolina siente que la subestiman, como si realmente fuera una persona ‘tonta’, ‘ingenua’, ‘incapacitada’ y ha llegado a la conclusión de que en sus últimos trayectos, cuando ese amigo’ comienza con sus comentarios fuera de contexto, otra persona más de ese viaje se fortalece y se suma al ataque, creando un ambiente tenso, convirtiendo ese viaje de placer en tortura psicológica.

Pareciera que la forma de dirigirse de sus colegas es ‘jugando’, ‘molestando’ al más débil. Ya saben, cachetadas con guante blanco, ‘chingaquedito’.



La burla recurrente hacia Carolina es porque se enamora a cada rato, al grado de molestarla con comentarios como ‘y ahora quién es el siguiente’, ‘no te duran’, ‘qué les haces’.

Ni siquiera se detienen a pensar que ella es la que sabe lo que quiere y lo que no quiere y termina dejando a la persona que está en proceso de conocer, determinando que sus supuestos amigos son troles de la vida real que no la conocen.

Los amigos son para hacerte sentir cómodo, no para denigrarte, mucho menos frente a otros

«Hace poco asistí a una reunión donde estaban los amigos de Carolina, justo iba Carolina acompañada de una amiga, y a la amiga de carolina le dijeron “con razón ustedes son amigas” tomando en cuenta que ya se estaban burlando de la amiga de Carolina; ha sido la peor expresión con intención de molestar que he escuchado de una persona que rebasa los 40 años, no volveré a reunirme con esos adultos dañados, no tenemos por qué tolerar eso»  (Martha).

En fin, historias como esas campan a sus anchas. el problema es que las personas no toman en cuenta comentarios negativos que vienen desde su mismo círculo amistoso, pues los amigos son para hacerte sentir cómodo, no para denigrarte, mucho menos frente a otros.

La burla recurrente hacia Carolina es porque se enamora a cada rato, al grado de molestarla con comentarios como ‘y ahora quién es el siguiente’, ‘no te duran’, ‘qué les haces’.

Comunicación asertiva

La sugerencia es que para enfrentar una situación incómoda con personas que se comunican de manera negativa es responder de forma asertiva ya que ésta se basa en una actitud positiva, expresando opiniones sin sentirse culpable, pero sobre todo sin que la otra persona se sienta ofendida.

Una persona asertiva se sentirá cómoda con su forma de pensar y expresar, no es pasiva ni agresiva y sabe cómo decir las cosas

Una persona asertiva se sentirá cómoda con su forma de pensar y expresar, no es pasiva ni agresiva, es una persona que sabe cómo decir las cosas.

Tanto Carolina como su amiga practican la comunicación asertiva y son un ejemplo respondiendo ante sus acosadores de la siguiente manera: “¿qué has dicho, es que no alcancé a escucharte?”

Y surte efecto con respuestas como…“no, nada, no he dicho nada” . Da resultado no alimentar una falta de respeto con personas que no se están tomando una amistad en serio. Es importante, en estas situaciones:

  • Asegurarnos de que nuestra autoestima es alta porque nos permitirá analizar a los demás para decidir qué voy a permitir de otros hacia mí y que no.
  • Observar las intenciones de los otros para establecer límites.
  • Ponerse en el lugar del otro y tratarlo de forma asertiva, aunque él no se comporte de igual manera. No entrando en juegos ni dinámicas que nos alejen de nuestro objetivo.
  • Sentir seguridad para determinar lo que merecemos

Esto implica:

  • Firmeza en las propias concepciones, sentimientos y pensamientos.
  • Expresión del propio Yo.


Asertividad, necesidades, emociones

Rodéate de personas sanas que quieran lo mejor para ti, que te impulsen, te estimen y no te juzguen

La asertividad es una herramienta que permite optimizar las relaciones humanas. No es simplemente decir lo que piensas.

Significa comprender tus necesidades, hacerte responsable de tus emociones y en última instancia conectar con los demás. Pero si los demás no quieren conectar contigo, está bien, ¡tú te lo ahorras y ellos se lo pierden!

Rodéate de personas sanas que quieran lo mejor para ti, que te impulsen, te estimen y no te juzguen. Los amigos se dan a través del tiempo y de las experiencias, en una amistad puede haber diferencias y estar en desacuerdo, pero, no se puede perder el respeto. “Una persona feliz no ataca a los demás”.


PERFIL DEL AUTOR

Linnette Avendaño

Mexicana. Licenciada en Psicología con Máster en Ciencias de la Educación y 9 años de experiencia profesional. Desarrolla con intensidad una importante labor docente, imparte conferencias y escribe columnas de opinión sobre su especialidad. Lo suyo es también la terapia racional emotiva-conductual, la psicopedagogía y la orientación vocacional. “La psicología es parte de todos y necesita compartirse, porque ofrece oportunidad de crecer psicológica, emocional, sociológica y espiritualmente. La seguridad, el optimismo y la confianza son mi guía. Me gusta caminar entre la gente, acercarme, que se sienta conmigo y yo con ella, bajar del escenario”. Vivió en Málaga y formó parte de la AECC y Los Ángeles Malagueños de la Noche.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No mires para otro lado...

Adelántate

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos