Inteligencia emocional contra el acoso escolar

¿Por qué el acoso?

El acoso tiene que ver con el autoconocimiento o, mejor dicho, con la falta del mismo. En el ‘juego’ del acoso hay varios actores.

Por un lado, está el acosador, evidentemente; por otro, el acosado; por otro los observadores pasivos, y por otro más, los espectadores que, aun teniendo el poder de hacer algo para remediarlo, se quedan con los brazos cruzados, indiferentes, argumentando que son sólo cosas de niños.

Los acosadores no se sienten amados, han sufrido a su vez el acoso,  están creciendo o han crecido en familias desestructuradas, o tienen una baja autoestima

Sin ánimo de defender ni justificar a nadie, y teniendo en cuenta que casi siempre que salta la alarma del acoso casi toda la atención se centra en la víctima, el acosador es un individuo que ha sufrido menosprecio, falta de atención, falta de amor, o la ausencia de sus padres, entre otros.

Los acosadores son niños que no se sienten amados, que han sufrido a su vez el acoso, que están creciendo o han crecido en familias desestructuradas, o que simplemente tienen una baja autoestima.

El acosador es también una víctima. Víctima del vacío emocional.

Y en todo este embrollo de emociones y sentimientos de abandono, desamor, rabia e indiferencia es donde entra en juego el importante papel de la inteligencia emocional.

Beatriz Ayala, Doce Patas de Grillo, cuento, acoso escolar, jupsin.com, inteligencia emocional

¿Qué puede hacer la inteligencia emocional contra el acoso escolar?

La inteligencia emocional ayuda a desarrollar todas las capacidades que nos permiten resolver los problemas que tienen una relación directa con las emociones, ya sean las nuestras o las de los demás.

Los niños emocionalmente inteligentes son más proclives a resolver sus problemas de forma no violenta, y, por tanto, son futuros adultos más tolerantes y con una visión más plácida de la realidad. Son más tolerantes a la frustración, capaces de gestionar sus emociones, el estrés, la depresión y sabrán generar emociones positivas.

Los niños que aprenden IE aprenden también la compasión, el perdón, la ayuda mutua, la resiliencia, el respeto, la empatía

La inteligencia emocional es la clave de una vida emocional sana, de una actitud positiva. 

La IE es la clave para que el niño llegue a expresar y controlar sus sentimientos, a adquirir autonomía, a ser capaz de tomar las decisiones más adecuadas y a ser capaz de sobreponerse a las dificultades y a las situaciones conflictivas con las que pueda tropezar en su vida.

Los niños que aprenden Inteligencia Emocional aprenden también la compasión, el perdón, la ayuda mutua, la resiliencia, el respeto, la empatía. Aprenden a gestionar y a resolver problemas mediante la búsqueda de soluciones win-win y de forma no violenta.

La inteligencia emocional ofrece los útiles y estrategias necesarias para ayudar a los niños a gestionar y hacer frente a los conflictos, para aprender a vivir en harmonía, para optimizar su impacto a todos los niveles en el seno del colegio, en general, y su vida de todos los días en particular.

Cuando el niño sabe quién es, reconoce

lo que le ocurre a él y a los demás y, entonces, el bullying queda fuera de juego

El bullying en fuera de juego

La inteligencia emocional debe estar presente en la familia, la escuela, los padres, los maestros, los niños… pues la correcta gestión de las emociones es un paso fundamental para prevenir el acoso.

Y cuando el niño ya sabe quién es, cuando sabe reconocer lo que le ocurre y lo que le ocurre a los demás, el bullying queda totalmente fuera de juego.


TODOS A UNA - acoso escolar - jupsin.com - formación
TODOS a UNA se presenta en el número de marzo de 2018 de la prestigiosa revista educativa ‘Padres y Maestros’

Beatriz Ayala, jupsin.com, Doce Patas de Grillo, inteligencia artificial, acoso escolar
Beatriz Ayala, autora de ‘Doce Patas de Grillo’.

Mi ambicioso objetivo, un mundo mejor

Llevar la inteligencia emocional al sistema educativo.

La inteligencia emocional refuerza la autoestima, desarrolla la empatía, el respeto y contribuye a la resolución de problemas, mejora los resultados académicos, reduce la violencia, ayuda a la cooperación y contribuye a la creación de un mundo mejor.

Y ante esto, ya no ha lugar el bullying.

Y ¿qué mejor si lo hacemos jugando?

Confieso que me encanta escribir. Cuando comprobé en carnes propias que el cuento es el vínculo perfecto para llegar a grandes y chicos, supe que tenía que ofrecer a todo aquel que así lo deseara, la oportunidad de acceder a la enseñanza a través de mis propios cuentos.

Jugar, jugar y jugar. Es el punto de partida. Aprendemos jugando porque aprendemos aquello que nos emociona. Y eso es lo que hago con los niños, jugar, jugar y jugar para desarrollar sus capacidades emocionales y sus habilidades para el bienestar.

La inteligencia emocional hace de nuestros niños personillas más felices, con mayor confianza en sí mismas, con buenos resultados académicos y, por supuesto, los prepara para ser adultos responsables, atentos, felices y exitosos.

En mi primer cuento, autoeditado, se aborda el reconocimiento y la gestión de las cuatro emociones básicas.

El cuento incluye una guía para padres y educadores y una serie de actividades que ayudan al niño a conectar con su mundo emocional y a conocerse mejor

El cuento incluye una guía para padres y educadores y una serie de actividades que ayudan al niño a conectar con su mundo emocional y a conocerse mejor.

Parafraseando a Pitágoras, quien dijo, educad al niño y no será necesario castigar al hombre, quiero terminar diciendo: desarrollad en los niños su inteligencia emocional y convertidlos en los adultos que harán de éste un mundo mejor.

No estoy muy activa en las redes sociales, pero me puedes encontrar en Twitter (@BAyalaCoach) y si te interesa hacerte con un ejemplar de Doce patas de Grillo no dudes en pedírmelo directamente a beatrizayalacoach@hotmail.com.


BANNER Colegio Castilla - jupsin.com - acoso escolar


PERFIL DEL AUTOR

Beatriz Ayala

Máster en inteligencia emocional y escritora | Madre apasionada | Soñadora y cabezota | Doce Patas de Grillo es mi primer cuento sobre inteligencia emocional |En la búsqueda de herramientas para la transformación me hice Experta en coaching personal y ejecutivo, y profundizando en el desarrollo personal e humano decidí realizar un Máster en Inteligencia Emocional. En perpetua búsqueda me formé en PNL, resolución de conflictos, educación emocional y otras muchas disciplinas. Y sigo aprendiendo... Vivo en Ginebra, Suiza, y trabajo en el Sistema de Naciones Unidas desde hace 18 años, al tiempo que escribo cuentos y llevo la IE al sistema educativo. | Mi ambición, hacer de éste un mundo mejor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe todas las novedades de jupsin' suscribiéndote a nuestro newsletter

Recibe todas las novedades de jupsin' suscribiéndote a nuestro newsletter