Mi pareja sufre acoso laboral, ¿qué puedo hacer?

Elena Rubio, ‘la psicóloga en tus zapatos’

Algo ha cambiado en tu pareja en los últimos meses. Se ha distanciado, está más irascible, por cualquier cosa se derrumba, ha perdido el apetito o, por el contrario, come con más ansia, está más callado, no cuenta nada del trabajo…

Se ha distanciado, está más irascible, por cualquier cosa se derrumba, ha perdido el apetito o, por el contrario, come con más ansia, está más callado, no cuenta nada del trabajo

Esto podría deberse a infinitos motivos, pero no descartes que uno de ellos sea que tu pareja podría estar sufriendo mobbing.

En el mejor de los casos, tu pareja, aunque lo esté pasando mal, ha sido capaz de contarlo y compartir su sufrimiento contigo.

Ante ambas circunstancias, pueden darse dos situaciones:

  • Que la persona sea consciente de que esto que le está pasando es acoso laboral y que no es justo
  • Que lejos de pensar que está sufriendo mobbing, aún sigue en la fase de preguntarse qué ha hecho él o ella para estar así, sintiéndose culpable por todo lo que le ocurre y cambiando su comportamiento cada día para ver si así consigue ganarse la aceptación de sus compañeros, jefes, subordinados, etc.
Elena Rubio, psicóloga - Foto: Jesús Umbría
Elena Rubio, psicóloga – Foto: Jesús Umbría
Enea Coaching Psicología - jupsin.com - acoso
Si necesitas ayuda psicológica haba con Elena Rubio – Enea Coaching Psicología

¿Qué puedo hacer si mi pareja sufre acoso laboral?

Antes de nada, si nuestra pareja está sufriendo mobbing, habremos notado que seguramente haya afectado a nuestra relación, de muchas maneras posibles: por falta de comunicación, porque habéis dejado de hacer las cosas que solíais hacer (ya nunca le apetece salir, etc.), la actividad sexual se ha visto reducida sustancialmente, etc.

Tu pareja vendrá a casa con mensajes negativos,  derrumbado y con necesidad de que le escuches, le consueles y estés siempre ahí

A todo esto, hay que añadir que, si tu pareja ha conseguido confiar, continuamente vendrá a casa con mensajes muy negativos, muy derrumbado y con necesidad de que le escuches, le consueles y estés siempre ahí.

Y todo esto, por tanto, te estará afectando a ti, como persona. Es normal que quieras ayudar, acompañar y dar buenos consejos, pero no olvides que tú también eres vulnerable, y que para ayudar hay que estar bien. Así, en el orden que ahora te indicamos, lo que te recomendamos es:

  • Revisa cuánto te está afectando todo esto a ti:
    1. ¿No entiendes por qué tu pareja se comporta así? ¿Por qué no es capaz de enfrentarse a sus acosadores, y a veces hasta te enfada porque no hace caso a tus consejos? Piensa que su autoestima está minada; tus consejos pueden ser los mejores (o no), pero cuando una persona ha llegado a esta situación, es difícil poder hacer frente a sus acosadores.
    2. ¿Sientes que no puedes ayudar? ¿Sientes culpabilidad por no haberte dado cuenta antes? Las personas somos auténticos expertos en ocultar sentimientos cuando nos lo proponemos. Si tu pareja no ha querido/podido compartir lo que estaba sufriendo, ni tú ni nadie podría notarlo con claridad. Sí puedes detectar indicios, síntomas, y tratar de “convencerles” para compartir lo que les ocurre.
    3. Si esto te está afectando mucho, valora el pedir ayuda, tomar algo de distancia y reconstruirte. Para poder ayudar al que está al lado, uno tiene que estar en buen estado, con la fortaleza suficiente.
  • Una vez te sientas fortalecido, haz sentir a tu pareja que estás ahí incondicionalmente para lo que necesite, que le escucharás y hablarás cuando lo necesite, y callarás cuando te lo pida. No le juzgarás, sólo le acompañarás.
  • Ese acompañamiento será recordándole sus virtudes, fortalezas, situaciones en las que otro momento pudo afrontar de otra manera (tal vez le ayude a darse cuenta de que no es imposible, de que en algún momento pudo hacerlo de otra forma).

Publicidad - ConRdeRuido (grande)_Fotor
También puedes leer los artículos de Elena Rubio sobre ruido y psicología en conRderuido.com

Trata de hacerle ver que en su mano está el cambio, pero que necesita esfuerzo y afrontar momentos duros, aunque nunca serán tan duros como lo que ya está viviendo actualmente

  • Si aún no se ha dado cuenta de que está sufriendo acoso y piensa que todo lo que le pasa es culpa suya, trata de hacerle ver que no es así. Muéstrale documentos, te será útil la información publicada en jupsin.com, etc. que le hagan ver que lo que está sufriendo es mobbing.
  • Recomiéndale que se informe sobre si en su empresa hay un protocolo de acoso y cómo puede actuar salvaguardando su integridad.
  • Como hemos hablado en nuestros artículos anteriores, para poder enfrentarse a estas situaciones y otras futuras, es fundamental rearmarse como persona, recuperar la autoestima y habilidades sociales para comunicarse con otros iguales. Por ello, es importante, sugerirle que acuda a un psicólogo terapeuta experto en acoso laboral con el que pueda trabajar.
  • Para ayudarle (sin hacer el trabajo completo por él/ella) tal vez le puedas sugerir los recursos a los que puede acudir (el psicólogo o la ayuda legal más especializada), para que se decida a actuar.

Tu papel no es sencillo, y sí importante. Trata de hacerle ver que en su mano está el cambio, pero necesita esfuerzo y afrontar momentos duros, aunque nunca serán tan duros como lo que ya está viviendo actualmente.


PERFIL DEL AUTOR

Elena Rubio

Psicóloga Sanitaria y Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales, especializada en factores psicosociales. Más de 15 años de experiencia en formación. Actualmente ayudo desde el ámbito clínico, en consulta, a las personas que desean mejorar su situación o aliviar su dolor. Especialista en talleres y cursos de formación en empresas e instituciones diversas. Mi vocación es la ayuda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe todas las novedades de jupsin' suscribiéndote a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades de jupsin' suscribiéndote a nuestro newsletter